HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


miércoles, 11 de marzo de 2015

ARRASARON CON TOPADORAS LA CIUDAD DE NIMROD

Integrantes del grupo terrorista ISIS destruyeron el tesoro arqueológico de la antigua capital asiria del siglo XIII a.C. Días después saquearon y destruyeron la antigua ciudad de Jorsabad.

Nimrod antes de su destrucción total
por el Estado Islámico o ISIS.
La furia destructiva de Estado Islámico (EI) también conocido como ISIS (Islamic State of Iraq and Syria o Estado Islámico de Irak y Siria), sigue incontenible. Su campaña de terror sumó entre sus víctimas a la antigua ciudad asiria de Nimrod, un sitio de incalculable valor arqueológico en el norte de Irak. La ciudad fue saqueada y arrasada, como sucedió en otros lugares, por ser un lugar donde se adoraba a múltiples dioses, ninguno de ellos el que pregonan los fundamentalistas.

Nimrod, conocida en la Biblia como Kalakh, fue una de las capitales de Asiria y está situada junto al río Tigris, a unos 30 kilómetros al sureste de Mosul, capital de la provincia septentrional de Nínive. El pasado 26 de febrero de 2015, los integrantes de ISIS difundieron un video por Internet que mostraba como destruían decenas de estatuas del Museo de la Civilización de la ciudad de Mosul, en Irak, entre ellas alguna de la época asiria (siglo VIII y VII a.C.), desenterradas en Nínive.

Isis destruye el león alado en la entrada
a la ciudad de Nimrod.
Después del saqueo y vandalismo en Mosul, los yihadistas habrían dicho a los guardias del museo que Nimrod era su próximo objetivo. Y lo hicieron, destruyeron una de las capitales asirias más importantes, barrieron con bajorrelieves y toros alados. Los integrantes de ISIS dieron rienda suelta a sus bulldozers o topadoras para devastar los restos del enclave arqueológico de Nimrod, cuyo origen data del siglo XIII antes de Cristo, cuando era el centro de un reino que se extendía hasta los actuales Egipto, Turquía e Irán. En su momento de esplendor, llegó a ser la capital de Asiria y lucía suntuosos palacios, decorados en la entrada con las conocidas figuras de toros alados con cabezas humanas.

Miembros de ISIS destruyen el Museo de la
Civilización en la ciudad de Mosul.
Testigos de la zona confirmaron el escenario de vandalismo en que se convirtió esta joya de la antigüedad a la que solían acudir arqueólogos de todo el mundo. Nimrod, está situada a orillas del Tigris, a unos 30 km al sur de Mosul, gran ciudad del norte de Irak, controlada por el ISIS desde junio pasado.

"Miembros de Estado Islámico vinieron a la ciudad arqueológica de Nimrod y saquearon los objetos de valor que había en ella y después procedieron a allanar el terreno", dijo una fuente a la agencia Reuters. Y precisó que solía haber estatuas y muros, así como un castillo, que fueron totalmente destruidos.

Imagen difundida por ISIS de supuestas
ejecuciones de soldados iraquíes.
La semana pasada el aparato mediático de ISIS subió a la red imágenes que no sólo espeluznaron a los expertos y a la gente del lugar: armados con martillos pesados, los yihadistas destruyeron estatuas asirias en la ciudad de Mosul. Según uno de los milicianos que aparecían en el video, las estatuas eran "un símbolo de politeísmo". Y agregó, para reforzar su justificación religiosa, que también el profeta Mahoma destruyó imágenes de ídolos.

Según algunos analistas, esas excusas sólo ocultan los motivos reales que inducen la destrucción. Por un lado son un vehículo de propaganda muy útil para reclutar a nuevos adeptos, ante los que escenifican su fortaleza e impunidad. Y en otro plano se proponen impresionar a sus enemigos, que parecen incapaces de contener sus desafueros.

