SAPERE AUDE

SAPERE AUDE

domingo, 15 de enero de 2012

LA CAÍDA DE LA SONDA FOBOS-GRUNT Y OTROS FRACASOS EN LA EXPLORACIÓN DE MARTE

Se especulaba con que podían hacerlo en la Argentina e incluso cerca de Rosario. Pero medios de Rusia, que citan a una fuente de Defensa de ese país, confirmaron que los fragmentos de la Fobos-Grunt impactaron en el océano Pacífico, el domingo 15 de enero a las 21.45 hora de Moscú, cerca de una isla chilena.

La Fobos-Grunt orbitaba de forma descontrolada desde el 8 de noviembre de 2011, cuando despegó del Cosmodrómo de Baikonur en Kazajistán y en las últimas horas cobró fuerza la versión de que el punto de impacto de sus fragmentos podía la Argentina.

"Según nuestros cálculos la caída de fragmentos de la nave Fobos-Grunt tuvo lugar a las 21:45 hora de Moscú en el océano Pacífico", declaró el coronel Alexei Zolotujin, citado por la agencia Interfax.

Foto de la sonda Fobos-Grunt.
Según la agencia Ria Novosti, los restos cayeron 1.250 kilómetros al oeste de la isla de Wellington. A las 14.45 hora de la Argentina.

Más temprano, la agencia espacial rusa Roskosmos había señalado que los restos de la estación marciana probablemente caerían en territorio de Argentina, y más concretamente al oeste de la ciudad de Rosario.

"De acuerdo con los últimos datos los fragmentos del aparato Fobos-Grunt caerán este domingo a las 21.52 hora de Moscú (17.52 GMT, 14.52 de Argentina) a unos 120 kilómetros al oeste de la ciudad argentina de Rosario", dijeron, citados por la agencia rusa Interfax.

Afortunadamente nos libramos los argentinos una vez más de tener que sufrir la caída de chatarra espacial y ésta en particular con combustible altamente contaminante.


Lugar de la caída de la sonda Fobos-Grunt.
La mayor parte del peso de la sonda era un cargamento de 12 toneladas de combustible altamente tóxico para que pudiera alcanzar la luna marciana Fobos. Quedó intacto al quedar la sonda en órbita terrestre poco después de su lanzamiento el 9 de noviembre último.

Anteriores pronósticos rusos indicaban que los restos caerían al Pacífico cerca de las costas chilenas, como finalmente ocurrió.

La agencia aeroespacial rusa Roscosmos informó con anterioridad de que el peso total de los entre veinte y treinta fragmentos de la estación Fobos-Grunt que caían contra la Tierra ascendería a unos 200 kilogramos.

La Fobos-Grunt lanzada el pasado 9 de noviembre de 2011, debía cumplir una misión de 34 meses que incluía el vuelo a Fobos, una de las dos lunas de Marte, el descenso en su superficie y, finalmente, el retorno a la Tierra de una cápsula con muestras del suelo del satélite marciano.

Aquí se observa mejor la reentrada en la
atmósfera de la Fobos-Grunt y su caída
en el Océano Pacífico.
El proyecto, tenía como objetivo estudiar la materia inicial del sistema solar y ayudar a explicar el origen de Fobos y Deimos, la segunda luna marciana, así como de los demás satélites naturales en el sistema solar.

La sonda rusa Fobos-Grunt tenía un valor de 120 millones de euros (unos 150 millones de dólares), era la primera tentativa de Rusia en los últimos 15 años de lanzar una estación de investigación científica fuera de la órbita terrestre. Y será la única ya que el lanzamiento del Luna-Glob con una misión a la Luna previsto para 2015 seguramente será aplazado debido a lo ocurrido con la sonda Fobos-Grunt.

