HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


jueves, 11 de julio de 2013

UN CELULAR LE EXPLOTÓ EN EL BOLSILLO DEL PANTALÓN A UNA JOVEN SUIZA

La explosión le provocó graves heridas en una pierna. Hay decenas de casos similares.

Fanny Schlatter, muestra los restos del celular
que le explotó en la pierna.
El hecho no es inusual, porque los celulares explotan aunque se oculte a la población. A una joven le explotó el teléfono celular que guardaba en el bolsillo y le produjo graves heridas en la pierna.

Sucedió en Suiza cuando la joven de 18 años Fanny Schlatter, comenzó a percibir algo extraño. "Escuché el sonido de una explosión, como un petardo. Entonces me di cuenta de un olor químico extraño y mis pantalones de trabajo comenzaron a incendiarse", comentó al sitio Le Matin.

El modelo dañado fue un Samsung Galaxy S3, y el celular no estaba enchufado y la batería tenía carga normal en el momento del accidente. "Por suerte mi cabello estaba atado y mi suéter no llegó a prenderse fuego", agregó la damnificada que aseguró le va a iniciar un juicio a esa empresa.

El celular quemado que le causó
heridas a la joven suiza.
De acuerdo a lo que sostiene el medio Daily Mail hubo varios episodios similares en la historia de teléfonos de varias marcas, aunque siempre se ha evitado la difusión de estas noticias.

El insólito episodio ocurrió cuando la adolescente suiza estaba en el trabajo. En el momento de la explosión, su jefe debió quitarle el pantalón, por lo que hubiera sufrido heridas más graves en su pierna de no hacerlo.

Miriam Berger, portavoz en Suiza para Samsung manifestó que se pondrán en contacto con Schlatter, "vamos a realizar una investigación exhaustiva para esclarecer este accidente y lo que quedó del teléfono lo enviaremos a Corea".

Otras explosiones de celulares que ya provocaron al menos, cuatro muertes
Son más frecuentes las explosiones de lo que la mayoría piensa, pero sucede que las noticias no se difunden porque los medios de comunicación están manipulados por las compañías telefónicas.

Entre 2002 y 2004, las autoridades estadounidenses contabilizaron 83 denuncias de quemaduras a causa de celulares que explotan o se incendian. Para el presidente de la Alianza de Consumidores de Telefonía Inalámbrica, Carl Hilliard, “si concentran cada vez más energía en un espacio pequeño, lo que están creando es una minibomba”.

Nokia, comunicó que las baterías de sus móviles construidas por Matsushita (Panasonic) entre diciembre del 2005 y noviembre del 2006 tienden a cortocircuitarse y a explotar. En ese período hubo un centenar de celulares que explotaron.

Año 2005
En Valladolid, España estalla un celular
El español Miguel Moya, de 42 años y músico de profesión, solicitará indemnizaciones a las compañías Sharp y Vodafone tras sufrir lesiones en dos dedos de la mano izquierda al estallar su móvil cuando consultaba la agenda. Este salmantino, que reside en Toro, ha relatado que el extraño siniestro se produjo el 7 de octubre de 2005 cuando paseaba por la calle Rafael Cano de Valladolid. Al comprobar que «tenía unas llamadas pérdidas de mi hija y al buscar en la agenda para llamarla, no me dio tiempo a más, porque explosionó el teléfono». Prosigue el afectado que «en ese momento no pensé en nada, solo veía que me sangraba la mano», por lo que algunos ciudadanos, testigos de lo sucedido, le acompañaron a la vivienda de una vecina del barrio de La Pilarica donde recibió una primera cura.

Celular Sharp GX15,
similar al que le
explotó en la
mano al español
Miguel Moya.
Posteriormente, al no parar la hemorragia, tuvo que ser trasladado al servicio de Urgencias del centro de salud de La Pilarica en Valladolid, donde fue atendido de las heridas provocadas por el estallido del móvil en dos dedos de su mano izquierda. En cuanto a las lesiones que padece, Moya hacía 10 meses que había adquirido un móvil marca Sharp, modelo GX-15, de color gris y negro, con cámara fotográfica y de vídeo, en un establecimiento toresano y contratado con la operadora Vodafone (la empresa que comercializa en Europa esta marca de teléfonos móviles) que, según el afectado, «no me había dado ningún problema hasta ese día». De hecho, como han confirmado los propietarios del establecimiento en el que Moya adquirió el móvil, « aquí solamente se venden móviles y piezas nuevas».