Los yihadistas de ISIS tratan de sembrar
el miedo y el terror.
Markus Hilgert, director del Museo del Medio Oriente Antiguo de Berlín, dijo que la destrucción de Nimrod "es una catástrofe para el patrimonio cultural de la humanidad", todavía más grave que lo que se hizo en Mosul. "En Nimrod se destruyó el contexto arqueológico, que dice mucho sobre las piezas halladas y les otorga significado", señaló.

En Irak existen todavía decenas de miles de sitios arqueológicos que pasaron todo tipo de asechanzas a lo largo de los siglos. Sólo en las últimas décadas, desde la sangrienta guerra con Irán en los años 80, y luego de ser invadido por los Estados Unidos, en Irak se encadenaron sucesivos saqueos en estos sitios que están expuestos e indefensos. Grandes territorios en el Norte y el Oeste están bajo control de ISIS, entre otros la ciudad desértica de Hatra, que integra el patrimonio cultural de la Unesco. Para los arqueólogos es imposible el acceso a los yacimientos arqueológicos en áreas bajo dominio jihadista.

Yihadistas femeninas del Estado Islámico.
Muchos de los monumentos más famosos de Nimrod fueron retirados hace años por los arqueólogos, incluidos los colosales toros alados que ahora están en el British Museum de Londres y cientos de piedras preciosas y piezas de oro que fueron llevadas a Bagdad. Pero las ruinas de la antigua ciudad siguen siendo fuente de estudios y excavaciones desde que comenzaron en el siglo XIX con los científicos y aventureros europeos. En la década de 1950 hasta pasó por allí la novelista de misterio británica Agatha Christie, que trabajó entre los restos de Nimrod acompañando a su marido, el arqueólogo Max Mallowan. Nimrod adquirió aún mayor relieve en 1988, cuando un equipo de arqueólogos descubrió una tumba con una espléndida colección de joyas y piezas de oro.

Una de las fuentes de financiación de ISIS es
el contrabando de antigüedades.
Sin posibilidades materiales de evitar nuevos desastres, el gobierno reaccionó de forma simbólica. Luego de las destrucciones de estatuas en Mosul, se reinauguró el fin de semana pasado el Museo Nacional en Bagdad, que estuvo 12 años cerrado, desde los días de la invasión norteamericana en 2003 y que fuera saqueado desapareciendo 15.000 piezas de incalculable valor.

También en la vecina Siria se vive una catástrofe similar. La guerra civil comenzada hace cuatro años representó un duro golpe para los centros históricos. Las granadas y las bombas destruyeron lugares sin igual, como la ciudad vieja de Aleppo, en el norte del país. Y lo que escapa a la guerra cae en manos de los saqueadores. La milicia del Estado Islámico hizo del contrabando de antigüedades una de sus fuentes de financiación, entre sus variadas entradas de dinero, para seguir rodando en nombre de su doctrina fundamentalista por Siria e Irak, como la venta clandestina de petróleo de las zonas conquistadas y las crecientes donaciones del exterior.

Irina Bokova, directora general de la
UNESCO: "No podemos permanecer en
silencio. La destrucción deliberada del
patrimonio cultural constituye un crimen
de guerra".
“Este nuevo ataque contra el pueblo iraquí es una prueba más de que la limpieza cultural de que es objeto Irak no se detiene ante nada ni ante nadie”, declaró la búlgara Irina Bokova, directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). “No podemos permanecer en silencio. La destrucción deliberada del patrimonio cultural constituye un crimen de guerra”, añadió desde París, antes de hacer un llamamiento “a todos los responsables políticos y religiosos de la región para que se alcen contra este nuevo acto de barbarie”.

Bokova, pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) abordar el caso. Para el Gobierno de Bagdad, la destrucción de Nimrod constituye un desafío y fue dirigido “al corazón de la cultura del mundo y al sentir de la humanidad”.

Estatua derribada en la antigua ciudad de
Dur Sharrukin (Jorsabad).
Por su parte, fuentes gubernamentales iraquíes denunciaron ayer el saqueo y posterior destrucción de la antigua ciudad de Dur Sharrukin (Jorsabad), en el norte de Irak, que fue fugaz capital de la civilización asiria durante el reinado de Sargon II (722-705 a.C.) en el tercer ataque del ISIS contra el patrimonio del norte de Irak en la última semana. En la demolición, los extremistas usaron varios excavadoras.

