HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


miércoles, 16 de marzo de 2016

VALIANT THOR, UN EXTRATERRESTRE QUE ABANDONÓ LA TIERRA HACE 66 AÑOS

Se hizo conocer en nuestro mundo el 16 de marzo de 1957 y regresó al espacio el 16 de marzo de 1960. Valiant Thor era el comandante de una nave espacial con una tripulación de cerca de 200 seres. Fue llevado ante el presidente de los Estados Unidos Dwight Eisenhower y su vicepresidente Richard Nixon, se ofreció a darle información sobre como la humanidad podría vivir sin enfermedades, pobreza y muerte. Le dijeron "Lo sentimos, no podemos aceptar la información que nos das porque arruinaría la economía de la nación".

El investigador Frank E. Stranges
que dio a conocer su encuentro
con el extraterrestre en su libro
Extraño en el Pentágono,
publicado en 1967.
Según el investigador Dr. Frank E. Stranges (1927–2008), Val Thor medía aproximadamente 1,82 metros de altura y pesaba unos 84 kilos, tenía pelo marrón, ondulado y ojos cafés. Su esperanza de vida era de 490 años. El Dr. Stranges afirmó que tanto el presidente Dwight Eisenhower como Richard Nixon se reunieron con el extraterrestre. Timothy Good, ex asesor del gobierno de Estados Unidos que ha hablado abiertamente sobre su conocimiento de los extraterrestres también afirmó que el presidente Dwight Eisenhower se reunió con extraterrestres.

Estuvo viviendo en el Pentágono, por un lapso de tiempo de tres años, e iba y venía a voluntad. Finalmente, el comandante Val Thor se fue la mañana del 16 de marzo de 1960 en Alexandría, en Virginia Occidental, donde su nave espacial bajó, el entró y desapareció de la vista.

Stranges se entrevistó con el extraterrestre en diciembre de 1959 y contó que cuando le preguntó de dónde era, respondió: “Yo soy del interior del planeta que se llama Venus. Le pregunté cuántos visitantes de Venus actualmente estaban en la tierra y dijo: “Actualmente hay setenta y siete de nosotros caminando en medio de vosotros en los Estados Unidos. Estamos constantemente yendo y viniendo.”

Logo de la Asociación de
investigadores de Ovnis
fundada por Frank
Stranges en julio de 1967.
El investigador de Ovnis y pastor evangelista Frank E. Stranges, años después del encuentro con este supuesto ser del espacio exterior fundó en julio de 1967, en California, el National Investigations Committee on Unidentified Flying Objects (NICUFO).

El siguiente relato es un resumen de su libro Stranger at the Pentagon (Extraño en el Pentágono), publicado en 1967:

La Primera Reunión
16 de marzo 1957, en Alexandria, Virginia, uno de los mejores líderes del planeta Venus, que opera bajo la dirección de la Central de Control y que había sido elegido para hacer el contacto, así como dirigir el proyecto, aterrizó su nave y se reunió con dos agentes de policía, las armas desenfundadas.

La Casa Blanca, donde fue recibido Valiant 
Thor por Dwight Eisenhower el 16 de marzo 
de 1957.
Una transferencia de pensamiento rápidamente los convenció de que él no pretendía hacer daño y lo introdujeron en el asiento trasero de su coche patrulla. Después de cruzar Washington, D.C., fueron recibidos por el secretario de Defensa, John Foster Dulles, junto con seis de los miembros de su personal. Pronto la policía de cada distrito concebible y la agencia se habían unido en todo tratando de reclamar su derecho a acompañarlo a ver al presidente Dwight D. Eisenhower.

A través de su propia versión del poder del pensamiento positivo, él fue capaz de despedir a todos y pronto pasó a través de los puestos de seguridad seguido por un capitán de la Fuerza Aérea.

Foto tomada en setiembre de 1957 cerca de la
base Edwards, en California. Se observa un
disco volador siguiendo de cerca a un B-47.
El capitán Gould (no es su verdadero nombre) le pidió al alienígena que permaneciera allí y después de tragar un Bourbon murmuró…

“Dios mío, ¿por qué no pudo haber sucedido esto en mi día libre?”.

De repente la puerta se abrió y seis guardias armados condujeron a Val Thor a lo que parecía ser un ascensor. Pasó rápidamente a la parte inferior. La seguridad máxima estaba en el lugar. Después de transferir a un tren subterráneo, se apresuraron hacia la Casa Blanca. Seis funcionarios, seis guardias armados y tres hombres del servicio secreto le acompañaron a la oficina del presidente Eisenhower.

Desde detrás del escritorio, el Presidente se levantó mientras que los hombres del servicio secreto se mantenían nerviosos e inquietos. Al tiempo que extendía su mano para estrechar la del presidente, los hombres del servicio secreto sacaron sus revólveres y apuntaron a Val. Tras un cabeceo del presidente, bajaron renuente sus armas.

