HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


viernes, 2 de diciembre de 2016

OVNIS ALEMANES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

La construcción en secreto de naves aéreas circulares por parte de los alemanes durante el Tercer Reich fue el tema que el 1° de diciembre abordaron en una charla los investigadores rosarinos Daniel Wetzel y Raúl Luis Pirini.

Los alemanes en secreto, construyeron naves
aéreas circulares durante la Segunda
Guerra Mundial.
Presentados por el reconocido investigador Guillermo Aldunati, conductor del programa radial Más Allá del Límite, la disertación se realizó a partir de las 19.30 horas en un bar de la calle San Lorenzo, de la ciudad de Rosario, ante un público numeroso de entendidos en el tema. Los dos estudiosos hablaron sobre algunos de los prototipos de aeronaves con forma discoidal que ya habían comenzado a diseñarse antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial y proyectaron un audiovisual de unos 45 minutos sobre este tema apasionante.

Raúl Pirini durante
la disertación.
Raúl Luis Pirini, realizador audiovisual y profesor de Escuela Secundaria, destacó que ambos llegaron a interesarse por el tema al conocer personalmente en un pueblo de la provincia de Santa Fe a una media docena de ancianos alemanes directamente involucrados en los proyectos secretos de naves discoidales, incluso conocieron tripulantes de uno de los prototipos, el Haunebu II. Varios de ellos ya fallecieron y quedan unos pocos cuya edad ronda los 95 años.

Cabe destacar, aunque no lo aclararon los disertantes, que Alemania a partir de 1933 vivía una época de progreso en todos los campos: había pleno empleo (antes de eso había 6,5 millones de desocupados), cada alemán que se casaba era propietario de su propio hogar, el país poseía las primeras autopistas del mundo, los autos más rápidos, la primera televisión (durante los Juegos Olímpicos de 1936), las mejores películas de entretenimiento, la industria farmacéutica de primer nivel, los aviones más veloces (entre ellos los primeros aviones a reacción de la historia), y de mayor autonomía de vuelo, los mejores submarinos, la mejor cohetería, etc. Y en secreto, sus científicos venían desarrollando varias líneas de investigación para desarrollar aviones circulares, como los llamaban en esa época y diversos sistemas para propulsarlos.

Ilustración del Haunebu I.
Por su parte, el investigador Daniel Wetzel, de 44 años, experto en robótica, afirmó que en realidad esos prototipos de naves voladoras fueron desarrollados a partir de 1938 en una base secreta que los alemanes fundaron en la Antártida. Concretamente en el sector “Nueva Suabia” como se le llamaba, y reclamado por Alemania. Luego de probarlos se continuó su desarrollo en Europa.

Alemanes en la Antártida
Explicó Wetzel que la Expedición Antártica Alemana 1938/39, poseía motivos geoestratégicos para tomar posesión de un sector  antártico.

El buque Schwabenland viajó en 1938 a
la Antártida para construir una base
polar alemana.
Destacó que la Argentina tiene una presencia continua en su sector antártico desde 1904 y dónde ya han nacido 77 personas en bases antárticas argentinas.

El 17 de diciembre de 1938 el barco Schwabenland, con el Capitán de Navío Alfred  Ritscher (1879-1963) como líder de la  expedición, partió rumbo a la Tierra de la Reina Maud, donde llegó el 20 de enero de 1939.

El 3 de febrero el hidroavión Boreas, con Ritscher a bordo, descubrió un área del continente libre de hielos y  con pequeños lagos, lugar que fue bautizado como  “Oasis  Schirmacher” en honor al piloto del  avión. Se tomaron 11.600 fotografías aéreas que permitieron  confeccionar detallados mapas de los montes Wohlthat y de las montañas Alexander von Humboldt. 

El Schwabenland, durante el lanzamiento de
un hidroavión en la Antártida en 1939.
De los 350.000 Km² fotografiados más de la mitad fueron cartografiados. La región explorada, con una superficie de 600.000  Km², fue denominada Neu-Schwabenland, “Nueva Suabia”, en honor al barco de la expedición. Esta expedición se abocó a la tarea de preparar el terreno para la instalación de una base antártica (llamada Nuevo Berlín) donde se armaron los prototipos de Haunebu que se probaron en la Antártida y años después fueron llevados a Alemania. Hay rumores que la base aún estaría en funcionamiento operada en secreto por alemanes que no quisieron rendirse a los Aliados. Actualmente, la base alemana Neumayer III se ubica en el noroeste de Nueva Suabia.

Terminada la guerra, los Aliados estaban intrigados sobre las operaciones alemanas en el sector de Nueva Suabia. Esa fue la razón de la mentirosa “campaña científica” del comandante Richard Evelyn Byrd (1888-1957), al frente de un total de 15.000 hombres a bordo de 13 navíos.