Los estadounidenses podrían comprobar si han destruido esas ciudades milenarias con los satélites que lo ven todo. Pero hay una guerra de propaganda y a Estados Unidos le interesa presentar al Estado Islámico como una amenaza mayor de lo que es para hacer luego lo que quiera.

Qué es ISIS
Todo comenzó en el 2004 cuando el fallecido Abu Musab al Zarqawi formó un grupo separatista de al Qaeda en Irak. En junio de 2006, al Zarqawi fue asesinado en un ataque de Estados Unidos. Abu Ayyub al Masri, su sucesor anunció varios meses después la creación del Estado Islámico en Iraq (ISI).

El grupo ISIS en Irak.
El grupo no tenía dinero, era muy débil en el 2010. Su única posibilidad era participar en la guerra civil y a partir de ahí comenzaron a conquistar territorios.

En abril de 2013, el Estado Islámico en Irak absorbió al grupo militar respaldado por al Qaeda (financiado por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) en Siria, Jabhat al Nusra, también conocido como Frente al Nusra. Su líder, el extraño Abu Bakr al Baghdadi dijo que su grupo ahora sería conocido como Estado Islámico en Iraq y el Levante.

El ISIS lanzó una ofensiva en junio de 2014 en Irak y se apoderó de amplios territorios, especialmente al norte de Bagdad. Aunque no se conocen los datos exactos del financiamiento de ISIS se piensa que controla 2.000 millones de dólares y se compone de 10.000 combatientes, lo que permite a este grupo combatir exitosamente contra el Ejército iraquí y así intentar controlar una región que se extiende desde la ciudad de Alepo en Siria, hasta las ciudades de Faluya, Mosul y Tal Afar en Irak.

Civiles ejecutados por ISIS en la ciudad de Tikrit.
Las fuerzas gubernamentales iraquíes, apoyadas por los ataques aéreos de la coalición internacional dirigida por los Estados Unidos, tratan desde hace varios meses de recuperar el terreno perdido. Lanzaron el lunes 9 de marzo una ofensiva que movilizó a 30.000 hombres para retomar Tikrit, segunda ciudad más importante conquistada en Irak por el ISIS después de Mosul. Los de ISIS se retiraron pero siguen casi intactos.

ISIS es una creación americano-turco-israelí (por eso Israel está tan tranquilo), armado, equipado y financiado por Arabia Saudita. Ellos, de hecho, han armado a ISIS dándole apoyo en su lucha por derrocar el régimen de Bashar Al Assad en Siria (enemigo del Estado de Israel) y generar la anarquía en Irak.

El 27 de agosto de 2014 el Ejército Sirio Libre (ESL) y el Frente al Nusra (o sea el Estado Islámico) expulsaron al ejército de Damasco del paso de la ciudad de Quneitra, situada en el Golán sirio que da al territorio del Golán ocupado por Israel. Desde entonces se ha hablado con intensidad de un contacto directo entre Israel y Al Qaeda, ya que el Frente al Nusra es el brazo de Al Qaeda en Siria y también el brazo de ISIS.

La situación suscita preguntas acuciantes: ¿Por qué Israel permite que Al Qaeda establezca una posición justo del otro lado del Golán y que comunica directamente con el Golán ocupado? ¿Por qué nunca ha atacado las posiciones de Al Qaeda inmediatas a su territorio? ¿Por qué sí ha atacado al ejército de Damasco que combate a Al Qaeda?

El grupo terrorista del Frente Al Nusra forma
parte del Estado Islámico y mantiene
buenas relaciones con Israel.
La prensa de Damasco ha llamado la atención sobre el hecho de que la aviación israelí haya bombardeado posiciones del ejército sirio en momentos claves en defensa del Frente al Nusra, es decir el Estado Islámico, cuando los rebeldes necesitaban apoyo aéreo.