De pie frente a su escritorio, el Presidente dijo;

Dwight Eisenhower en su despacho.
“Por supuesto, usted sabrá que se han suspendido todas las reglas de protocolo. Tengo una buena sensación hacia usted. Por favor, señor, ¿cuál es su nombre?” “¿Y de dónde viene?”.

“Yo vengo del planeta al que la Biblia llama “estrella de la mañana y del atardecer.”

“¿Venus?”

“Sí, señor.”

“¿Puedes probar esto?”, le preguntó.

“¿Qué es lo que constituye una prueba?”

Él rápidamente respondió: “No sé”.

“¿Quieres venir conmigo a mi nave?”

Él respondió con una mirada burlona y dijo:

“Amigo, no puedo entrar y salir cuando yo quiera. Hay otros asuntos que deben considerarse. Hay comités que consultar y las medidas de seguridad deben ser respetadas. Por favor, pase algún tiempo con nosotros… Vamos a conocernos mejor... aprender más uno acerca del otro… y tal vez pronto, muy pronto, bueno… ya veremos.”

Richard Nixon
En ese momento, otro señor se precipitó en la habitación. Que resultó ser el vicepresidente Richard Nixon.

Richard Nixon, cuando era vicepresidente de
Eisenhower también conversó con Valiant Thor.
Él apreció en Val a un ser muy fino, agudo, con los ojos fijos y una aptitud sorprendente hacia la velocidad y habilidad.

“Mi nombre es Valiant”, dijo mientras el vicepresidente extendía la mano sin dudarlo.

“Seguro que habéis causado un gran revuelo...”

El Vicepresidente sonrió mientras seguía la conversación:

“Por supuesto, no estamos totalmente convencidos de nada todavía. Pero basta decir que se está revisando y con doble control todo lo que dice y hace. Cuando el sargento Young de Alejandría nos avisó por radio y afirmó que acababa de aterrizar en un platillo volador, lo que pensábamos...”, continuó, “fue que el sargento Young estaba delirando. Diga, ¿estaba usted adentro del ovni sobre Washington (oleada de 1952)? Sin duda alguna nos tenía a todos temblando, si fue usted”.

El extraterrestre le aseguró a Eisenhower y
Nixon que este planeta había sido objeto de un
riguroso análisis cientos de años antes de la
primera explosión atómica de 1945.
Tras asegurar que este planeta había sido objeto de un riguroso análisis de cientos de años antes de la explosión de una bomba atómica en 1945 y con su carta especial aún en la temblorosa mano del Presidente, se le pidió que siguiera de nuevo al Servicio Secreto de la misma manera que habían venido… rumbo al Pentágono que ya le había preparado un precioso y bien amueblado apartamento donde pasaría los próximos tres años.

Afortunadamente, él estaba preparado para una larga visita y se mantenía en constante comunicación con la nave. Hubo muchas ocasiones en que él mismo era teletransportado dentro y fuera de los cuartos, a menudo el ejercicio de “transmigración” causaba que los guardias de seguridad pudieran visualizar su rostro en una tarjeta de identificación inexistente.

Las fotos tomadas
Poco después de su llegada, junto con tres miembros de su tripulación, se unió a una “convención” en el patio trasero de la casa del señor Howard Menger (1922-2009) en High Bridge, Nueva Jersey. Era el mes de abril de 1957. Un determinado grupo de individuos que estaban interesados ​​en los OVNIs se reunieron ese día.

El contactado Howard
Menger (1922-2009), que
en 1957 organizó una
reunión en su casa de
Nueva Jersey donde
asistieron interesados
en los objetos voladores
y también alienígenas.
Menger era un individuo que mantenía contactos con seres extraterrestres procedentes de Venus desde la edad de los diez años según afirmaba, publicó en 1959 el libro From Outer Space to You (traducido al español como Mensajes del espacio exterior).

Val y los miembros de su tripulación, Donn, Jill y Tanyia, se habían cambiado al mismo tipo de ropa usada por sus amigos de la Tierra. La reunión fue muy interesante y estas personas estaban en el camino correcto. Estaba consternado al saber la forma indigna en que estas personas fueron tratadas por la prensa.

Sin embargo, estas personas creían su mensaje y esto era bueno. Un curioso joven fotógrafo, August C. Roberts, tomó varias fotografías, pensando que lo hacía sin el conocimiento de Val. El fotógrafo parecía estar muy preocupado cuando trató de hablar con él. Sin embargo, fueron esas mismas fotografías las que me trajeron junto a este inusual hombre en ese frío día de diciembre.

Sosteniendo el mensaje del Consejo Superior en la mano, el Presidente Eisenhower declaró que el ofrecimiento de Val para ayudar a la familia humana podría alterar la economía de los Estados Unidos y podría hundirla en el abismo del caos. En resumen, cortésmente le dijo a Val que la gente de este planeta no estaba preparada para hacer frente a condiciones tales como la llegada y existencia de un visitante extraterrestre además de que las recomendaciones de éste fueran puestas en acción.