Asegura el afectado que «ahora, y sobre todo los primeros días, tengo pánico a los móviles», porque además de las secuelas físicas «estoy muy afectado psicológicamente: me como la cabeza sobre todo por el trabajo, no puedo trabajar y ahora, los fines de semana, tocamos siempre».

Una vez recibida la primera cura en el centro sanitario de Valladolid, Moya interpuso una denuncia en el Puesto de la Guardia Civil de Toro que ya ha sido trasladada al juzgado de la ciudad. Ante la interposición de esta denuncia, el abogado del afectado, Francisco Anegón, ha explicado que «por el momento estamos realizando un seguimiento de las actuaciones oficiales porque hablamos de unas diligencias penales por las que se debe determinar la causa del siniestro». Para esclarecer los motivos que provocaron el estallido del teléfono móvil, según Anegón, «se está realizando un examen en un laboratorio especializado de la Guardia Civil en Madrid y estamos a la espera de los resultados». En cuanto a la calificación penal de los hechos, según el letrado, si la demanda por la vía penal no prosperara, se interpondrá una reclamación por la vía civil. Desde Sharp confirman que existen precedentes de explosiones, pero no en Sharp, sino en otras compañías.

Año 2006
Celular explota y quema la oreja de brasileña
Un ama de casa de la localidad de Espíritu Santo sufrió heridas cuando explotó su celular. De acuerdo al diario A Tribuna, que lo publicó el 3 de marzo de 2006, la explosión quemó la oreja de Rosângela Troccoli Ferrara, de 46 años.

Ella contó que conversaba por su teléfono cuando decidió apagarlo por sentir un fuerte calor en la oreja. En cuestión de segundos el celular sufrió un cortocircuito y comenzó a prenderse fuego. La explosión se hizo en El área del botón de encendido y apagado.

El técnico en telefonía celular Anderson Lúcio Soares declaró que al menos dos clientes por semana llegan a su local reclamando recalentamiento del aparato. En este caso de la señora, se trata de un celular Nokia.

Cinco celulares más se incendian en Brasil
Muchos modelos de Motorola C200
estallaron en Brasil.
En Brasil la explosión de teléfonos celulares en 2006 ya empieza a crear alarma social, ya son tres casos los que se registran desde que ha empezado el año.

El primer caso es el de una estudiante del interior de San Pablo, en Araras, que le explotó un teléfono móvil marca Motorola, modelo C200, en el bolsillo de su pantalón el 3 de marzo de 2006. Carina Zancheta estaba en un club de su ciudad y logró salir con quemaduras de segundo grado gracias a sus reflejos echándose rápidamente agua por encima.

Le explota celular a una periodista de Río de Janeiro
La periodista carioca Jacqueline Leão, de 39 años, el 5 de marzo de 2006 su celular explotó en su cuarto cuando estaba recargando la batería. Era un Motorola del mismo modelo que la noticia anterior, y nadie resultó herido.

Jacqueline contó que ella y su marido oyeron una estallido en el dormitorio, cuando fueron a ver había humo y la batería había caído sobre una bolsa de nylon y papeles que ardieron pero el fuego fue rápidamente controlado.

Celular le explota a jubilada en Brasil
Tutako Furukava
muestra el celular
quemado y los
daños causados.
El tercer caso es de un matrimonio en Sâo José do Río Preto, en el interior del estado de São Pablo, que le explotó un celular de la misma marca y modelo que el caso anterior. La explosión fue el día 1º de abril, encima de una cómoda, hiriendo en las costillas a la dueña de casa, la jubilada Tutako Furukava de Almeida, que intentó apagar el fuego en el colchón y sufrió también quemaduras de primer grado en una de las manos. Su marido Jonas de Almeida dijo que el teléfono lo habían comprado hace cuatro años.

Explota otro Motorola
El cuarto caso se produjo en San Pedro, en el interior de San Pablo, el 20 de abril de 2006, cuando a una joven estudiante de apenas 14 años, Maria do Socorro Costas llegó a su casa y encontró que el celular que había dejado cargando explotó en su ausencia. Le quemó ropa y otros objetos personales. La empresa Motorola afirma que los casos serán investigados.

