HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


viernes, 30 de mayo de 2014

SUSTANCIAS PELIGROSAS QUE CONTIENEN LAS VACUNAS

Si todos los argentinos supieran lo que les están inyectando o a sus hijos, nadie se vacunaría y habría menos enfermedades. Es por eso que se ocultan los ingredientes de cualquier vacuna.

Somos libres de rechazar
toda vacunación.
Debido a que la falta de información en torno a la vacunación es tan predominante, muchos padres nunca se cuestionan si deberían o no vacunar a su hijo, pasando por alto una de las decisiones más importantes que un padre puede tomar sobre la salud de su hijo. 

Como la medicina convencional o sea “oficial” dice que la vacunación es segura, la mayoría de los padres simplemente aceptan la vacunación, completamente inconscientes de los peligros potenciales e incapaces de reconocer una reacción seria cuando ésta ocurre. Y además como los departamentos de salud del gobierno y el sistema escolar dan la impresión de que la vacunación es una obligación para todos los niños, la mayoría de los padres creen que se les requiere legalmente vacunar a sus hijos. Pero el hecho es que somos libres de rechazar toda la vacunación.

Hace 30 años, los niños recibían 4 vacunas, 
hoy, un niño totalmente vacunado tiene de
37 a 50 inoculaciones en sus primeros años.
Aunque el sistema de salud recomiende o presione hacia la vacunación, las vacunas no son "requeridas legalmente". Nadie tiene la autoridad legal de vacunar a su hijo en contra de sus deseos.

Hace treinta años, los niños recibían un total de cuatro vacunas, pero hoy, un niño totalmente vacunado recibe la pasmosa cantidad de 37 a 50 inoculaciones de vacunas durante sus tempranos y formativos años de vida, cuando su sistema inmunitario es más vulnerable. Incluso el sistema inmunitario de un adulto sería desafiado por tantas vacunas en un periodo tan corto de tiempo. 

Dijo la Dra. Suzanne Humphries: Las
vacunas son peligrosas y nunca
deberían ser inyectadas
en nadie por ninguna razón".
Hace cincuenta años, el autismo afectaba a menos de 1 de cada 10.000 familias, hace diez años era 1 cada 150 familias, pero ahora 1 de cada 68 familias tienen un niño autista.

Por el bien de todos publicamos aquí un extracto de los principales contenidos de cualquier vacuna que se emplea en la Argentina:

Sulfato de Amonio (sal): Se sospecha que produce envenenamiento del sistema gastrointestinal, hígado, nervios y sistema respiratorio.

Las vacunas contienen ADN 
animal, que puede ser 
incorporado al ADN de quién 
lo reciba y causar mutaciones 
genéticas desconocidas.
Beta-propiolactona: Conocido por causar cáncer. Se sospecha que causa envenenamiento de órganos gastrointestinales, hígado, piel y sensoriales.

Levadura genéticamente modificada, ADN animal, de bacterias, y viral: Puede ser incorporado al ADN de quien lo reciba y causar mutaciones genéticas desconocidas.

El aluminio que contienen las vacunas causa 
daño cerebral, se sospecha que es el causante 
de Alzheimer, demencias y estados comatosos.
Látex de goma: Puede causar reacciones alérgicas.

Glutamato monosódico: Siendo estudiado por mutagénico, teratogénico (malformación del desarrollo y “monstruosidades”) y efectos en la reproducción. Es un neurotóxico. Causa trastornos metabólicos (diabetes, por ejemplo), convulsiones y trastornos neurológicos, entre otros.

Toda vacuna contiene Polisorbato 80 que
causa cáncer en animales, infertilidad en
hembras y atrofia testicular en los machos.
Aluminio: Implicado como causante de daño cerebral, se sospecha factor en la enfermedad de Alzheimer, demencia y estados comatosos. Reacciones alérgicas pueden venir de medias a severas.

Formaldehido (formalina): Mayormente constituido por fluido utilizado para embalsamar; venenoso si es ingerido. Probable carcinógeno. Se sospecha envenenamiento a sistemas gastrointestinales, hígado, sistema inmune, y envenenamiento al sistema reproductivo y respiratorio. Vinculado a la leucemia, cáncer cerebral, de colon y linfático.