Abril de 1957, reunión en el patio de la casa
de Howard Menger, en High Bridge, Nueva
Jersey. En el centro, escribiendo, Val-Thor.
Sin embargo, fue invitado a asistir a un número de científicos que estaban trabajando en proyectos médicos directamente relacionados con las ciencias del espacio. Su tiempo asignado para dar a conocer a los líderes de los Estados Unidos con sus sugerencias se limitaba a tres años.

Durante este tiempo, él se negó a dar información respecto a una cierta “bomba en el cielo”, que ahora conocemos como el sistema de Star Wars o “Guerra de las Galaxias”.

Ropa “Milagrosa”
En su apartamento, él fue capaz de mantener comunicaciones con la nave y se mantuvo informado de las crecientes tensiones en el mundo. Su uniforme fue sometido a pruebas de rigidez. Por los estándares de entonces, que ahora serían obsoletos. Ellos trataron de penetrar en el material con una broca de diamante, pero se rompió bajo presión.

Tres extraterrestres en abril de 1957. A la
izquierda, Jill, Donn Thor y Val Thor.
Salió ácido del uniforme y quemó el suelo haciendo un agujero.

Se disparó un rifle de alta velocidad en el uniforme, pero no logró perforarlo.

En el informe que el Presidente leyó estaba:

Apariencia física – de plata y oro suave brillante.
Tela – Desconocida.
Peso – Seis onzas, total, incluido el calzado.
Corte – Bien pegados como una túnica, sin mangas, bolsillos, botones, cierres, clips o ganchos.
RXT-2 Pruebas – Indestructible.

Por último, un coronel de ojos brillantes, lo escoltó a un lugar donde se realizaría la prueba final. Val miró al instrumento láser graciosamente. Sobre el mando, el láser dirigido a una fina línea de amplificación de la luz intensa por emisión estimulada de radiación. El coronel comenzó su discurso, este dispositivo contiene un rubí de cristal sintético en el cual los átomos, cuando son estimulados por las ondas de luz enfocada, amplifica y concentra estas ondas, se emitirá la luz. A medida que el coronel continuó hablando, su sonrisa dio paso a la consternación… el rayo fue totalmente ineficaz contra la prenda.

Val Thor con sus compañeros venusinos en
abril de 1957 en el patio de Howard Menger
en High Bridge, Nueva Jersey.
Balbuceó mucho después de que el láser fuera apagado. Reiteró lo poderoso que se habían convertido los Estados Unidos desde la desintegración del átomo. Val le dio una lección de fusión atómica. Agregó que cuando una reacción en cadena de la fisión nuclear se pone en marcha por un bombardeo de neutrones en los átomos o una carga de plutonio o isótopo de uranio con un peso atómico de 235 (U-235), una inmensa cantidad de energía es liberada de repente. El buen coronel finalmente se convenció y Val fue conducido de nuevo a su cuarto… junto con su uniforme.

1959 llegaba rápidamente a su fin.

Cuatro extraterrestres a la vista de todos:
Jill, Donn, Teel y Val Thor en abril de 1957.
Los jefes de Estado se encontraban en una constante agitación y la confusión era la regla del día. La indecisión causó retraso tras retraso. Los economistas y los gigantes industriales se reunían con políticos y jefes militares a diario. Los líderes del Gobierno no podían conciliar que Val estuviera en una posición de forzar su mano si así lo deseaba. Varios científicos intentaron descubrir los secretos de los viajes interestelares…. sin éxito.

La semana de Navidad estaba sobre nosotros. Yo había estado muy ocupado presentando una serie de conferencias científicas y hablando en una serie de Iglesias en Washington, D.C. A principios de ese mes, había regresado de Cuba donde me reuní personalmente con Fidel Castro.

Sin yo saberlo, Val, en colaboración con “Nancy Warren” (fue una de las pocas desde su llegada al Pentágono en la que él era capaz de discernir un corazón sincero y abierto y que amaba a Dios Todopoderoso, su país y su prójimo), formuló un plan por el cual le gustaría contactarse conmigo.

En el interior del Pentágono
Muchas personas en la Tierra viven una vida abiertamente, mientras que en sus corazones y mentes, viven otra muy distinta. Mentes dobles parecía ser una forma de vida en el edificio del Pentágono, que sirvió como el centro neurálgico de nuestra ocupada nación. Val, una vez me comentó que nunca había visto en una ubicación central tal confusión concentrada.