Le explotan simultáneamente dos celulares a una estudiante
Una estudiante de 34 años sufrió quemaduras y heridas en el cuerpo luego que le explotar un celular. El accidente es el sexto caso sucedido en Brasil que se conoce. Se dice que hay muchos más similares.

La estudiante fue internada en Hospital Regional da Asa Norte, en Brasilia. Según su familia, ella fue sometida a una cirugía de tres horas y tendrán aún que hacerle otras operaciones en el futuro.

El celular que explotó es un Motorola y la familia pidió que el nombre de la mujer no fuese divulgado. La víctima es natural de Planaltina, en el Distrito Federal. Después de hacer una prueba para un concurso público en Brasilia, en el camino de regreso a su ciudad, paró el auto, un Gol rojo, año 1993, en un camino de tierra para ir al baño. Tras terminar una conversación telefónica con su marido, colocó su celular en el bolsillo, donde ya tenía otro similar y en ese momento el aparato explotó. De acuerdo con el testimonio de la tía, el celular Motorola explotó y provocó una reacción en cadena, en el otro celular, de marca Nokia, que también explotó.

La tía comentó que después del accidente, la mujer llegó tambaleándose al encuentro de su familia que se encontraba a un centenar de metros esperándola. Comenzó a gritar para llamar la atención. Así fue como la socorrieron. La tía afirmó que el celular que explotó fue comprado hacía pocos meses y la batería es la original. El caso fue a la Justicia de Formosa, donde sucedió el incidente, unos 90 km de Brasilia.

Año 2007
Una portuguesa muere por rayo y celular
El 19 de agosto de 2007 una mujer de nacionalidad portuguesa falleció como consecuencia del impacto de un rayo en la tienda donde dormía en un camping catalán de Castelldefels (Baix Llobregat). La tienda estaba rodeada por pinos de gran envergadura y la zona del camping estaba protegida por tres pararrayos.

La mujer falleció como consecuencia de una
descarga eléctrica que fue favorecida por la
presencia de un teléfono celular 

debajo de su almohada.
Los acontecimientos ocurrieron alrededor de las siete de la mañana del día señalado en el camping Estrella de Mar, cuando la actividad tormentosa era muy elevada en la zona. La mujer falleció como consecuencia de una descarga eléctrica y, favorecida por la presencia de un teléfono móvil que tenía debajo de la almohada. El marido, que se encontraba cerca de ella, sufrió quemaduras en una pierna. La tienda de campaña quedó intacta a pesar del rayo.

La gente no debería usar móviles durante las tormentas en el exterior y en campo abierto, ya que el riesgo de ser alcanzado por un rayo aumenta, según afirmaron doctores ingleses el pasado año, después de analizar diversos casos y en particular el de una niña de 15 años que fue alcanzada por un rayo cuando paseaba en un parque de Londres cuando había muchas tormentas y tenía un celular encima.

”Este fenómeno raro es un tema de salud pública y la educación  sobre el tema se hace necesaria al enfatizar el riesgo de usar móviles en el exterior de las casas durante las tormentas y previendo consecuencias fatales o heridas de gravedad causadas por los rayos”, dijo Swinda Esprit, doctora del Northwick Park Hospital de Inglaterra.

Esprit y otros doctores lo afirmaron en una publicación de la  revista British Medical Journal: “cuando alguien es golpeado por un rayo la alta resistencia de la piel hace que el rayo sea conducido por el cuerpo en lo que se conoce como flashover. Pero si un objeto metálico, tal y como un teléfono móvil, está en contacto con la piel, la descarga se favorece y se incrementan los efectos más dañinos e incluso la muerte. Se han detectado casos de muertes por rayos de gentes utilizando móviles en diversos puntos del planeta tales como en China, Corea del Sur y Malasia”. Aún más, “The Australian Lightning Protection Standard recomienda que los objetos metálicos, como collares, móviles, no deberían ser usados o llevados puestos en el exterior durante episodios de gran actividad tormentosa,” añadió Esprit.

Celular explota y mata a joven chino
El 19 de junio de 2007, un joven de nacionalidad china perdió la vida tras estallar la batería de su teléfono móvil que llevaba en un bolsillo de su saco.