No cabe duda de que si Israel lo hubiera querido habría expulsado fácilmente al Frente al Nusra de la frontera. El no haberlo hecho indica que no ve a ISIS como una amenaza.

ISIS, solo mercenarios sanguinarios
Las actitudes del denominado Estado Islámico alimentan dudas sobre quienes realmente son y cuáles son las intenciones reales de este grupo, porque supuestamente un ejército islámico no puede drogarse, ni alcoholizarse. Según testigos el alcohol corre por las filas de ISIS, y se habla en inglés y francés entre sus filas y muy poco árabe, lo que permite inferir que no es más que un grupo de mercenarios reclutados en distintas partes del mundo fingiendo ser un grupo de musulmanes fanáticos.

Caravana de Isis en el desierto de Irak.
"A día de hoy hay 3.000 europeos”, que combaten en nombre del autoproclamado Califato musulmán dijo el primer ministro francés, Manuel Valls.

La misma ex ministra de relaciones exteriores de los Estados Unidos, Hillary Clinton, admite el apoyo brindado por la Casa Blanca a las milicias del ISIS, que luego de ocupar parte de Iraq y de Siria, está llevando a cabo una limpieza étnica contra cristianos y yazidies (minoría kurda de religión zoroastriana), perpetrando atroces asesinatos, incluso de niños y mujeres.

Hillary Clinton admitió que los terroristas
de ISIS fueron creados por la Casa Blanca.
En una entrevista concedida al medio digital The Atlantic, Clinton admite que esta milicia ha sido creada por la Casa Blanca pero que se le escapó de las manos. “Hemos fracasado en crear una guerrilla anti-Assad creíble… El fracaso de este proyecto ha llevado al horror al que estamos asistiendo hoy en Iraq”.

Los  constantes videos que muestran los integrantes de ISIS van revelando que es un rejunte de gente de todo el mundo por un sueldo que reciben puntualmente cada mes.

Tarkhan Batirashvili, un militar miembro de
la Inteligencia de Georgia se ha convertido
en Abu Omar al-Shishani, uno de
los jefes de ISIS.
Un ex miembro destacado de Al Qaeda como el ex comandante Nabil Na’eem, afirmó en su día a la cadena de televisión Al-Maydeen, de Beirut, que ISIS es una creación neta de la CIA y el Mossad.

Entre los reclutados “islámicos” están de países tan alejados como Georgia donde se reconoció a un tal Abu Omar al-Shishani, miembro de la inteligencia militar georgiana, cuyo verdadero nombre es Tarkhan Batirashvili, que se ha convertido en uno de los principales jefes terroristas del Estado Islámico.

El judío alemán Kreshnik Berisha se ha convertido
en un fanático "combatiente del Islam".
Tampoco han faltado a la cita con el terrorismo “yihadista” un judío alemán convertido milagrosamente en un cruzados islámico, como Kreshnik Berisha, al que detectaron “in fraganti” en un video como “combatiente” de ISIS. Lo que ocurre es que hay un problema con este individuo: antes de irse a hacer la “yihad”, el tal Berisha jugaba en su país en un equipo de fútbol, cien por ciento judío, llamado TuS Makkabi Frankfurt. Lo hacía para disimular, ya que a las masas le hacen creer que es “un fanático combatiente del Islam”.

Mohamed Emwazi, más conocido como
Jihadi John, se graduó en la Universidad
inglesa de Wesminster y es hincha
del Manchester United.
Otro de los identificados es Mohamed Emwazi, un londinense de 26 años, más conocido como Jihadi John. El verdugo encapuchado de Estado Islámico, que ha oficiado el asesinato de cinco rehenes indefensos y maniatados, resulta que en  2006 ingresó a la Universidad de Wesminster donde se graduó. Le gusta la ropa de la marca Nike y es hincha del Manchester United.