Saucerama, libro escrito
por Stranges en 1959.
“Nancy”, asistió a la conferencia/servicio que llevé a cabo en el Centro Nacional de evangelización, pastoreada por el Dr. John Mears, en Washington, D.C. Después de la conclusión de mi charla, se acercó a la plataforma y pidió hablar conmigo. Curiosamente, el fotógrafo de Nueva Jersey me había dado las fotografías de Val y yo las había estado mostrando en mis clases desde entonces. Yo no tenía conocimiento personal de ellos, con excepción de lo que el fotógrafo me había dicho. Cuando ella era incapaz de “agarrar” mi atención mientras yo estaba firmando ejemplares de mi libro Saucerama, mostró su documento de identidad del Pentágono y me llamó la atención rápidamente por decir lo menos.

Había presenciado el estudio y ella me preguntó si me gustaría conocer al hombre de las fotografías personalmente. Por supuesto, le respondí con un sí rotundo. Luego me preguntó si podía seguir las instrucciones de la carta, a lo que respondí que podía, y ella me dijo que la encontraría en la acera frente a mi hotel a las 8:00 am del día siguiente.

“Nancy” llegó a la hora exacta y así comenzó el viaje que por momentos veía irreal, pero que más tarde se demostraría sin lugar a dudas que verdaderamente existe vida en el universo de Dios.

Vista aérea del Pentágono.
Aquellos que estén familiarizados con el Pentágono saben que la circulación de tráfico normal que se acerca a él está a la derecha. Condujimos a la izquierda. Yo sabía que algo extraño estaba pasando. Tuvimos que hacer cola para pasar por un guardia de seguridad. Primero uno, después el segundo, “visualizaron” una tarjeta de identificación en mi solapa. Esto me sorprendió por completo y sentí que en cualquier momento, me atraparían, me esposarían y me arrojarían a una cárcel en alguna parte. Por supuesto, esto fue sólo mi imaginación y la anticipación de lo que iba a tener lugar. “Nancy” me dejó de pie frente a una puerta que no contenía ninguna marca.

Al abrirse la puerta, entré y me coloqué en el umbral. Mi cuerpo robusto desplazó un pie al otro mientras que despejé mi garganta. Los tres hombres en la sala desconocían completamente de mi presencia y me ignoraban. Yo estaba perplejo, por decir lo menos. Más tarde, me enteraría de que Val había nublado su mente y que hacía caso omiso de todo durante el periodo de la sesión.

Ellos continuaron con su trabajo.

El extranjero aparece
Al ser un ministro del Evangelio de Jesucristo, así como un estudiante de la Biblia durante muchos años, junto con mi experiencia como investigador especial, sentí como mis sentidos estaban funcionando correctamente y sabía exactamente lo que estaba a punto de hacer. Me puse en guardia para las falsificaciones y los fraudes. Entró un hombre, de unos seis pies de altura (1,82 metros), tal vez 185 libras (84 kilos), cabello castaño ondulado, ojos marrones.

Valiant Thor, foto tomada
por August C. Roberts.
Su tez parecía normal y ligeramente bronceada. Como me acerqué a él y él me miraba, ERA COMO SI ÉL MIRARA DERECHO A TRAVÉS DE MÍ.

Con una cálida sonrisa y extendiendo su mano, me saludó por mi nombre.

“Hola, Frank. ¿Cómo estás?”

Su autenticidad me sorprendió, pero rápidamente comprendí.

Como me tomó la mano, me sorprendió un poco al sentir la suave textura de su piel… como la de un bebé, pero con la fuerza de un hombre que atestiguó silenciosamente su energía e intensidad.

Su voz era muy fuerte y suave. Estaba lleno de propósito y carácter. Volví a mirar de nuevo por la habitación para ver si los otros hombres decían o hacían algo. Ellos seguían trabajando como si yo no estuviera allí.

Los pasillos del Pentágono.
Me di cuenta de que llevaba el mismo tipo de prendas de vestir que yo. Cuando le pregunté si tenía alguna otra ropa, dijo que les había dado a varios funcionarios una prenda para que pudieran realizar pruebas de ella. A continuación, se dirigió a un armario y sacó un “traje” de una sola pieza que brillaba como el sol que entraba por la ventana que golpeaba la tela.

Pensé que parecía un sol líquido. Le pregunté acerca del material del cual fue hecho.

Él respondió: “Está hecho de un material que no es de este planeta.”

El aspecto general del juego era de una sola pieza… incluso hasta las botas. No contenía botones, cierres o broches. Él hizo una demostración manteniendo la parte frontal unida y pasándole la mano por él, como para alisarla. Ni siquiera podía localizar la apertura. Se mantenían unidos por una fuerza invisible.

Para ayudar a la humanidad
Él me dijo que su propósito al venir fue para ayudar a devolver la humanidad al Señor. Habló en términos positivos… siempre con una sonrisa en su rostro. Dijo que el hombre estaba más lejos de Dios de lo que nunca antes había estado, pero todavía había una buena oportunidad si el hombre miraba hacia el lugar correcto. Me dijo que había estado aquí casi tres años y que se iba en pocos meses.