Así quedó el celular del joven Xiao Jinpeng.
El accidente, el primero de esta naturaleza que se registra en el país asiático, ocurrió cuando Xiao Jinpeng de 22 años, trabajaba como soldador en una planta de procesado de mineral de hierro en el distrito de Jinta (provincia noroccidental de Gansu).

El joven llevaba el aparato en el bolsillo de su saco, cerca del pecho. La explosión causó la fractura de sus costillas, que perforaron su corazón, por lo que los médicos no pudieron hacer nada por salvar a la víctima.

Las primeras investigaciones muestran que la batería del teléfono explotó tras haber sido expuesta a altas temperaturas, aunque no se descartan problemas específicos del modelo como causa del accidente.

La planta en la que trabajaba Xiao indemnizó a su madre con 17.763 dólares. La explosión de baterías de teléfonos móviles es poco frecuente, según Yang Boning, director del departamento de relaciones públicas de Motorola en China, quien añadió que la compañía se tomó el accidente "muy en serio" y respetará los resultados de la investigación.

Estalla celular en España
Un matrimonio despertó abruptamente el 20 setiembre de 2007 cuando su teléfono móvil, que habían dejado en la mesa de luz, estalló sin motivo aparente. El inexplicable hecho le ocurrió al dueño del celular que se llama Rafael Romero, un sevillano que vive en la localidad aljarafeña de Gelves. El hombre había comprado un Nokia N-91 hace un año, pero el artefacto no le duró mucho tiempo, ya que misteriosamente el teléfono estalló.

Celular Nokia N-91.
Según relató al diario 20minutos.es, había dejado el celular en la mesa de luz y a las 3:30 despertó producto del ruido. “El olor era insoportable y asfixiante”, comentó. Un humo, de color azul verdoso llenó la habitación del matrimonio, que despertó con el ruido, “como el de un petardo”, que hizo saltar la tapa del teléfono. A pesar del “susto”, consiguieron apagar el fuego que se originó sobre la mesita de luz de su mujer.

Después, abrieron la ventana, buscaron un ventilador y lo pusieron en marcha para limpiar la habitación. Retiraron la cama de su sitio, para evitar que el fuego la afectase y despertaron a su hija, de tres años.

“Si compro un producto y es defectuoso, deberían informarme, para eso tienen el servicio de información a todos los clientes”, se quejó Romero y anunció que ahora tiene pensado emprender los pasos que sean necesarios para que "esto no se vuelva a repetir".

La empresa explica que, "en muy raras ocasiones", las baterías de marca Nokia sujetas a la recomendación podrían potencialmente experimentar un recalentamiento provocado por un corto circuito durante el proceso de carga, que causa un desplazamiento de las mismas. 

Nokia cuenta con varios proveedores de baterías BL-5C, que han producido en conjunto más de 300 millones de baterías BL-5C. En agosto comenzó a retirar del mercado 46 millones de baterías fabricadas por Matsushita, de las cuales "se han conocido aproximadamente 100 incidentes de recalentamiento en todo el mundo".

Muere coreano por explosión de su celular
En el mes de noviembre de 2007, un hombre de Chengwon, provincia de North Chungcheong, Corea del Sur, habría muerto, supuestamente, por la explosión de la batería del celular que tenía en el bolsillo izquierdo de su camisa.

Estado en quedó el celular del coreano de 
33 años, cuya batería le explotó en el bolsillo.
El hombre identificado a la prensa sólo por su sobrenombre "Seo", de 33 años, fue hallado muerto junto a su excavadora mecánica en una cantera de piedra donde trabajaba. Se presume que la muerte fue producto de la explosión de la batería del celular que tenía en el bolsillo izquierdo de su camisa, luego de encontrarla severamente derretida sobre el torso quemado y fracturado de Seo producto del fuerte impacto, que habría perforado su corazón y pulmones.

El coreano cuando fue encontrado estaba tumbado, al lado de una pala mecánica. 'Estaba sangrando por la nariz y tenía un móvil con la batería derretida en el bolsillo izquierdo de su camisa', afirmó el compañero de trabajo de la víctima. Como antecedente cabe mencionar que Seo no sufría padecimientos crónicos conocidos, según informó la agencia surcoreana Yonhap.