Daniel Wetzel y Raúl Pirini destacaron que
conocieron personalmente a los científicos
alemanes que crearon el Haunebu II y
a algunos de sus tripulantes.
El almirante Richard Byrd (que ya había estado en el Polo Sur en 1929), realizó el mayor despliegue militar de toda la historia  antártica, cuando la Armada estadounidense lleva a cabo la Operación High Jump (Salto en alto) en la temporada 1946/47.

Esta expedición, parte de la Guerra Fría, estaba organizada por Byrd y  se componía de 4.700 hombres armados y 13 barcos, entre los    que se encontraban un portaaviones, dos buques portahidroaviones, un crucero, varios destructores, dos rompehielos, petroleros, buques de transporte y un submarino. Antes de zarpar, Byrd afirmó que la duración de la expedición había sido calculada en por lo menos un año, pero a los tres meses de haber partido de los Estados Unidos, la flota ya estaba regresando.

Logo de la expedición antártica
alemana de 1938-1939.
Es un secreto a voces que se trató de una monstruosa operación militar encubierta. Es también un secreto a voces que cerca de 200 militares murieron –según los informes oficiales- en “accidentes”. La expedición también sufrió inmensas pérdidas materiales militares. Byrd advirtió que “la mayor amenaza llega ahora del Polo Sur porque observamos naves aéreas que podían volar a velocidades impresionantes”.

Los conflictos diplomáticos sobre la Antártida finalizarían pacíficamente con la firma del Tratado Antártico el 1 de diciembre de 1959 por los 12 países que habían llevado a cabo actividades científicas en el continente helado. El Tratado entró en vigor en 1961 y ha sido aceptado por muchas otras naciones.

Hilbert, el gran genio
Wetzel explicó que la base del funcionamiento de los aviones discoidales alemanes está en la matemática elaborada por el genio alemán David Hilbert, nacido el 23 de enero de 1862, en Königsberg (Kaliningrado), Prusia Oriental y fallecido el 14 de febrero de 1943 en Gotinga, Alemania). Este matemático alemán, reconocido como uno de los más influyentes del siglo XIX y principios del XX estableció y desarrolló la infraestructura matemática necesaria para la mecánica cuántica y la relatividad general. Fue uno de los fundadores de la teoría de la demostración, la lógica matemática y la distinción entre matemática y metamatemática. Un ejemplo famoso de su liderazgo mundial en la matemática es su presentación en 1900 de un conjunto de problemas que establecieron el curso de gran parte de la investigación matemática del siglo XX.

David Hilbert (1862-1943) con
sus fórmulas dio paso a la
base para la informática
teórica de Alan Turing.
Hilbert obtuvo su doctorado en 1885, permaneció como profesor en la Universidad de Königsberg de 1886 a 1895, cuando obtuvo el puesto de Catedrático de Matemática en la Universidad de Göttingen, que en aquel momento era el mejor centro de investigación matemática en el mundo, donde permanecería el resto de su vida.

Alrededor de 1909, Hilbert se dedicó al estudio de ecuaciones diferenciales e integrales; su trabajo tuvo consecuencias directas en partes importantes el análisis funcional moderno. Para poder llevar a cabo estos estudios, Hilbert introdujo el concepto de un espacio euclídeo de infinitas dimensiones, llamado más tarde espacio de Hilbert. Su trabajo en esta parte del análisis proporcionó la base de importantes contribuciones a la física matemática en las dos décadas siguientes, aunque en direcciones que por entonces no se podían anticipar. Más tarde, Stefan Banach amplificó el concepto, definiendo los espacios de Banach. El espacio de Hilbert es por sí misma la idea más importante del análisis funcional, que creció a su alrededor durante el siglo XX.

En 1912, Hilbert estudió la teoría cinética de los gases y pasó luego a la teoría elemental de radiación y a la teoría molecular de la materia. Incluso tras el estallido de la guerra en 1914, continuó celebrando seminarios y clases.

David Hilbert expuso la Teoría General de la
Relatividad ante la Academia de Ciencias
de Gotinga, 5 días antes que Einstein.
En octubre de 1914 David Hilbert formuló las ecuaciones de la Teoría general de la Relatividad. El 20 de Noviembre de 1915, Hilbert presentó su ponencia ante la Real Sociedad de Ciencias de Göttingen. El 25 de noviembre (es decir, cinco días después de la ponencia de Hilbert), presentó Einstein lo que vendría a conocerse como la versión definitiva de sus ecuaciones sin mencionar a Hilbert.