Todo lo que se perdió con el fracaso de la Fobos-Grunt
La desastrosa misión tenía alrededor de 20 instrumentos científicos que pesan un total de 50 kg. Todos ellos, si se hubieran usado representaban la misión más completa de todas las que fueron a Marte, incluidas las norteamericanas y europeas. La lista del instrumental es:

Instrumentos ópticos: la sonda llevaba dos pares de cámaras, a cada lado del aterrizador, capaces de tomar imágenes estereográficas.
Cámaras de gran angular (ShTK): se usarían para estudiar la superficie de Fobos, determinar la altura, seleccionar el lugar de descenso y tomar imágenes durante el mismo. A una altura de 1 km podrían obtener imágenes con una resolución de 0,4 m, momento en el que la sonda, de forma automática, escogería el lugar de aterrizaje (se optaría por la zona que presente menores contrastes, señal de que se trata de una zona poco accidentada). El proceso se repetiría hasta unos 15 metros de altura, momento en el que se procederá a la maniobra final de aterrizaje. Si la sonda se hubiera posado en el satélite marciano podría obtener imágenes del entorno con una resolución de 1 mm.
Cámaras de pequeño angular (UTK): se usarían para fotografiar Fobos con alta resolución (a 30 km la resolución será de 0,5 m/píxel).
Espectrómetro Fourier: análisis de los componentes menores de la atmósfera marciana.
Estructura y composición de Fobos:
Paquete de análisis de gases: desarrollado conjuntamente entre el CNES francés y el IKI ruso. Su principal objetivo es el análisis molecular de la superficie de Fobos. Cuenta con varios instrumentos.
Analizador termo diferencial:
Cromatógrafo de gases: analizaría los gases a partir de su conductividad térmica. Se trata de una adaptación del instrumento que ha desarrollado el CNES para la Mars Science Laboratory de la NASA.
Espectrómetro láser de diodo sintonizable: intentará detectar la presencia de moléculas de agua, dióxido de carbono y metano.
Espectrómetro de masas: combinado con el cromatógrafo de gases, permitiría determinar las moléculas detectadas.
Espectrómetro Mossbauer: búsqueda de hierro en la superficie de Fobos. Versión mejorada del MIMOS II que llevan los todoterrenos Spirit y Opportunity.
Espectómetro de neutrones (NS HEND): basado en el HEND, llevado por la Mars Odyssey.
Espectómetro de rayos gamma: completa el NS HEND.
Espectrómetro infrarrojo: dedicado al estudio mineralógico.
Espectrómetro láser: dedicado al estudio mineralógico.
Espectómetro de masas de iones secundarios: dedicado al estudio mineralógico.
Radar de onda larga: estudio de la estructura interior de Fobos y características eléctricas del mismo.
Sismómetro: estudio del interior de Fobos y gravimetría.
Sonda térmica: determinación de las características térmicas del regolito.
Brazo robótico: brazo para la recogida de muestras. Lleva, además, una micro cámara y otros instrumentos.
Sistema de recogida de muestras.
Plasma y campo magnético
Espectómetro de electrones.
Espectómetro de iones.
Mecánica celeste.
Sensores solares: la sonda lleva dos, ubicados en la etapa de regreso, junto a la cápsula con las muestras. Se usarán para mantener los paneles solares orientados hacia nuestra estrella. Es posible que, finalmente, también se equipe a la etapa de crucero con estos sensores.
Sensores estelares (BOKZ-MF): la sonda lleva dos, situados en la etapa de crucero. Se usarán, además de para la navegación de la sonda, para el estudio de la libración de Fobos.
Oscilador ultra estable: experimento de mecánica celeste.
Polvo:
Contador de polvo: estudio del polvo en torno a Marte y en las proximidades y órbita de Fobos.
Detector de micro meteoritos: monitoreo de micro meteoritos.
Biología:
LIFE (Living Interplanetary Flight Experiment): experimento de la Sociedad Planetaria que consiste en enviar junto a la sonda pequeñas muestras de microorganismos. Estarán representadas las arqueas, las bacterias y células eucariotas. Al regreso de la Fobos-Grunt se comprobaría cómo les ha afectado el viaje interplanetario. Uno de los objetivos de los experimentos era determinar si es posible que la vida, usando meteoritos como vehículo, viaje de un planeta a otro.