El profesor de la Universidad Nacional de Chungbuk, Kim Hoon, dijo tras examinar el cadáver que la muerte estuvo causada por la explosión de la batería del móvil, indica la agencia Yonhap. Según el profesor, 'la explosión le rompió varias costillas y la columna'. Además, el corazón y los pulmones quedaron perforados. 

Esta es la primera muerte en Corea del Sur causada directamente por un celular, y los detalles del equipo (fabricante, tipo, datos de la batería) no fueron revelados. 

Año 2008
En Córdoba, a un niño de 12 años le explota el celular en la mano y pierde dos dedos
El niño perdió el mayor y el anular de la mano izquierda, según informó el diario Clarín el 7 de junio de 2008, el niño de nombre Luciano, puso a cargar la batería de su teléfono celular, la cual explotó en el momento en que la enchufaba para cargarla de energía eléctrica.

Hospital de niños de Córdoba.
“El estallido fue como una bomba, tanto que los vecinos salieron a preguntar qué pasaba", describió el abuelo del nene, Carlos Cortés, al diario Clarín. Luciano perdió dos dedos, el mayor y el anular de la mano izquierda, Los médicos sólo pudieron salvarle la primera falange de ambos dedos. El accidente ocurrió hace dos semanas en la casa de Luciano y recién el día anterior a la publicación de la noticia, Cortés, un reconocido fotógrafo de Córdoba, decidió hacerlo público. "Lo cuento para alertar a la gente. No para asustar, sino para que sepan que esto puede pasar y tengan cuidado". Según Cortés, los expertos le explicaron que "lo que falló fue el transformador del aparato celular, el que en vez de pasar la corriente de 220 voltios a los 12 que tiene el celular, la corriente pasó directa, hizo volar la batería y lastimó a mi nieto". Otros especialistas también sugirieron que podría haber sido una falla en el tomacorrientes.

En el Hospital de Niños de Córdoba, donde operaron a Luciano la noche del 27 de mayo, los médicos también le suturaron dos heridas que tenía en el brazo derecho, cerca de la axila: "Eran como dos agujeritos de bala: los cirujanos dijeron que fueron provocados por la descarga eléctrica que, por suerte, fugó por ahí". Luciano continúa con curaciones ambulatorias y comenzó una terapia psicológica, ya que el shock sufrido por la explosión le provocó pánico y no quiere usar ningún celular. "Nos dijeron que de a poco irá procesando lo que le pasó", dijo su abuelo. Los ingenieros químicos de la Brigada de Explosivos de Córdoba, afirman que las baterías de los celulares, por lo general, contienen níquel, sodio, litio, y también cadmio en los modelos más antiguos. Las baterías pueden explotar si se "sobresaturan de energía eléctrica, o cuando se acercan al fuego. En el caso de este chico, entendemos que puede haber sido una falla del transformador y que la corriente de 220 voltios pasó directa”.

Se incendian celulares en Japón
El 19 de agosto de 2008, el Ministerio de Comercio de Japón anunció hoy que se han producido tres incendios causados por el sobrecalentamiento de reproductores digitales iPod Nano, de Apple, que al parecer podrían deberse a defectos en la batería.

El Ministerio de Comercio apuntó que los modelos de iPod nano de los que se conocen incidentes de sobrecalentamiento se vendieron en Japón entre septiembre del 2005 y septiembre del 2006.

"No estamos en posición de especular sobre el resultado de la investigación. Pero después de varios incidentes como estos, sería apropiado que Apple tomara alguna medida para aumentar el conocimiento del público," comentó el funcionario. 

Año 2009
Explota en Valencia un teléfono móvil
Pau Ginés muestra el celular
y la alfombra dañada.
En noviembre de 2009, un joven valenciano ha denunciado que su teléfono móvil explotó mientras lo estaba cargando por la noche. El denunciante, Pau Ginés, asegura que se despertó al escuchar una pequeña deflagración. Según el joven, la batería salió disparada desde el teléfono, cayó en una alfombra situada a dos metros y la quemó. El fabricante del teléfono mantiene que el aparato sufrió un cortocircuito y lo atribuye al mal uso. El caso sale a la luz tras el de las explosiones de terminales "iPhone" en Francia, aunque el móvil de Valencia no es de la misma marca.