Los trabajos de Hilbert se anticiparon a varios avances en la formulación matemática de la mecánica cuántica. Su trabajo fue clave para el de Hermann Weyl y John von Neumann sobre la equivalencia matemática de la mecánica de matrices de Werner Heisenberg y la ecuación de onda de Erwin Schrödinger, y su espacio de Hilbert juega un papel importante en la teoría cuántica. En 1926, von Neumann mostró que si los estados atómicos se entendiesen como vectores en el espacio de Hilbert, entonces se corresponderían tanto con la teoría de función de onda de Schrödinger como con las matrices de Heisenberg.

En la tumba Hilbert su epitafio reza:
"Debemos saber, sabremos".
En 1920 Hilbert propuso de forma explícita un proyecto de investigación (en metamatemática, como se llamó entonces) que acabó siendo conocido como programa de Hilbert. Quería que la matemática fuese formulada sobre unas bases sólidas y completamente lógicas. Esto dio paso a la base para la informática teórica de Alonzo Church y Alan Turing.

Entre los alumnos de Hilbert se encuentran Hermann Weyl, el campeón mundial de ajedrez Emanuel Lasker, Ernst Zermelo y Carl Gustav Hempel. John von Neumann fue asistente suyo.

En la tumba de David Hilbert en Göttingen, se puede leer su epitafio: Wir müssen wissen, wir werden wissen ('Debemos saber, sabremos').

Los discos voladores del Reich
Wetzel, mencionó diferentes diseños de objetos volantes alemanes, como los Haunebu. Hubo varios modelos que fueron probados, entre ellos, los ultrasecretos Haunebu I, Haunebu II, Haunebu III, el Vril I, Vril II y la Andrómeda.

Ilustración de submarinos y discos
alemanes en la Antártida.
También mostró fotos del “Die Glocke”, o la “campana”, un proyecto “ultrasecreto” alemán de una nave en forma de campana.

Al terminar la guerra la producción de todas las naves fue abortada, entre ellas “Die Glocke”, o la “campana”, que fue hallada en una mina abandonada próxima a la frontera checa, en los Sudetes o Baja Silesia. “La Campana” era el desarrollo de un aparato protegido por tropas especiales alemanas bajo la égida de un “Spezial Kommando” constituido por científicos altamente especializados y la “crema” de los oficiales de las SS, que trabajaban furiosamente, casi sobre el final de la guerra, en el desarrollo de un dispositivo antigravitatorio, espacio temporal que les iba a permitir ganar el conflicto bélico.

El extraño invento conocido como "Die glocke",
hallado en una mina abandonada
cerca de la frontera checa.
La cámara en la cual los alemanes llevaban a cabo los experimentos estaba situada en una galería cavada profundamente bajo tierra. Tenía un piso de aproximadamente 30 metros cuadrados y sus paredes estaban cubiertas con baldosas de cerámica con una sobrecapa de grueso revestimiento de goma. La “Campana” quizás continuó luego siendo experimentado secretamente en Estados Unidos pero sobre el cual se discute su verdadera función: generador de antigravedad, máquina del tiempo, o propulsor cósmico a velocidad lumínica, pero de algo se está seguro, el aparato excedía la física normal.

El vehículo aéreo Haunebu II llevaba cuatro
tripulantes y podía volar a 11.500
kilómetros por hora.
Ante la pregunta sobre porque Alemania no fabricó en serie, centenares de estas naves discoidales para poder ganar la guerra, el disertante respondió que los estrategas prefirieron destinar los esfuerzos y el presupuesto a otras armas que creían más efectivas como los aviones jet y la tecnología misilística de las V-1 y V-2, entre otros proyectos. No se llegó a tiempo a la fabricación masiva.

Wetzel concluyó que los 
objetos voladores originales 
se encuentran ocultos en 
Nueva Suabia.
También se le preguntó si los Haunebu no podrían haberse inspirado en algunos textos de la antigua India, donde se mencionan las vimanas y otros vehículos aéreos que volaron hace más de 5000 años antes de Cristo. Estos manuscritos pudieron haber sido llevadas a Alemania por alguna de las siete expediciones alemanas que fueron al Himalaya.

Su reflexión fue que si existió esa tecnología en la antigüedad, no puede afirmarlo, pero lo cierto es que existen planos de naves discoidales construidas por técnicos e ingenieros alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

Nave de combate Vril desarrollada
en 1942 y 1943.
Explicó que el modelo Haunebu II llevaba cuatro tripulantes y podía volar a 11.500 kilómetros por hora. El Haunebu III tenía 71 metros de diámetro. En otro sector de investigación, existía otro proyecto independiente de los Haunebu, que se desarrollaba en el Departamento E-4, donde la SS en el más absoluto secreto desarrolló la nave Vril, que era netamente de combate. Llegaron a construirse 17 aparatos de la serie Vril-1. Su diámetro era de 11,56 metros, podían alcanzar velocidades de 2.900 km./h y llevaban un cañón teledirigido como dotación de combate. Hay rumores que se llegó a desarrollar, hasta el Vril-7. El primero ensayo con el Vril 7 tuvo lugar al parecer sobre el mar Báltico en invierno de 1944. Fue todo un éxito.