Volver a empezar
El lanzamiento fallido de la Fobos-Grunt asestó un fuerte golpe al prestigio del sector aeroespacial ruso. Rápidamente se oyeron protestas contra los proyectos ambiciosos en favor de las tareas más simples.

“No debemos bajar el nivel, hay que superar el síndrome del perdedor. Nos enfrentamos con un problema muy grave, gastamos 5 mil millones de rublos (unos 163,5 millones de dólares) y tenemos que conseguir nuestro objetivo. Así se ha consolidado nuestra nueva escuela, distinta de la soviética, aunque ahora veamos  malos resultados”, responde a los más pesimistas Vadim  Lukashévich.

La Fobos-Grunt lista para viajar a Marte
y sus satélites.
Según el experto, el mayor gasto del proyecto de la Fobos-Grunt fue el gasto para la investigación y desarrollo, ya que el coste de la sonda en sí no supera mil millones de rublos (unos 33 millones de dólares). Las investigaciones científicas y el desarrollo de la ingeniería ya están hechas, por lo tanto una sonda igual costará a la industria espacial rusa mucho menos que la perdida.

Se podrá invertir en pruebas de los equipos y sistemas de la estación en la tierra. “Al fin y al cabo se trata de repetir la misma misión con los mismos objetivos habiendo corregido los defectos anteriores”, afirma Lukashévich.

El pasado 2011 fue uno de los peores para el sector espacial ruso. El último fracaso en sus proyectos fue el 23 de diciembre cuando un satélite de comunicaciones militares y civiles cayó en Siberia por un desperfecto del cohete Soyuz que lo llevaba a su órbita.

Otros fracasos y éxitos parciales rusos en la exploración de Marte
Con la caída de la ultra sofisticada sonda Phobos-Grunt en enero de 2012, es conveniente recordar otros desastres que casualmente tienen que ver con la exploración de nuestro vecino Marte. El hecho de que dos tercios de todas las sondas terrestres lanzadas hacia Marte y sus satélites no hayan cumplido su cometido (la proporción de fracasos es aún mayor entre las sondas soviéticas/rusas), difícilmente puede ser considerado una casualidad.

Imagen del planeta Marte
tomada por el Hubble.
Las primeras misiones soviéticas fueron del programa Marsnik que consistió en dos vuelos cercanos con sonda en octubre de 1960 (cuatro años antes que los norteamericanos, quienes recién en 1964 iniciaron el estudio de Marte con el proyecto Mariner). Ambas sondas fallaron en salir de la Tierra. Eran la Mars o Marsnik 1960A lanzada el 10 de octubre de 1960 y la Mars 1960B lanzada el 14 de octubre de 1960, ambas no alcanzaron a salir fuera de la atmósfera de la Tierra.

Otra sonda fue la Mars 1962A que realizaría un sobrevuelo sobre Marte. Fue lanzada el 24 de octubre de 1962 y la Mars 1962B que incluía un lander lanzada en diciembre de ese mismo año, una falló en salir de la órbita de la Tierra y en la otra explotó la etapa superior antes de darle el último empuje directo a la Tierra. La Mars 1962A (también fue llamada Korabl 11 y Sputnik 22. Esta fallida misión soviética de sobrevuelo marciano, era probablemente similar a la misión Mars 1, lanzada 8 días más tarde. La sonda tenía una masa de 893,5 kg, que junto a la etapa orbital sumaba un total de 6500 kg. Fue lanzada en un cohete SL-6 a una órbita de 180 × 485 km con una inclinación de 64.9 grados. Un falló provocó la explosión y reentrada de la etapa orbital. Los pedazos de fuselaje permanecieron en la órbita terrestre durante varios días antes de caer de regreso a través de la atmósfera de la tierra. El accidente ocurrió durante la llamada Crisis de los Misiles de Cuba y los restos reentrando en la atmósfera terrestre fueron detectados por sistemas de radar en Alaska, dando lugar a una falsa alarma de ataque soviético en el sistema defensivo estadounidense.