Frank E. Stranges afirmó hasta
el día de su muerte que Val
Thor no era de la Tierra.
Alegando que no iba a usar la fuerza para hablar con los hombres de autoridad en los Estados Unidos de América, que estaba feliz de consultar con ellos en su invitación. Además, declaró que hasta ahora sólo unos pocos hombres en Washington sabían de su existencia en el Pentágono.

Y pocos líderes han hecho uso de su consejo durante estos últimos tres años. Él sentía que había todavía mucho que hacer y sin embargo su momento de partida se acercaba. Me dijo que Jesucristo no obligaría a los hombres a ser salvos de sus errores, a pesar de que él ya había hecho un camino para que la humanidad fuera redimida por su sangre derramada.

Cuando le pregunté de dónde era, respondió: “Yo soy del planeta que se llama Venus.”

El venusino le dijo a Stranges que había
decenas de extraterrestres caminando
entre los humanos.
Le pregunté cuántos visitantes de Venus actualmente estaban en la tierra y dijo: “Actualmente hay setenta y siete de nosotros caminando entre vosotros en los Estados Unidos. Estamos constantemente yendo y viniendo.”

Durante los siguientes treinta minutos, me dijo cosas de mí que ni siquiera yo sabía. Más tarde, fui capaz de comprobarlo con mis padres y abuelos. Me dio información acerca de la atracción gravitatoria de Venus, con respecto a la Tierra. Se me informó que los músculos abdominales mantienen firme la carne contra el leve tirón gravitacional, que es de tres vigésimos menor que la de la Tierra.

Me dio información que se daría a conocer a otros a lo largo de un período de años.

No hay huellas dactilares
Lo único que me dijo que me preocupó fue el uso de la expresión “cuando sea el momento adecuado”, en respuesta a mi pregunta de si lo volvería a ver otra vez o no. Su carencia de huellas digitales me intrigó ya que había participado como investigador privado desde hace bastante tiempo, incluso trabajé ocasionalmente en calidad de préstamo a algunos de los organismos gubernamentales.

Val Thor, fotografía de abril
de 1957 en Nueva Jersey.
Yo había aprendido la ciencia de las huellas digitales… con la impresión de las líneas y espirales en la superficie interna de la última articulación de cada dedo de la mano del hombre. Me dijo que todas las personas de la Tierra fueron marcadas consecuentemente desde la caída de Adán en el Jardín del Edén, en los albores de la civilización como la conocemos hoy en día.

Él comenzó a prepararme para el camino que tenemos por delante. No sería fácil. Habría adversidades, intentos organizados para desalentarme y desacreditarme, pero las recompensas han demostrado con creces los resultados de los ensayos que siguen hasta este día.

Discutimos los méritos de Jesucristo… cómo Él dio su vida libremente… para que los hombres pudieran gozar de los beneficios de la vida eterna. Le pregunté sobre una Biblia en Venus y él me aseguró que una ininterrumpida comunión personal con el “autor” no requiere la impresión de un “libro”. Le resultaba divertido que muchos teólogos intentaran de desacreditar a Jesucristo y la Biblia. El mismo Dios que muchos han dicho que está “muerto” sigue concediendo todas las cosas buenas. Tal vez, con el tiempo, podrá permitir que la chispa de Luz Divina ilumine otra vez sus corazones atribulados.

En respuesta a mi pregunta de qué pensaba de Jesucristo, dijo:

"Yo creo que Jesucristo es la maravilla de las
maravillas y no cambiará", confesó Val Thor.
“Sé que Jesús es el Alfa y la Omega de la suya y todas las demás fe. Él ha asumido hoy su posición que le corresponde como el gobernante del universo y está preparando un lugar y un momento para todos los que son llamados por su nombre a ascender hasta ahora por encima de las nubes a donde su poder y autoridad nunca más vuelva a ser disputada.

“Yo creo que Jesucristo es la maravilla de las maravillas y no cambiará. No, no eternamente y para siempre.”

Al pronunciar estas palabras, mi corazón ardía dentro de mí y las lágrimas llenaron mis ojos. Se volvió hacia la ventana y dijo: “Frank, no pasará mucho tiempo. Contender por la fe, y nunca más se perderá la marca.”

Le pregunté si hay vida en otros planetas.

Su respuesta fue:

"Hay vida en otros planetas de los cuales la
gente en la Tierra no saben nada",
reveló Val Thor.
“Hay vida en otros planetas de los cuales la gente en la Tierra no saben nada. Hay más sistemas solares para los que el hombre aún no ha dado crédito a Dios. Hay muchos seres que nunca han transgredido las leyes perfectas de Dios. El hombre no posee el derecho a condenar a toda la creación de Dios, porque él mismo ha violado las leyes perfectas de Dios por la desobediencia.”