Corte esquemático de la nave nodriza
Andrómeda, de 140 metros de largo.
Respecto al navío aéreo “Andromeda-Gerät”, o “aparato Andrómeda” era una nave nodriza. Tenía forma de cigarro, y esto coincide con la descripción de muchos pilotos de vuelo que dicen haber visto Ovnis con esa forma y de unos 140 metros de longitud. Esta nave era un gigantesco portaaviones volador que albergaba a los Haunebu.

Todas estas aeroformas circulares que fueron construidas por Alemania les llevaban más de 50 años de adelanto tecnológico a los Aliados. Varias de estas naves tan avanzadas eran capaces de alcanzar el espacio exterior.

En una base secreta de Nueva Suabia
aún permanecerían ocultos los
objetos voladores alemanes. Hacer 

clic en el mapa para ampliarlo.
Finalizaron los disertantes alegando que si bien, muchos de estos proyectos alemanes cayeron en manos de los Estados Unidos y la URSS, como es el caso de los miles de científicos alemanes que llevaron al espacio tanto a la URSS como a los Estados Unidos, por ejemplo, Werner von Braun (gracias al cual los norteamericanos lograrían realizar el cohete Saturno V), pero sus proyectos estaban basados en la técnica convencional (motores de propulsión a reacción o de hélice, a lo sumo). La técnica antigravitacional secreta fue puesta a salvo con antelación. Antes de rendirse, los alemanes llevaron los Haunebu y otras naves secretas a un lugar seguro, simplemente, se pusieron a resguardo en la “Nueva Suabia”, en la Antártida, en forma provisoria, para evitar que cayeran en manos del enemigo, y allí permanecen en una base secreta bajo los hielos eternos.

Como conclusión, científicos alemanes en apenas 12 años (1933-1945), consiguieron avances científicos (especialmente aeronáuticos, astronáuticos y bélicos) de una magnitud inimaginable que aún permanecen ocultos por las grandes potencias.
Por Alberto Seoane

jueves, 1 de diciembre de 2016

UNA NUEVA CÚPULA GIGANTE QUE RECUBRE LA CENTRAL NUCLEAR DE CHERNÓBIL

La obra en forma de arco, conocida como Nuevo Sarcófago Seguro, mide 108 metros de alto, 162 metros de largo, 257 de ancho con un peso de más de 36.000 toneladas. La construcción fue instalada gracias a un sistema de rieles sobre el reactor averiado, cubierto por un sarcófago de hormigón erigido justo después del accidente nuclear en 1986, ya seriamente dañado.

Construcción del nuevo sarcófago de Chernobyl.
El nuevo y gigantesco sarcófago costó 1417 millones de euros y fue trasladado a lo largo de 327 metros desde su punto de construcción. En su interior la obra dispone de grúas móviles para futuras operaciones de desmantelamiento del antiguo sarcófago.

Se espera que la cúpula esté operativa en noviembre de 2017, cuando concluyan las pruebas de todos los equipos que la componen. Se calcula que durará 100 años, luego de los cuál las generaciones futuras deberán colocar otro sarcófago para detener la radiación.

Así se construyó esta obra que
costó 1417 millones de euros.
El nuevo sarcófago que cubre el cuarto reactor de la planta nuclear de Chernóbil, siniestrada en 1986, pesa cinco veces más que la Torre Eiffel de París. La bóveda será capaz de resistir un terremoto de magnitud 6, un tornado de categoría 3 y temperaturas extremas que van desde los -43 C hasta los 45 C.

Transcurridos 30 años del accidente de Chernóbil, la mayor catástrofe nuclear civil de la historia, los ingenieros han concluido la nueva cúpula protectora sobre la central siniestrada que garantizará su seguridad y protegerá la atmósfera de la radiactividad durante los próximos cien años, informa el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, que ha calificado la obra como "el proyecto de ingeniería más ambicioso del mundo".

Ilustración sobre como fue colocado el nuevo
sarcófago (NSC), sobre el dañado reactor 4.
La entidad gestionó la financiación de la estructura, la mayor construcción móvil jamás erigida, que recubre el reactor número 4 de la central.

El 26 de abril de 1986 estalló el reactor 4 y la radiación afectó a más de cinco millones de personas, principalmente en Rusia, Ucrania y Bielorrusia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Más de 600.000 personas participaron en las labores para hacer frente a la catástrofe y sus consecuencias.