El modelo de teléfono que explotó utiliza un tipo de batería que ya ha dado problemas. El fabricante retiró hace tres años una partida de baterías por el riesgo de que sufrieran un cortocircuito durante la recarga. Ginés entregó el móvil, la batería y el cargador en el local donde lo compró para descubrir el fallo. El servicio técnico le ha comunicado por escrito que la avería se debió a un cortocircuito dentro del terminal por lo que no tiene derecho a ningún tipo de compensación. El hecho es que, según el joven, le dieron una batería en perfecto estado y que no es la que explosionó. Ginés conserva fotografías de la original.

Año 2010
Ipod le estalla en la mano a una japonesa
IPod Nano, similar al que le
estalló a la mujer japonesa.
El equipo fue comprado en 2005 y el incidente se dio en julio de 2010. Se trata de un iPod Nano que le estalló a una mujer japonesa en las manos mientras se estaba cargando. La mujer recurrió a la justicia y le llevó casi dos años ser indemnizada. 

A finales de 2009 Apple decidió sustituir los iPods Nano de primera generación, es decir, los lanzados y vendidos en 2005, debido a un fallo en la batería que podría ocasionar su auto combustión. El que quemó a la japonesa podría ser uno de ese lote, pues fue comprado en 2005 y el incidente ocurrió en julio de 2010.

Y, aunque aquella campaña de sustitución se terminó aparentemente sin incidentes, Apple quizás nunca se habría imaginado que esta señora conservaría su viejo Nano y les llevaría a darle, en vez del iPod nuevo que le dieron a todo el mundo, el menudo consuelo de 5.700 euros. El monto correspondería a los daños físicos sufridos y al costo del dispositivo.

Muere un hombre en la India al explotarle el celular
Un hombre falleció en la India después de que su teléfono celular explotó mientras lo usaba, según reportes. La víctima, Gopal Gujjar, de 23 años, tuvo lesiones en su oreja derecha, cuello y hombros.

Así fue encontrado el Nokia 1209
del desafortunado Gopal Gujjar.
No hubo testigos del incidente. Entre tanto, se presume que estaba hablando por su teléfono Nokia cuando la explosión ocurrió. Su cuerpo fue encontrado el 17 de agosto de 2010, en el pueblo de Bandha, cerca de la ciudad de Kota en Rajastán, con los restos del equipo móvil y batería cerca de su casa, informó el Times of India.

La policía asume que el celular ocasionó la muerte del individuo después de encontrar partes del Nokia 1209 - un modelo básico que salió al mercado en agosto de 2008, - cerca de la víctima.

El Times of India dice que en enero de 2010, un ama de casa de 27 años en Kadapa, estado de Andhra Pradesh, murió mientras hablaba con su esposo usando un teléfono móvil de fabricación china, cuando simultáneamente cargaba la batería.

Las muertes causadas por explosiones de teléfonos celulares han sido reportadas en países como China, Corea del Sur y Nepal, dice el diario.

Explota Droid 2
Aron Embry muestra el daño que le
causó la explosión de su Droid 2.
El 3 de diciembre 2010, durante un día normal, al finalizar una conversación telefónica como cualquier otra, Aron Embry, residente de Texas, EEUU, escuchó un "pop" y sintió que algo le bajaba por la cara. 

Resulta que su Motorola Droid 2, adquirido sólo dos días antes, había explotado, y dejándole un buen corte que requirió cuatro puntos de sutura. Un caso tan extraño como difícil de manejar; Motorola dice que sus productos son "diseñados, fabricados y probados para cumplir y exceder los estándares internacionales", y que se pondrían en contacto con la víctima para investigar lo sucedido. 

Año 2011
Arde celular dentro de un avión
En momentos en que un avión aterrizaba en Sidney, Australia, un iPhone 4S de un pasajero empezó a echar humo y a arder. 

Así quedó el IPhone 4S que ardió
dentro del avión australiano.
Un vuelo interno de las líneas australianas Regional Express, concretamente el vuelo ZL319 tuvo en noviembre de 2011 un pequeño problema momentos después aterrizar. Según informa la aerolínea de bajo coste, un iPhone 4S empezó a echar humo instantes después de que el aparato tomase tierra a su llegada a Sidney. Después, parece ser que se prendió fuego. Como era de esperar el personal de avión apago o mitigó el humo o las llamas del iPhone 4S.