Le pregunté qué haría si los militares le impidieran salir en el día señalado.

Él simplemente dijo: “Frank, ¿te acuerdas de un día después de que Jesús resucitó de entre los muertos, había ido en busca de varios de sus seguidores? Se encerraron en una habitación cerrada y de repente se vio a Jesús parado en medio de ellos”.

El planeta Venus, el
segundo a partir del Sol.
Él entonces sonrió y me miraba como si eso implicara, “¿Qué más puedo decir?”.

Cuando me volví para salir de la habitación, simplemente dijo, “Por favor, mantenga su fe y salga de la misma manera que entró. Continúe buscando primero el Reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas, con el tiempo, se añadirá a usted y los suyos. Adiós por ahora y que Dios te bendiga y te proteja siempre.”

Salí de esa reunión asombrado, muy animado, y sin embargo, con el corazón encogido, sin saber lo que el futuro depararía. Empecé a preguntarme ¿quién me creería si alguna vez hablo de este extraño encuentro con un hombre de otro planeta? La primera vez consideré no repetir esta extraordinaria historia, pero cuanto más pensaba, más oré al respecto, más sentía que traería una gran bendición para aquellos que escucharan y leyeran la misma.

Este viajero interplanetario poseía una gran riqueza de conocimientos, no sólo sobre la ciencia y Dios, sino también acerca de mí. Dijo que mi libro Saucerama no podría haber sido escrito sin orientación celestial.

Vista aérea de Washington DC.
Las instrucciones de Val eran en dejar Washington D.C., a más tardar el 16 de marzo de 1960. Eso significaba que había menos de tres meses durante los cuales pudo conversar con los científicos, políticos, militares y similares. Perdieron por completo su punto de vista. Todos estaban llenos de auto-ambición y se preocupaban poco por las necesidades apremiantes de la humanidad. Sus esfuerzos para poner fin a la enfermedad y las enfermedades que asolan a este planeta se encontraron con una denegación patética.

El secretario de Defensa, John Foster Dulles
y el presidente Eisenhower en mayo de 1959.
Se le dijo una y otra vez que su presencia y sus ideas eran una amenaza para la estructura política y económica. Ciertos líderes religiosos también temerosos de perder el control sobre las personas en caso de que su presencia fuese admitida a nivel oficial. Fue muy desalentador que la administración no pudo tomar posesión de dicha información que podría cambiar el curso de las actividades humanas para el bien… por razones económicas.

Las normas de Seguridad eran muy estrictas, pero a pesar de que sabía que iba y venía a su antojo, se complacía en hacerles el juego. Val había prometido no usar la fuerza y por lo que sería necesario otro curso de acción si la información que él tenía que difundir se diseminara. Esta es la razón por la cual él se puso en contacto con hombres de carácter y fuerza de todo el mundo. Muchos están trabajando en estrecho contacto con Val y otros miembros de su tripulación.

Reunión con el Presidente
Su última reunión con el Presidente no logró obtener ningún resultado duradero. Quería que el mundo supiera del plan propuesto por Val, pero el secretario de Defensa, el jefe de la Agencia Central de Inteligencia y los Jefes del Estado Mayor se oponían a su propuesta. El Presidente intentó llevar a cabo una reunión conjunta antes de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El presidente Eisenhower quinto desde la
derecha y el vicepresidente Nixon quinto
desde la izquierda, reunidos en la Casa
Blanca con todo su gabinete.
Pero este plan también fue rechazado. Se le informó de que la ONU recibirá un “comunicado de prensa” en la forma de un memorando al Secretario General a más tardar el 07 de febrero 1966. Estos líderes del gobierno de Estados Unidos sostuvieron una reunión durante toda la noche, temiendo que si el pueblo de esta nación conocieran el plan que Val estaba ofreciendo, podrían optar por seguirlo a él en lugar de a ellos.

Cuando un hombre siente que su paz y tranquilidad personal puede verse amenazada, la reacción humana es siempre la de la veloz auto-preservación. En un momento dado, el vicepresidente insistió en que “los chicos de presión” permitieran al Presidente a tomar la decisión. Él fue vetado sin ni siquiera la oportunidad de completar sus declaraciones.

Las condiciones del mundo no estaban creciendo mucho mejor. Mucha presión internacional estaba siendo ejercida sobre el gobierno. Lucharon con diligencia e hicieron cumplir regulaciones rígidas con duros castigos por revelar la presencia de Val. Incluso un presentador de noticias importantes que, involuntariamente, se enteró de su visita a través de uno de sus informantes a sueldo fue silenciado por nada menos que por la Agencia Central de Inteligencia, que siempre negaba todo conocimiento sobre los ovnis. Mientras tanto, mantienen los archivos secretos que en realidad podría probar la existencia de vida inteligente en el universo más allá de toda duda.