Infografía de la tragedia de Chernóbil
y las etapas para la construcción del 

nuevo sarcófago para contener 
la radiación del reactor.
En apenas 206 días, un total de 90.000 hombres erigieron, en medio de durísimas condiciones, un cubo con 400.000 metros cúbicos de hormigón y 7.000 toneladas de estructuras metálicas sobre el reactor averiado, que este martes ha quedado cubierto por el NSC.

La obra en forma de arco, conocida como Nuevo Sarcófago Seguro (NSC, por sus siglas en inglés), mide 108 metros de altura, 162 metros de largo y pesa más de 36.000 toneladas. El nuevo y gigantesco sarcófago fue trasladado a lo largo de 327 metros desde su punto de construcción. En su interior la obra dispone de grúas móviles para futuras operaciones de desmantelamiento del antiguo sarcófago.

Así luce el enorme nuevo sarcófago
que tiene 100 años de garantía.
El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, en la ceremonia que tuvo lugar en la planta de Chernóbil para celebrar la instalación del nuevo sarcófago ha subrayado que “una coalición de 28 países que apoyan a Ucrania reunió 1.417 millones de euros para construirla”. “Muchas dudaban, no creían… Pero os felicito, queridos amigos. ¡Yes [sic], lo hicimos!”, ha exclamado.

Entre los países que donaron el dinero para la construcción del nuevo sarcófago figuran España, Rusia, EE.UU., Alemania, Reino Unido e Italia, entre otros.

Más información al respecto la hallará haciendo clic aquí:


miércoles, 30 de noviembre de 2016

CAUSAS QUE PROVOCAN LA PÉRDIDA DE LA SALUD, VIBRACIONES POSITIVAS Y NEGATIVAS, EN EL VIGÉSIMO PRIMER PROGRAMA DE HUMANIDAD Y COSMOS

Además se comentó del récord de los uruguayos al preparar el alfajor más grande del mundo con 500 kilos de peso, iones negativos y positivos, la piedra angular, una nevada en Tokio, en noviembre que es la primera en 54 años, una fortuna heredada en una casa de cien kilos de oro, una tribu amazónica aislada en la selva brasileña, y muchos otros temas.

Daniel Verón, José Luis Juárez y Alberto Seoane desarrollaron los temas antes citados, el martes 29 de noviembre, en el programa radial del mismo nombre que el blog, mientras que Alejandra Fernández aportó nombres y apellidos de pioneros de la medicina natural, quienes fueron atacados por la medicina ortodoxa, a pesar que curaron a miles de enfermos desahuciados por la medicina “oficial”. En tanto que la invitada Cristina Burgués desarrolló el tema de los celtas.

(Continuará).

martes, 29 de noviembre de 2016

TOKIO TIENE SU PRIMERA NEVADA EN NOVIEMBRE EN 54 AÑOS

La Agencia Meteorológica de Japón informó que una insólita nevada cayó en Tokio, a raíz del brusco descenso de la temperatura, algo que no se registra en este mes desde hace 54 años. También nevó en otras ciudades.

Tokio tuvo su primera nevada en noviembre,
algo que no sucedía desde hace 54 años.
Se registró una acumulación de nieve de unos 2 centímetros en Tokio y de más de 15 centímetros en áreas montañosas de la región de Kanto-Koshin. Las temperaturas disminuyeron por debajo de los cero grados.

La insólita nevada ocurrió el jueves 24 de noviembre, 40 días antes que el promedio, según datos de la Agencia Meteorológica de Japón. Las precipitaciones heladas se dejaron ver en otras ciudades como la cercana Yokohama o Utsunomiya.

Esta insólita nevada de noviembre de 2016,
si fuera cierto el "calentamiento global",
no tendría que haber sucedido.
La causa del fenómeno es un frente frío que se movió hacia el este cerca de las islas de Izu (situadas al sur de la bahía de Tokio), y una masa de aire frío de una temperatura de tres grados bajo cero y una altitud de unos 1.500 metros que se extendió sobre la región de Kanto. La nieve se acumuló en las veredas y en los automóviles en los suburbios occidentales de Tokio.

La nevada provocó demoras menores en los trenes durante los traslados matutinos de las personas hacia sus lugares de trabajo. La última vez que nevó en el centro de Tokio en noviembre fue en 1962. 

Si fuera cierto el supuesto "calentamiento global" esta nevada no tendría que haber sucedido.

lunes, 28 de noviembre de 2016

HACE 120 AÑOS SE PRODUJO UNO DE LOS PRIMEROS ENCUENTROS CON EXTRATERRESTRES

Sucedió en Lodi, California, donde dos testigos estuvieron cerca de ser abducidos y observaron tres seres humanoides de gran estatura y a su aeronave, el 25 de noviembre de 1896 y el hecho fue publicado en varios diarios californianos a partir del 27 de noviembre.