La Mars 1 lanzada el 1 de noviembre de 1962, sería una sonda automática interplanetaria, la primera del programa soviético de sondas a Marte. Volaría a una distancia de 11.000 Km del planeta y tomaría fotos de la superficie y mandaría información sobre la radiación cósmica, impactos de micro meteoritos, sobre el campo magnético de Marte, radiación en el ambiente, estructura de la atmósfera, y posibles componente orgánicos presentes. Se mantuvieron 61 transmisiones de radio con intervalos cada 2 días. El 21 de marzo de 1963 cuando la nave se encontraba a 106.760.000 km de la Tierra cesó la comunicación, debido a fallos de la antena de transmisión.

La misión Marte 1962B o Sputnik 24, despegó el 04-11-1962 pero fue otro fallido despegue rumbo a Marte. Era una sonda de impacto. La masa total del complejo (el Tyazheliy Sputnik) superaba las 6,5 toneladas. Quedó destruida en el despegue. Los pedazos cayeron a través de la atmósfera de la Tierra en enero de 1963.

Sonda soviética Zond 2.
Luego en 1964 los soviéticos empezaron el programa Zond, el primer experimento fue la Zond 1964A que falló su lanzamiento el 4 de junio de 1964. Pesaba 890 kilos. Esta sonda tenía previsto realizar un sobrevuelo de la Luna y fue diseñada como un banco de pruebas para las futuras misiones Zond a Marte. El cohete lanzador SL-6/A-2-e falló y por lo tanto la sonda nunca llegó a la órbita terrestre.

Luego lanzaron la Zond 1 a Venus el 2 de abril de 1964 y la Zond 2 a Marte que perdió contacto después de unas maniobras a mitad de camino en mayo de 1965. La Zond 2 fue lanzada en secreto el 30 de noviembre de 1964, dos días después del lanzamiento de la norteamericana Mariner 4. Más tarde la NASA detectó una señal de radio de un objeto que se dirigía a Marte y sólo fue entonces cuando la URSS admitió el lanzamiento. Poco después falló uno de los paneles solares dejando a la sonda con la mitad de la energía necesaria para funcionar al completo. A comienzos de mayo de 1965 y después de una maniobra a mitad de camino, las comunicaciones con la nave se perdieron. La nave sobrevoló Marte el 6 de agosto de ese mismo año a una distancia de 1500 kilómetros y a una velocidad relativa de 5,62 km/s. Las restantes Zond, que llegaron hasta el número 8, fueron enviadas con éxito a la Luna.

Sonda Mars 1969A.
Otro fallo soviético fue la Mars 1969A que se intentó lanzar el 27-03-1969. Pesaba aproximadamente 4.850 kg y quedó destruida en el despegue. Era una sonda orbital. Tras el lanzamiento, a los 51 segundos la cofia que debía dejar al aire la sonda no se abrió. Además, después de la correcta evolución de las dos primeras etapas del cohete, la tercera etapa del Protón SL-12/D-1-e (también llamado 8K82K, #240-01 + 11S824) experimentó un fallo en un rotor lo que causó que la turbo bomba saliera ardiendo. El motor dejó de funcionar a los 438,66 segundos y explotó, cayendo los restos en las montañas Altai.