Tamaño comparativo de los planetas interiores
o rocosos de este sistema solar: Mercurio,
Venus, Tierra, Marte.
La mañana del 15 de marzo de 1960 Val Thor se reunió con “Nancy Warren” quién continuaría trabajando dentro del Pentágono y uno de sus contactos en la ciudad de Washington, D.C. Ella seguirá manteniendo la comunicación con otras personas que pasarían a formar parte de sus contactos en la Tierra.

Hay aún hoy en día muchos adversarios de la libertad humana. Estos parásitos se han incrustado en todas las áreas de la sociedad humana y no serán expuestos, excepto por la intervención extraterrestre. Hay individuos confundidos que han perfeccionado un avión tipo platillo. Algunos de estos son el resultado de un intento de algunos de instituir una raza superior. Los restos de este grupo todavía existen.

Con tecnología alemana de la Segunda
Guerra Mundial, los Estados Unidos
experimentaban con naves aéreas en
forma de platillo. No deben confundirse
con las naves espaciales procedentes de
otros mundos o las que vienen del
interior de este planeta.
Estas naves que han diseñado todavía se ven de vez en cuando en las zonas de América del Sur, donde algunos de los involucrados en los planes originales todavía residen. Estos no deben confundirse con las naves espaciales procedentes de otros mundos, o los que vienen desde el interior de este planeta. Ni a los ocupantes de las embarcaciones procedentes de otros mundos deban confundirlos con los “mensajeros del mal” que no son originarios de la Tierra, pero fueron arrojados después de que la primera “guerra” que se haya registrado.

Ellos están en alianza con terrenales bajo los grados que se han condenado por sus propias elecciones.

La Salida del Cosmonauta
El 16 de marzo, Val se desmaterializó y se apartó de esta fase de su misión terrenal. Su siguiente parada fue en las afueras de Alexandría, Virginia, donde su nave estelar (cuyo nombre traducido sería Victory One) y su tripulación lo esperaban, ocultos en una zona boscosa. No fue un problema para él volver a montar los átomos de su cuerpo dentro de su nave.

Ilustración de la nave espacial de
Valiant Thor.
A medida que su nave se levantaba lentamente, un número de personas se detuvieron y señalaron con entusiasmo en su dirección. Otros se quedaron inmóviles, paralizados por el espectáculo que vieron. Se sintió como un tremendo sentimiento de amor por todos ellos. No hubo pánico en ellos… sólo curiosidad y un gran deseo de saber más. Entonces, como los aviones USAF fueron enviados al área, y con el campo de fuerza ahora en pleno uso, los planos lanzados más allá de la nave no pudieron verlos. Incluso el radar de tierra los perdió en su equipo. La confusión reinó una vez más.

Frank Stranges es uno de los pocos
investigadores de Ovnis que pudo hablar cara
a cara con un viajero interplanetario.
Sin embargo, curiosamente, los que sabían de su presencia, que afirmaban la incredulidad, eran los que más temían. Otros pensaron que deberían haber sido los contactados y no a quienes eran.

Al regresar a su planeta de origen, advirtió el Consejo de Control Central de los resultados de su visita a la Tierra, incluyendo el fracaso de los líderes de los Estados Unidos a “tomarle la palabra” en su oferta de asesoramiento y asistencia a la familia humana.

Se le dio las siguientes instrucciones:

Stranger at the Pentagon, el
libro donde el pastor e
investigador Stranges, relata
esta fascinante experiencia.
Mezclarse con la gente y convertirse en la Tierra.
Obrar y trabajar en las empresas de la Tierra.
Ayudar a aquellos que se encuentren con una posible amenaza o peligro mientras se esfuerzan por la paz mundial.
Darles asesoramiento y orientación.
Encomendar con conocimientos superiores a los que se han probado.
Divulgar la esencia de su misión a los líderes de grupos de ámbito nacional de la Tierra, sólo cuando sea el momento adecuado.
Al momento de escribir estas líneas, él continúa con esta misión, al mismo tiempo ayuda en la prevención de nuestra “civilización” de ser la causa del caos orbital por la destrucción de nuestro planeta.

Resumen del libro Extraño en el Pentágono, por el Dr. Frank E. Stranges. Publicado en 1967, por Publicaciones Inner Light, New Brunswick, NJ ISBN 0-938294-66-0.


Qué hizo Eisenhower durante la permanencia de Val Thor
A continuación algunas de las actividades públicas del presidente de Estados Unidos entre el 16 de marzo de 1957 y el 16 de marzo de 1960 cuando el extraterrestre despegó con su nave espacial.

La reina Isabel de Inglaterra es recibida en
Washington, el 20 de octubre de 1957 por el
presidente Dwight Eisenhower.
El 9 de septiembre de 1957, Eisenhower firmó una ley sobre derechos civiles, siendo la primera de dicho tipo que se aprobaba desde los tiempos de Abraham Lincoln.