Retrato del coronel H. G.
Shaw (1843-1907).
El coronel Henry Glenville Shaw, un veterano de la Guerra Civil norteamericana y su amiga Camille Spooner viajaban en un carruaje cuando se encontraron con los extraños seres que llevaban en sus manos lámparas en forma de huevo que brillaban. Ellos intentaron llevarlos a su nave, pero finalmente desistieron, y se alejaron volando hacia su vehículo aéreo que tenía forma de cigarro. Este Encuentro Cercano del Tercer Tipo fue publicado en el periódico Stockton Evening Mail (fundado en Stockton en 1892), del 27 de noviembre de 1896, y al día siguiente, en el diario Stockton Daily Independent (fundado en 1861).

El curioso caso llegó a conocimiento de los periódicos de la ciudad de Stockton, California, donde residía el coronel Henry Glenville Shaw (1843-1907), uno de los testigos.

Tres visitantes extraños
Así tituló el Stockton Evening Mail lo que les relató el coronel H. G. Shaw. A continuación, un resumen de la noticia:

Misteriosa aeronave que fue vista en
Sacramento, San Francisco y otras ciudades
a partir del 19 de noviembre de 1896 en
adelante. La descripción corresponde a
centenares de testigos oculares.
Durante más de una semana los periódicos de toda la región han estado reportando la presencia de una supuesta nave o máquina voladora, que muchas personas de renombre afirman haber visto en varias ocasiones en los cielos por la noche. Si realmente o no hay un artilugio como ese navegando por el aire el periódico no lo puede determinar de manera satisfactoria, pero algunos de los periódicos han tomado el asunto en serio y otros han estado dispuestos a arrojar luz de las declaraciones. Un par de abogados de San Francisco se han asegurado un montón de publicidad gratuita, alegando tener clientes que han inventado y probado naves con éxito, y los periódicos han llenado varias columnas que hablan sobre el misterio aéreo.

El coronel Henry Glenville Shaw y Camille
Spooner, en el camino se toparon con tres
visitantes humanoides.
Este periódico hace la declaración anterior simplemente a modo de prólogo a una historia más notable que se relaciona con el coronel H. G. Shaw, de esta ciudad, antes de la redacción de esta noticia. El Coronel Shaw está abocado actualmente en la preparación de una muestra de la Asociación Comercial de Stockton que se mostrará en la Feria de cítricos, que se celebrará en Fresno durante el próximo mes. El caballero fue muy reticente a relatar la circunstancia, ya que él dijo que no tenía idea de que sería creído por nadie, y él era reacio a comparecer ante la opinión pública como un novelista o como un hombre que había mirado el cordón de los zapatos cuando estaba la luz roja. Cuenta la historia de la siguiente manera:

Ubicación de Lodi, California, en
los Estados Unidos.
“Si no fuera por el hecho de que no estaba solo cuando fui testigo del extraño espectáculo nunca lo habría mencionado en absoluto. El miércoles por la tarde salí de Lodi y Lockeford en compañía de Camille Spooner, una joven recién llegada de Nevada. Me fui a los lugares mencionados en la búsqueda de material para montar una exposición para representar este condado en la Feria de Cítricos de Fresno. Debo juzgar que salimos de Lodi poco antes de las 6 de la tarde, y cabalgamos en silencio cuando el caballo se detuvo de repente y dio un bufido de terror”.

Tres seres de 2,13 metros de estatura
aparecieron el 25 noviembre de 1896
en Lodi, California
.
“Mirando hacia arriba vimos tres seres extraños. Se parecían a los humanos en muchos aspectos, sin embargo no se parecían a nada que yo había visto en mi vida. Tenían casi o completamente siete pies de alto (2,13 metros) y muy delgados. Los dos estábamos un poco sorprendidos, como puede fácilmente imaginar, y el primer impulso fue el de correr. El caballo, sin embargo, se negó a moverse, y cuando vimos que estábamos siendo observados más con un aire de curiosidad que otra cosa, llegamos a la conclusión de salir e investigar. Me acerqué a donde estaban las extrañas personas y les pregunté de dónde eran. No parecían entenderme, pero empezaron – bueno, a “gorjear” expresa mejor que hablar. Sus palabras, si ustedes quieren llamarlas así, sonaban como un canto monótono, inclinado a ser gutural. Vi que era inútil intentar una conversación, así que me contenté con observarlos y examinarlos. Parecían tener mucho interés en nosotros mismos, el caballo y el carruaje, y escudriñaban todo con mucho cuidado”.