Luego se intentó lanzar otra exactamente igual, con el mismo peso, la Mars 1969B, el día 02-04-1969 pero al igual que la anterior quedó destruida durante el despegue. A los 0,02 segundos del lanzamiento, uno de los seis cohetes 11D43 (o RD 253) de la primera etapa estalló. El sistema de control compensó inicialmente la pérdida de este motor y el despegue prosiguió con sólo 5 motores hasta que a los 25 segundos y a 1 kilómetro de altura el cohete comenzó a inclinarse hasta ponerse en horizontal. Los cinco motores se apagaron y el cohete impactó contra el suelo a los 41 segundos del lanzamiento a 3 kilómetros de la torre de lanzamiento LC81/24. Todo el complejo se llenó de gases tóxicos que fueron dispersados por el viento, provocando una evacuación de emergencia y desordenada en coches.

Orbitador Kosmos 419, otro fracaso.
Otro fracaso fue la sonda Kosmos 419 que iba a orbitar el planeta y luego amartizar. Despegó el 10-05-1971. El cohete Protón SL-12/D-1-e puso con éxito a la sonda en órbita baja (174 x 159 km) con una inclinación de 51.4º. La cuarta etapa (Block D) falló en el encendido del motor que debía enviarla hacia Marte por lo que la órbita decayó y entró en la atmósfera de la Tierra dos días después, el 12 de mayo de 1.971.

Las sondas soviéticas Mars 2 y Mars 3 tuvieron un tímido éxito al ingresar a Marte en 1971 pero se encontraron con  grandes tormentas de polvo en progreso, con lo cual mucha información no pudieron aportar, aunque sirvieron para saber más sobre el planeta rojo. El primer objeto humano en el planeta el 27 de noviembre de 1971 fue la Marsnik 2 o Mars 2, y la primera transmisión desde su superficie el 2 de diciembre de 1971, correspondió a la Marsnik 3 o Mars 3.

Estampilla soviética conmemorativa
recordando a la sonda Mars 3.
Los orbitadores Marsnik 2 y 3 enviaron grandes cantidades de datos a la Tierra entre diciembre de 1971 y marzo de 1972, aunque las transmisiones continuaron hasta el mes de agosto. Se anunció que ambas sondas finalizaron sus operaciones el 22 de agosto de 1972, tras completar la sonda Mars 2 un total de 362 órbitas a Marte y un total de 20 órbitas la sonda Mars 3. En total realizaron 60 fotografías.

Las imágenes obtenidas junto con los datos revelaron montañas de 22 kilómetros de altura, la presencia de oxígeno e hidrógeno atómico en la atmósfera superior, temperaturas en la superficie entre los -110º C y los +13 °C, presiones superficiales de entre 5,5 y 6 milibares, concentraciones de vapor de agua 5000 veces inferiores a las de la Tierra. También se detectó que la ionosfera marciana comenzaba entre los 80 y 110 kilómetros de altura y que se hallaban presentes granos de las tormentas de polvo hasta los 7 kilómetros de altura. Los datos permitieron la realización de mapas de relieve de la superficie, así como valiosa información sobre la gravedad y campos magnéticos de Marte.

La sonda Mars 2 (también llamada Marsnik 2 o Marte 2) era idéntica a la Mars 3, cada una con un módulo orbital y un módulo de descenso acoplado. Los principales objetivos del orbitador Marsnik 2 eran los mismos que los de la Mars 3.

El principal objetivo científico del módulo de descenso Marsnik 2 era realizar un amartizaje suave en el planeta Rojo. La secuencia de descenso del aterrizador falló y la nave impactó contra la superficie. Cuando la sonda Marsnik 2 (o Marte 2) fue lanzada hacia Marte se realizaron dos maniobras de corrección de la trayectoria los días 17 de junio y 20 de noviembre. El módulo orbital soltó el módulo de descenso unas 4.30 hs. antes de llegar a Marte el 27 de noviembre de 1971.

La nave entró en la atmósfera marciana a una velocidad de 6 km/s y en un ángulo más acentuado de lo previsto. La secuencia de descenso quedó alterada, provocando un fallo en el sistema de descenso que hizo que los paracaídas no se desplegaran, por lo que el aterrizador se estrelló contra el suelo marciano a 4º Norte y 47º Oeste, en la zona oeste de Hellas Planitia. Aunque de forma accidentada, el módulo de aterrizaje Marsnik 2 fue el primer objeto fabricado por el ser humano en alcanzar la superficie marciana.