El 4 de octubre de 1957 los soviéticos lanzan el primer satélite artificial, el Sputnik 1, provocando el asombro de todos los norteamericanos.

El 20 de octubre de 1957, el presidente Eisenhower recibió en la Casa Blanca a la reina Elizabeth (Isabel) de Inglaterra, agasajándola con un gran banquete en su honor.

El 25 de noviembre de 1957 Eisenhower padeció un segundo ataque cardíaco (el primero lo sufrió durante su primer mandato presidencial, el 24 de septiembre de 1955).

El presidente Eisenhower en Washington, el 1°
de abril de 1960, con el jefe de la recién
creada NASA, el Dr. Keith Glennan que le
muestra las fotos recibidas del satélite Tires I.
El 31 de enero de 1958, los Estados Unidos lanzaron al espacio exterior su primer satélite artificial, el Explorer 1, quedando segundos, ya que se les había adelantado el programa espacial soviético.

El 2 de abril de 1958, Eisenhower propuso la creación de una Agencia civil estadounidense encargada del programa espacial estadounidense, aprobándose la creación de la NASA el 29 de julio de 1958. La medida fue consecuencia de creer Eisenhower y su equipo de colaboradores que la carrera espacial con la Unión Soviética era esencial para la seguridad de los Estados Unidos. La misma era paralela a la carrera de armamentos que ya mantenían desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Eisenhower declaró que la NASA dirigida completamente por civiles era el uso pacífico del espacio exterior y para la expansión del conocimiento humano. De hecho, usó un programa llamado SCORE donde un satélite que llevaba grabada su voz anunciaba mediante el uso de las ondas de radio al mundo, un mensaje de buena voluntad que ayudó mucho a relajar la tensión mundial.

El 3 de enero de 1959 se incorporó a los Estados Unidos como un estado de pleno derecho el estado número 49º, Alaska, mientras que el 21 de agosto se incorporó el número 50, Hawái.

Reunión del presidente Eisenhower en Londres
con los máximos jerarcas británicos que
intervinieron en la Segunda Guerra Mundial.
En los primeros días de setiembre de 1959 Eisenhower emprende una gira como Jefe de Estado a Italia, Francia, España, Inglaterra, por citar algunos. Estando en Londres, se entrevistó en una fiesta con numerosos personajes conmemorando el 20° aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial, entre ellos estaba Winston Churchill, con 84 años de edad. La reunión se realizó en la residencia del embajador de los Estados Unidos, en Winfield House St. Regents Park. Llama la atención que se haga una reunión de tanto nivel para recordar el inicio de una guerra.

Del 15 al 27 de septiembre de 1959 el secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Nikita Jrushchov, hizo una visita oficial a los Estados Unidos. Ambos mandatarios sostuvieron un diálogo sobre las situaciones que mantenían el presente estado de tensión entre las potencias. Ike manifestó a Nikita que sus militares lo presionaban a lo que el líder soviético manifestó la misma situación, entonces Eisenhower dijo: “Tenemos que hacer un pacto”.

Este episodio representa fielmente que por más que se hablara, la llamada "Guerra fría" solo era un juego de quienes mandaban sobre Eisenhower y Jruschov, para establecer un temor omnipresente en el concierto mundial. Temor que perduraría 30 años más.

5 comentarios:

  1. Excepcional informe sobre "un tema tan apasionante y real" como lo es este "Extraterrestres", desde mi vision y experiencia, les cuento que absolutamente todo lo leido es para mi "real y absolutamente verdadero", tuve la gran oportunidad que me dio "DIOS" de tener "de alguna manera" contacto con ellos, me inspiran total respeto, son seres altamente evolucionados que lo unico que desean es "ayudaros" a evolucionar como terrestres! si bien en nuestro planeta, existen gente tremendamente inteligente y muy capacitada en algunos "items", pero PARA NADA se pueden asemejar y menos comparar con la "sabiduria", evolucion y inteligencia de estos seres de" Venus", altamente evolucionados, que al vernos tan cavernicolas ( es una forma de expresarme) en comparacion a ellos, imagino como nos deben ver, cuando nos equivocamos una y otra vez, aprediendo muy lentamente a corregir nuestro propios errores y ellos deben "desesperarse" por ayudarnos.Ojala mientras este viva, tenga la oportunidad de en cualquier momento estar al lado de uno de ellos, y absorver, aprender y no perderme NADA de estos seres tan puros, bondadosos enviados desde lo alto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices que te haz contactado con ellos, yo creo en que existen pues no podemos ser los únicos en un universo infinito, y siempre me pregunto, son todos buenos?

      Eliminar
  2. Dios, que grande es tu misericordia

    ResponderEliminar
  3. Son todos buenos y justos los de Venus...pero hay otros de otros niveles que tambien han contactado y trabajado con terrestres...en la actualidad y son bastante malos...

    ResponderEliminar