Según los testigos el celular se tornó de un color rojo y empezó a calentarse y a emanar humo denso en pleno avión. Sin embargo, un auxiliar de vuelo pudo contener que explotara, ya que intervino de manera rápida y violentamente. Cabe mencionar que ya se han tenido antecedentes de explosiones de teléfonos en vuelos aéreos pero se ha evitado informarlo.

El propietario del iPhone 4 no se encontraba haciendo nada extraordinario con el dispositivo, pero la batería de éste comenzó a calentarse de manera increíble en el avión de Regional Express, Vuelo ZL319. Apple guardó silencio al respecto.

Año 2012
Explotan más celulares
Celular estalló dentro de un auto en Irlanda.
En Marzo de 2012 un iPhone 4 explotó a pocos centímetros de la cabeza de su dueña mientras ésta dormía en Londres, según informó el blog Mashable.

En tanto que un Galaxy S III también explotó en junio de 2012 mientras su dueño conducía su auto en una ciudad de Irlanda. En la oportunidad, Samsung declaró que luego de una investigación del caso no había encontrado ningún defecto en el aparato.

BlackBerry explota hiriendo a un niño
El 5 de diciembre de 2012, un niño de 11 años sufrió quemaduras en las piernas después de que el celular de su hermano, tipo BlackBerry, de repente explotara dentro de la habitación que comparten.

El BlackBerry que explotó el 5 de diciembre de
2012 en la casa de Holbrooks, Coventy,
quemando el dormitorio.
Fruto de dicha explosión se prendió fuego en la cama del menor. Kian McCreath, de Holbrooks, Coventry (Reino Unido), se despertó gritando con el plástico derretido del dispositivo pegado a sus piernas, según explica el Daily Mail.

La madre de Kian, Sarah, de 39 años, roció con agua el edredón y el colchón prendido en fuego y puso a su hijo en el baño antes de que éste fuera trasladado al Hospital Universitario.

Kian McCreath de 11 años,
muestra las quemaduras que
le causó el celular en su pierna.
La familia de Kian exige a la empresa BlackBerry, entre otras cosas, que les reponga el celular. Hacía sólo dos semanas que el hermano de Kian, Mason, gozaba del teléfono. Sus padres se lo habían regalado de cumpleaños.

La señora McCreath dijo que había colocado el teléfono en la cama de Kian después de haber retirado el dispositivo de su lugar de carga. “Eran las 2:30 de la madrugada más o menos y no podía dormir, así que bajé las escaleras”, explicó Sarah. “Cuando salí de mi habitación me di cuenta de que el teléfono de Mason se estaba cargando. Sé que el teléfono te avisa cuando ya tiene la batería completa y es por eso que lo desconecté y lo dejé en la cama de Kian”.

El celular que le explotó a Kian McCreath
quedó completamente arruinado.
“No pensé más en él. Me preparé una taza de té y justo después escuché un fuerte estallido. Kian comenzó a gritar: ‘¡Mi cama está en llamas!’. Fue horrible”, recuerda la señora McCreath. “Kian tiene quemaduras en sus piernas. También le han quedado secuelas psicológicas de lo sucedido”, explicó McCreath, padre del menor.

El móvil era un modelo BlackBerry Curve 9320, que causó el incendio, en aquel país. La madre de los pequeños cuenta que el celular fue un regalo para el hijo mayor, Mason, y que ella misma lo colocó sobre la cama luego de haberlo encontrado en el suelo cargando la batería.

Además de quemar la pierna del menor, el fuego también quemó ropas de cama, colchón y el pie del niño. Vodafone, empresa donde la familia compró el aparato, ofreció el reemplazo del aparato quemado, dice el diario. 

Año 2013 
Se queman dos mujeres al explotar su celular
Según informa el diario mexicano El Heraldo de Puebla, el 3 de febrero de 2013, a causa de la explosión de un teléfono celular, dos mujeres sufrieron quemaduras de segundo y tercer grado en el rostro, según lo reportaron las propias agraviadas.

El Hospital general de Puebla donde fueron
atendidas las dos mujeres a las que
les explotó el celular.
En un domicilio de la calle Anáhuac, de la colonia Ignacio Romero Vargas, ocurrieron los hechos donde una vecina llevó a las dos heridas para que las atiendan y reportaron el incidente  a las autoridades.