La sonda Mars 3 (también llamada Marsnik 3 o Marte 3) era una nave idéntica a la Mars 2, cada una con un módulo orbital y un módulo de descenso acoplado, desarrolladas en el marco del Programa Mars de sondas soviéticas para la exploración de Marte. El principal objetivo del orbitador Mars 3 era la obtención de imágenes de la superficie marciana y de las nubes, determinar la temperatura, estudiar la topografía, composición y propiedades físicas de la superficie, así como medir las propiedades de la atmósfera, medir el viento solar y los campos magnéticos marciano e interplanetario. También actuaría como repetidor hacia la Tierra de las señales enviadas por el módulo aterrizador.

El principal objetivo científico del módulo de descenso Mars 3 era realizar un amartizaje suave, enviar fotografías de la superficie y enviar datos de las condiciones climáticas, así como de la composición atmosférica y de las propiedades mecánicas y químicas del suelo. La sonda Mars 3 fue la primera que realizó un aterrizaje suave en la superficie de Marte.

El módulo de descenso se separó del orbitador el 2 de diciembre de 1971 a las 09:14 GMT. Quince minutos más tarde el motor de descenso fue encendido para colocar hacia delante el escudo de aerofrenado. A las 13:47 GMT el módulo entró en la atmósfera marciana a 5,7 km/s y con un ángulo menor de 10º. El paracaídas de frenado se desplegó correctamente y fue seguido por el paracaídas principal que frenó la nave hasta lograr una velocidad menor que la del sonido. Entonces el escudo térmico fue expulsado y se puso en marcha el radar de altimetría. A una altura de entre 20 y 30 metros y con una velocidad de entre 60 y 110 m/s se desconectó el paracaídas principal y se encendieron unos pequeños cohetes laterales que lo alejaron de la zona. Simultáneamente se encendieron los retrocohetes para frenar al máximo. Todo el proceso duró unos 3 minutos.

La sonda Mars 3 antes de
su viaje al Planeta Rojo.
La Mars 3 tocó la superficie a unos 20,7 m/s aproximadamente a 45ºS y 158ºO, en el cráter Ptolomeo (o Ptolemaeus), a las 13:50:35 GMT. Los absorbedores del choque dentro de la cápsula fueron diseñados para evitar el daño a los instrumentos. Los cuatro pétalos de la cubierta se abrieron y la sonda comenzó a transmitir datos hacia el orbitador Mars 3 a las 13:52:05 GMT, unos 90 segundos tras el aterrizaje.

Unos 20 segundos después, a las 13:52:25, la transmisión cesó por completo por causas desconocidas y no se recibieron más señales desde la superficie marciana. Se desconoce si los fallos estaban en el aterrizador o en el sistema repetidor del orbitador. En ese escaso tiempo se pudo lograr una panorámica parcial de una imagen que no mostraba detalles y con una iluminación muy baja de unos 50 lux. La causa del fallo podría estar relacionada con la poderosa tormenta de arena que tenía lugar en el momento del aterrizaje que podría haber inducido una descarga eléctrica, dañando el sistema de comunicaciones y lo que también explicaría la poca iluminación de la imagen.

La sonda Mars 4 fue un fracaso parcial, lanzada el 21-07-1973 era una sonda orbital que se desvió de su ruta pasando a 2.200 km del planeta. Aún así logró enviar una serie de imágenes e información acerca de la ionosfera de Marte.

La Mars 5 lanzada el 25-07-1973 tuvo cierto éxito y logró enviar fotografías desde su órbita. Durante un período de 9 días, envió más de 60 imágenes. Luego, hubo una pérdida en la presurización, lo cual hizo que la nave espacial no pudiera suministrar más información.