Cada vacuna contiene más de 20 
sustancias altamente tóxicas para 
nuestro organismo.
Micro-organismos: Vivos y muertos, virales y bacterias, o sus toxinas. La vacuna de la poliomielitis estaba contaminada con un virus de mono que ahora termina en los huesos humanos, encalado del pulmón (mesotelioma), tumores cerebrales y linfomas.

Polisorbato 80: Se sabe que causa cáncer en animales. Causa infertilidad en ratones hembras y atrofia testicular en ratones machos.

El mercurio es una de las sustancias más
tóxicas del planeta, sin embargo, está en
todas las vacunas. Causa autismo.
Try(n) Butilfosfato: Se sospecha que causa envenenamiento de riñones y nervios.

Glutaraldehido: Venenoso si es ingerido. Se sabe que causa deformaciones en animales experimentales.

El sulfato de neomicina que contienen las
vacunas impide la absorción de la vitamina B6,
causando epilepsia y retraso mental.
Gelatina: Producida por piezas selectas de piel de ganado y terneros, y del mineralizado de huesos de ganado y piel de cerdo. Causa reacciones anafilácticas comprobadas.

Sulfato de gentamicina y polimixina B (antibióticos): Reacciones alérgicas pueden venir en rango menor a tenerlas de por vida.

Cuantas más personas 
conozcan que porquerías 
les están inyectando, 
aumentará más el 
rechazo a las 
vacunas obligatorias.
Mercurio (timerosal): Una de las sustancias conocidas más tóxicas del planeta. Tiene una afinidad por el cerebro, intestino, hígado, médula ósea y riñones. Minúsculas cantidades pueden causar daño a los nervios. Síntomas de la toxicidad del mercurio son similares a las del autismo.

Sulfato de neomicina (antibiótico): Interfiere con la absorción de la vitamina B6. Un error en la absorción de la B6 puede formar raras formas de epilepsia y retraso mental. Reacciones alérgicas pueden ir de medias a severas.

Las vacunas destruyen el sistema inmunológico
natural que tiene el cuerpo humano.
Fenol/fenoxietanol (2-PE): Usado como anticongelante. Tóxico para todas las células y capaz de discapacitar el mecanismo de respuesta primario del sistema inmune.

Células humanas y de animales: Células humanas de tejidos de fetos abortados y albúmina humana. Sangre de cerdo, sangre de caballo, cerebro de ratón, cobayo, riñón de perro, corazón de vaca, riñón de mono, embriones de pollo, huevos de pollo, huevo de pato, suero de ternera, sangre de oveja, y otros.
¿Usted se inyectaría tejidos de fetos
abortados y sangre de animales?

Cuantas más personas conozcan que porquerías les están inyectando, aumentará más el rechazo a las vacunas obligatorias.

Las vacunas son armas biológicas. No deje
que otros decidan por la vida de sus hijos.
No admita ser intimidado a administrar una vacuna sin su consentimiento, ninguna autoridad tiene el derecho legal de vacunar a su hijo sin su permiso. Los niños nacen con defensas naturales de gran alcance. Si no fuera así morirían poco después del nacimiento.

Depende de cada quien tomar la decisión de vacunarse o no. Hoy es más riesgoso vacunarse que permanecer sin las vacunas.

Teniendo información permite tomar mejores decisiones y decidir el curso de nuestras vidas y no que otros decidan por nosotros.

Y por si todavía le quedan dudas, vea este interesante documental:

VACUNAS, EL FRAUDE LETAL - 1h 30m, Subt. Esp.flv


1 comentario:

  1. lamentablementee nuestro pais uno no tiene la potestad de decidir si quiero o no vacunar a su hijo. Me gustaria encontrar algun pediatria que me firmara un papel que diga que la Vacuna es totalmente sana y no produce ninguno efecto secundario, una verguenza; un claro ejemplo de control de la poblacion y de violacion del sistema inmunologico de bebe que recien lo estan desarrollando, cuando es inyectado.

    ResponderEliminar