Pesaban menos de una onza cada uno
“Mientras estaban así comprometidos, también se me permitió inspeccionarlos. Como ya he dicho, eran de siete pies de altura y muy delgados. Me di cuenta, además, que sus manos eran bastante pequeñas y delicadas, y que sus dedos estaban sin uñas. Sus pies, sin embargo, eran casi el doble que los de un hombre común, a pesar de que eran estrechos, y los dedos de los pies también eran largos y delgados. Me di cuenta, también, que eran capaces de utilizar sus pies y los dedos lo mismo que un mono, de hecho, parecían tener un mejor uso de los pies que de sus manos. Actualmente descubrí que esto era probablemente una disposición de la naturaleza. Como uno de ellos se acercó a mí, extendí la mano para tocarlo, y colocando mi mano bajo su codo presioné suavemente hacia arriba, y he aquí lo levanté del suelo sin apenas esfuerzo. Debo juzgar que el peso específico de la criatura era de menos de una onza (28,3 gramos). Fue entonces cuando lo observé intentando captar la tierra con los dedos de los pies para evitar que lo levantara. Usted puede entender fácilmente que su peso ligero hizo necesaria una disposición de este tipo, o puede ser que perdiera la cabeza”.

El probable lugar del encuentro de Shaw y
Spooner con los tres seres, el canal de
irrigación de Woodbridge cerca de la
intersección de West Lodi Avenue con
la Lower Sacramento Road.
“No tenían ningún tipo de ropa, pero se cubrían con un crecimiento natural difícil de describir, no era pelo, tampoco era como plumas, pero era tan suave al tacto como la seda, y su piel era como el terciopelo. Sus rostros y cabezas estaban sin pelo, las orejas eran muy pequeñas, y la nariz tenía la apariencia de marfil pulido, mientras que los ojos eran grandes y brillantes. La boca, sin embargo, era pequeña, y me parecía que no tenía dientes. Eso y otras cosas me llevaron a creer que no comían ni bebían, y que la vida se sostenía por algún tipo de gas. Cada uno de ellos tenía bajo el brazo izquierdo una bolsa oscilante a la que se adjuntaba una boquilla, y cada poco tiempo uno u otro se colocaba la boquilla en su boca, y en ese momento escuché un sonido de escape de gas. Era mucho el mismo sonido que produce una persona en el inflado de una pelota de fútbol”.

De belleza indescriptible
“A partir de la descripción que doy no quiero que usted tenga la idea de que estas criaturas eran horribles. En apariencia eran marcadamente lo contrario. Estaban poseídos de una belleza extraña e indescriptible. Puedo expresarme de otra manera. Eran agraciados en un grado, y más divinamente hermosos que cualquier cosa que haya visto”.

El punto rojo en el mapa señala la ubicación
de Lodi, en el estado de California.
“La parte más extraña de la historia está aún por venir. Son las luces que llevaban. Cada uno tenía a la mano algo del tamaño de un huevo de gallina. Sosteniéndolos y abriendo parcialmente la mano, estas sustancias emitían la más notable luz intensa y penetrante que uno puede imaginar. A pesar de su intensidad no tuvo ningún efecto desagradable sobre nuestros ojos, y nos pareció que podíamos mirarla directamente. Me parecía ser una especie de mineral luminoso, aunque tenían el control total de la misma”.

Los 3 seres flotaron hacia una nave cigarro
que los esperaba sobre el agua, el 25
de noviembre de 1896.
“Por fin se cansaron de nosotros y de nuestro caballo y el coche, y luego uno de ellos, a una señal de alguien que parecía ser el líder, trató de levantarme, probablemente con la intención de llevarme lejos. Aunque yo no hice la menor resistencia no me podía mover, y, finalmente, los tres probaron sin el menor éxito. Ellos parecían no tener la potencia muscular fuera de ser capaces de mover sus propios miembros”.

Extraña nave aérea
“Bueno, después de tratar en vano de mover a cualquiera de los dos, se dieron vuelta en la dirección del canal Woodbridge, cerca del cual estábamos, y a medida que brillaban sus luces hacia el puente vimos un espectáculo sorprendente. Allí, descansando en el aire alrededor de veinte pies por encima del agua, estaba una nave inmensa. Era de 150 pies de largo (45,72 metros) por lo menos, aunque probablemente no más de veinte pies de diámetro (6 metros) en la parte más ancha. Era puntiaguda en ambos extremos, y fuera de un gran timón no había maquinaria visible. Los tres caminaron rápidamente hacia la nave, no como tú o yo caminamos, sino con un movimiento de vaivén, con los pies tocando el suelo sólo a intervalos de unos quince pies (4,5 metros). Los seguimos lo más rápidamente posible, y alcanzamos el puente cuando estaban a punto de embarcarse. Saltaron desde el suelo como resortes y luego flotaron elevándose hacia la aeronave, se abrió una puerta en un costado, y desaparecieron dentro. No sé de qué estaba construido el asunto, pero justo antes de que se encendiera lo golpeé con una piedra y no dio sonido. Pasó por el aire muy rápidamente y se expandió y contrajo con un movimiento muscular, y pronto se perdió de vista”.