La sonda Mars 6 descendió exitosamente el 12 de marzo de 1974 pero misteriosamente interrumpió su transmisión a los 0’,3 segundos antes de posarse en el suelo.

La Mars 7 lanzada el 09-08-1973 se desvió de su ruta 1.300 km.

En 1978 se decidió cancelar la misión Mars 5M, que pretendía traer muestras de Marte a la Tierra, debido a su elevado coste, alta complejidad y baja probabilidad de éxito. El prestigio de la oficina de Lavochkin, que lideraba el diseño de la Mars 5M, sufrió un serio revés.

Satélite Fobos, fotografía del año 2003.
Luego los soviéticos destinaron sus esfuerzos al Programa Fobos que fue un ambicioso proyecto para el estudio del planeta Marte y sus dos satélites Fobos y  Deimos. Consistió en el envío de dos sondas gemelas, Fobos 1 y Fobos 2, que debían orbitar Marte y hacer estudios cercanos del satélite Fobos (de ahí el nombre de la misión). Estas sondas iban a soltar, además, módulos de aterrizaje que debían posarse sobre dicho satélite. La Fobos 1 nunca alcanzó Marte y su compañera falló a los pocos meses de su llegada al planeta, por lo que generalmente se considera que el proyecto fue un fracaso.

El proyecto contó con una amplia colaboración internacional. Participaron, entre otros, Suecia, Suiza, Austria, Francia, Alemania Occidental, Bulgaria y los Estados Unidos (que contribuyó mediante su Red del Espacio Profundo para el seguimiento de la misión).

Las dos Fobos tenían como objetivos:

1. Colocarse en órbita marciana.
2. Sobrevolar el satélite Fobos.
3. Colocar dos estaciones automáticas en la superficie de Fobos.
4. Estudiar la composición superficial del satélite Fobos.
5. Estudiar exhaustivamente Marte desde la órbita.

Además, se iba a llevar a cabo el primer estudio detallado de una luna marciana (Fobos) mediante sobrevuelos muy cercanos (apenas 50 metros) y el lanzamiento de dos sondas de aterrizaje. La Fobos 2 llevaba, además, un pequeño "saltador" que, gracias a la escasa gravedad de Fobos, hubiera podido desplazarse en el satélite y efectuar mediciones en diversos lugares de la composición química, campo magnético y gravedad.

La Fobos 1 despegó el 7 de julio de 1988. No hubo problemas hasta que en la sesión de comunicación del 2 de septiembre no se detectó señal de la sonda. Al revisar los datos, los técnicos se percataron de que en la anterior sesión (29 de agosto) se había dado una orden errónea a la sonda para que desactivara los motores de actitud (concretamente se transmitió un "+" en vez de un "-"). Incapaz de controlar su orientación, la Fobos 1 dejó de apuntar sus paneles solares hacia nuestra estrella, por lo que se quedó sin energía y no pudo restablecerse contacto con ella. Actualmente se encuentra en órbita alrededor del Sol.

La Fobos 2 despegó el 12 de julio de 1988. Durante el camino, al igual que otras sondas soviéticas, experimentó múltiples fallos electrónicos entre los cuales figuran:

1. Avería de su transmisor principal. De los tres canales que había para la retransmisión de imágenes, dos ya habían fallado. No obstante la sonda fue capaz de alcanzar Marte con el transmisor de emergencia, aunque éste era mucho menos potente.
2. El experimento de plasma se sobrecalentaba y esto afectaba a otros equipos.