Pero la revelación más sorprendente es que el líder de ISIS es un judío, se trata de un actor israelí convertido en Abu Bakr Al Baghdadi. El jefe supremo del Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi, el llamado “Califa”, es, según lo revela el ex espía de la NSA Edward Snowden, un israelí de nombre Elliot Shimon (hijo de padre y madre judíos). En un agente operativo del Mossad y entrenado por este organismo. El llamado “Elliot” fue entrenado en todo lo concerniente a la cultura árabe, preparado para el espionaje y la guerra psicológica contra las sociedades árabes e islámicas.

El líder de ISIS, Abu Bakr al Baghdadi, es un actor
israelí de nombre Shimon Elliot que ha sido
entrenado por el Mossad en todo lo
concerniente a la cultura árabe.
En el año 2010 el actor Abu Bakr al Baghdadi se puso a la cabeza de la organización, después de que el líder anterior, Abu Omar al Baghdadi, fuera abatido. Un año después fue declarado terrorista por Estados Unidos, que ofreció 10 millones de dólares de recompensa por información que condujera a su captura o muerte. Abu Bakr al Baghdadi habla de volver a los tiempos del califato islámico pero aparece con un reloj Rolex de oro en su mano derecha.

Snowden dijo que “documentos de la NSA se refieren a que la única solución para la protección del Estado judío es crear un enemigo cerca de sus fronteras”. El propósito es luchar contra este “nuevo enemigo” y poder avanzar en sus planes de llegar a construir el “Gran Israel”.

Abu Bakr, el líder del Estado Islámico con un
Rolex de oro.
ISIS se inició como supuestos “insurgentes sirios” con el propósito de derrocar al presidente Bashar Al-Assad, el cual con su ejército bien preparado logró detener los planes y arrinconó a ISIS en la ciudad de Alepo, al Norte de Siria, zona fronteriza con Turquía. Sin embargo, ISIS incursionó hacia Irak, y actualmente el “califato” se extiende desde la ciudad de Alepo, en el norte de Siria, hasta la provincia de Diyala, en el este de Irak.

ISIS no tiene nada que ver con el islamismo, según la reina Rania de Jordania. Esta fue la idea que defendió en una entrevista con Arianna Huffington, la fundadora del medio estadounidense The Huffington Post. Sus palabras sacaron aplausos entre el público pues afirmó que le quitaría la primera ‘I’ a ISIS porque “no hay nada islámico en ellos”.

ISIS no es más que una banda de mercenarios
destinados a crear conflictos en Medio Oriente.
ISIS, por sus siglas en inglés, se autoproclaman como un Estado Islámico, pero que excluye a los islámicos no extremistas. Esto es justamente lo que a la reina Rania de Jordania le molesta, porque este grupo terrorista no tiene nada que ver con la fe, sino que es sólo fanatismo. 

“Creo que dentro de la comunidad internacional no nos tendríamos que centrar en el carácter religioso, porque cuando lo hacemos, les damos una legitimidad que no se merecen”, aseguró en la entrevista realizada en Londres.


"Este grupo terrorista no tiene nada que ver con
la fe", dijo la reina Rania de Jordania
refiriéndose a ISIS.
La esposa del rey Abdalá II advirtió a los países occidentales que las verdaderas intenciones de ISIS es la siguiente: “Quieren que les llamen islámicos porque cualquier acción contra ellos será clasificada automáticamente como una guerra contra el Islam, que es exactamente lo que quieren. Quieren que Occidente se vuelva contra el Islam porque esto les ayudará con su reclutamiento”.

En síntesis, la presencia de ISIS forma parte de un plan para fragmentar Oriente Medio en estados vasallos étnica y religiosamente divididos. Como dijo Josef Stalin: El camino más fácil para poder controlar una población es realizar actos públicos de terror”.

1 comentario:

  1. La abominación desoladora de la bestia gringonazisionista expoliadora apóstata capitalista iluminatizadora masonica satánica apocalíptica antisemita de EEUU concadenado con las bestias imperialistas del Apocalipsis de Daniel capítulo 7 y el falso profeta gringonazisionista satanico antisemita pseudo Israel arremeten contra la santidad Palestina, y las bendiciones de Noe, Abraham, Isaac , Jacob y Jesucristo.

    ResponderEliminar