María Mercedes Guevara Muñoz, de 44 años de edad, quien presentó quemaduras de primero y segundo grado en el 34 por ciento de su rostro, extremidades pélvicas y torácicas, por lo que fue trasladada al hospital de Traumatología y Ortopedia de acuerdo con el reporte de la ambulancia número 41 que llegó al lugar a atender la llamada hecha al número de emergencia. Mientras la ambulancia Alfa 19 valoró a Diana N, de 14 años de edad, que mostró quemaduras de segundo grado en cara y mano izquierda, por lo que fue llevada al hospital General del Norte.

IPhone 5 le explota a tailandés
El 13 de marzo de 2013, un IPhone 5 de Apple, le explotó a un usuario tailandés después de hacer una llamada.

El IPhone 5 que le explotó al tailandés
Suwicha Auesomsaksakul.
Esto es lo que se puede comprobar en un vídeo que ha publicado el sitio de noticias MCOT, en el que recoge el testimonio de la persona que sufrió el problema. Según se indica en el sitio, el dueño del celular, llamado Suwicha Auesomsaksakul, realizó una llamada con su aparato y, este, poco a poco se fue calentando por momentos. Ya casi sin poder sujetar el dispositivo, terminó de hablar y comprobó que el IPhone 5 comenzó a echar humo. En ese momento el teléfono aumentó la temperatura y se le cayó al suelo.

La sorpresa de este hombre fue comprobar que al producirse esto, el dispositivo explotó cuatro veces con diferentes pequeños incendios paralelos quedando inutilizado. Según dijo, si esto llega a ocurrir 30 segundos antes, el hombre hubiera tenido problemas de quemaduras ya que justo estaba hablando por teléfono.

Estalla celular Nexus S
La joven norteamericana Kirsten Zastrow se llevó el susto de su vida el 19 de abril de 2013 cuando llevaba un par de horas durmiendo, se despertó sobresaltada por una explosión. En el suelo de su habitación encontró una pequeña hoguera con llamas de 30 centímetros y un olor insoportable que llenaba la habitación.

Restos del Nexus S de Kirsten Zastrow.
Su Nexus S había explotado apenas a medio metro de su cabeza. La batería había salido disparada y ardía en el suelo. Kirsten apagó el fuego y se sintió afortunada porque el incidente ocurriese en la misma habitación en la que ella se encontraba y no en otra. Si esto último hubiera pasado, es probable que su casa hubiera ardido.

La batería del móvil de esta mujer no era la original del móvil. Tras dos años de intenso uso, decidió comprar un repuesto de la marca norteamericana Anker. Esta empresa es conocida por vender productos mucho más baratos que los originales. No los fabrica ella, sino que los encarga a empresas chinas y taiwanesas.

Una batería suele explotar cuando su temperatura es elevada -ya sea por la temperatura ambiente o porque lleve mucho tiempo enchufada a la red- y sobre todo, porque algún componente metálico se cuele en el espacio que hay entre los dos polos de la batería.

Parece que en el caso de Kirsten, alguna traza de algún metal se coló dentro de su batería. Puede que en la fabricación del repuesto no se tomaran las medidas de seguridad suficientes y materiales contaminantes se colaran dentro de la pieza.

Más allá de lo que pudiera sucederle a la batería, todos los teléfonos celulares son un objeto peligroso que permanentemente están emitiendo microondas que perjudican la salud del usuario, por ende, deben utilizarse el menor tiempo posible y mantenerlos alejados del cuerpo.

Por Alberto Seoane

6 comentarios:

  1. Gracias por enterarnos de esta clase de noticias, pues nos alertan ante los inminentes peligros a los que estamos expuestos, Esta información ayudará a hacer un uso inteligente mesurado y juicioso de estos artefactos y a tomar las medidas pertinentes en cuanto a la adquisición de estos aparatos Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Estoy en una feria de ciencias de mi escuela y me sirvio una cantidad

    ResponderEliminar
  3. hola, me encanta el blog yo escribo para este blog de celulares te felicito por tu gran aporte.

    ResponderEliminar
  4. Hay que informar les bien para que todos puedan despertar.

    ResponderEliminar
  5. GRACIAS POR ESTA INFORMACION

    ResponderEliminar