El intento de abducción del 25 de
noviembre de 1896 en Lodi fracasó.
“Tengo una teoría, que, por supuesto, es sólo una teoría, que los que vimos eran habitantes de Marte, quienes han sido enviados a la Tierra con el propósito de obtener uno de sus habitantes. Me siento seguro al afirmar que las historias que han dicho ciertos abogados de San Francisco son falsas y torpes, y no se les debe dar crédito por ninguna persona”.

La explicación del coronel Shaw que, en su opinión, la nave había venido de Marte, era una teoría común para la época.

Los extraños seres vistos en Lodi, tenían
brazos muy largos con manos muy
delicadas y pequeñas.
Este caso inusual ocurrió el 25 de noviembre, y fue publicado el 27 de noviembre de 1896 en uno de los periódicos de la ciudad de Stockton, y luego en otros que repitieron la misma noticia.

No cabe ninguna duda que los privilegiados testigos tuvieron la visita de seres muy extraños, ajenos a nuestro planeta, ya que su masa era muy liviana, prácticamente rozando lo etérico, respiraban un gas que llevaban en bolsas y su lenguaje era semejante a un canto o gorjeo.

Por Alberto Seoane

viernes, 25 de noviembre de 2016

UN FRANCÉS ENCONTRÓ 100 KILOS DE ORO ESCONDIDOS EN UNA CASA QUE HEREDÓ

El afortunado encontró parte del metal precioso en una caja atornillada a la parte inferior de un mueble. El valor de las monedas, barras y lingotes asciende a los 3,5 millones de euros.

Parte del tesoro encontrado por el francés
que suma en total 100 kilos de oro.
Un francés que heredó una casa de un pariente fallecido ha descubierto un tesoro: monedas y lingotes de oro valorados en millones de euros, informa el diario Le Figaro, citando a la agencia AFP. La fortuna fue descubierta cuando el nuevo propietario comenzó a mover los muebles en su vivienda heredada con el fin de prepararlos para la venta.

El tesoro encontrado en una casa de Evreux,
Francia, contenía 37 lingotes de un kilo y
2 barras de oro de 12 kilos, junto con
5000 monedas de oro.
Los 100 kilos de oro estaban escondidos en varios lugares de la casa ubicada en el municipio francés de Évreux, Alta Normandía. El afortunado heredero encontró la primera porción del metal precioso en una caja de estaño con monedas, que estaba atornillada a la parte inferior de un mueble, luego en una caja con botellas de whisky llena de monedas doradas, y finalmente halló el lote mayor: barras de oro de 12 kilos y lingotes de un kilo cada uno, bien ocultos en el baño de la casa.

La casa del pueblo en Évreux, al sur de Rouen, Normandía,
donde se halló el tesoro, valuado en 3,5 millones de euros.
"Había 5000 monedas de oro, dos barras de 12 kilos y 37 lingotes de un kilo", comentó Nicolas Fierfort, un subastador local que fue testigo del descubrimiento, añadiendo que el tesoro, que tiene un valor de 3,5 millones de euros, "estaba muy bien escondido" bajo muebles y en el cuarto de baño.

Parte del tesoro hallado en
Évreux, Normandía.
El anterior dueño de la casa adquirió legalmente esta fortuna en los años 1950 y 1960, siendo encontrados todos los certificados de autenticidad. El heredero no es el único beneficiado del hallazgo, dado que, según la ley de sucesiones francesa, al fisco le corresponde el 45% de toda la propiedad heredada.

Este francés encontró un sorprendente tesoro de 100 kilos de oro escondido dentro los muebles y en otros lugares, como debajo de una pila de telas de lino y en un baño.

"Había 5000 piezas de oro, dos barras de 12 kilos y 37 lingotes de un kilo", dijo el subastador Nicolás Fierfort, de 41 años, a la agencia de noticias AFP.

Fierfort contó que visitó la casa ubicada en Évreux, en un pueblo al sur de Rouen, Normandía, en el norte de Francia, para tasar los muebles que estaba vendiendo el nuevo propietario.

Infografía de un diario francés, explicando 
algunos de los escondites del tesoro.
El destino hizo que fuera testigo del hallazgo, y al descubrir el nuevo propietario las barras y lingotes "en ese momento llamó a su abogado para hacer un inventario", dijo Fierfort.

El oro acaba de venderse a compradores en Francia y en el extranjero. Sin embargo, el diario local La Depeche, que fue el primero en publicar la historia, dijo que el golpe de suerte del heredero podía venir acompañado de un pequeño inconveniente.

El descubridor debe pagar un impuesto de herencia del 45% y, si el propietario original no declaró legalmente todos sus activos, el heredero deberá pagar otros tres años de impuestos por los que no se pagaron.