La Fobos 2 era un ambicioso
proyecto que fracasó por
causas desconocidas.
La Fobos 2 alcanzó la órbita de Marte el 29 de enero de 1989 y funcionó con normalidad hasta que el 27 de marzo se preparó para un sobrevuelo muy cercano de Fobos y el lanzamiento de las dos sondas de aterrizaje. Tal y como estaba previsto las comunicaciones se cortaron para que la Fobos 2 pudiera obtener la información científica. Sin embargo, cuando debía volver a contactar con los controladores, éstos no escucharon ninguna señal. Análisis posteriores revelaron que se detectaban breves emisiones de la sonda, como si ésta estuviera fuera de control y la antena apuntara a la Tierra sólo ocasionalmente, pero la telemetría resultó ininteligible. En posteriores intentos por recuperarla no se obtuvo ninguna señal. Desde la Tierra no se pudieron emitir los comandos a fin de liberar a los dos Módulos de Aterrizaje hacia la superficie de Marte.

Posteriormente análisis más exhaustivos de la telemetría apuntaron a un fallo del ordenador, algo habitual en las sondas soviéticas. Además, al contrario que todas las sondas lanzadas previamente por la URSS, las Fobos no contaban con un sistema que desconectara los elementos prescindibles en caso de que no hubiera suficiente energía. Al disminuir la potencia disponible la sonda no habría tenido suficiente para mantener los sistemas indispensables y esto habría producido su pérdida.

Pirámide fotografiada por la Fobos 2.
La Fobos 2, que estuvo orbitando Marte durante 3 meses, envió una cantidad de datos muy limitada, entre ellos un total de 38 fotografías (aparecen una pirámide, un monolito, construcciones, entre otras). Los problemas técnicos que sufría y el hecho de que se perdiera contacto con ella justo antes del sobrevuelo de Fobos hicieron que los objetivos científicos no pudieran cumplirse y generalmente se considera que la misión fue un fracaso. Entre los pocos datos relevantes figura que la Fobos 2 confirmó por primera vez que Marte está perdiendo atmósfera hacia el espacio.

Monolito marciano fotografiado
 por la sonda Fobos 2.
La Fobos 2, desapareció el 28 de marzo de 1989. Algunas personas, tras la pérdida de la sonda, manifestaron que ésta había transmitido datos que podrían indicar la presencia de una civilización extraterrestre, lo cual se ha denominado en ocasiones el incidente o misterio de la Fobos 2.

Los defensores de la existencia de anomalías en los datos de la Fobos 2 defienden que Marte es un planeta en el que se han encontrado otras pruebas de presencia alienígena. El hecho de que se haya perdido una gran proporción de sondas hacia Marte es interpretado también como algo anómalo y, para algunos, señal de que algo (terrestre o extraterrestre) está boicoteando el estudio del planeta.

Fobos, satélite natural de Marte y uno de los objetivos principales de la sonda Fobos 2, presenta diversas anomalías que la ciencia no explica de forma convincente:

1. Su órbita es extraña, por debajo del límite de Roche y gira sobre Marte más rápido de lo que el planeta gira sobre sí mismo. Además, su órbita está perturbada por motivos no aclarados.
2. Presenta características superficiales extrañas como cadenas de cráteres y estrías, que carecen de explicación satisfactoria.
3. El origen del satélite no está bien esclarecido.

El satélite Fobos orbitando a Marte.
Esto llevó a algunos, como el astrofísico soviético Iósif Samuelovich Sklovsky, a especular sobre un origen artificial de Fobos. En una alocución radiofónica en 1959 comentó que "en función de recientes observaciones, hemos de concluir que muy probablemente Fobos y Deimos son satélites artificiales puestos en órbita por una raza desconocida que habitó Marte hace dos o tres mil millones de años".

Según las personas que defienden que la desaparición de la Fobos 2 fue anómala, ésta lo hizo de forma súbita y justo cuando se disponía a sobrevolar el satélite homónimo.

Los defensores de la hipótesis de la existencia de anomalías sugieren que todos estos hechos podrían estar relacionados con la pérdida de la sonda. Muchas de estas personas alegan que los datos han sido deliberadamente ocultados por las agencias espaciales para negar la existencia de extraterrestres. A este respecto, se acusa a la Unión Soviética de haber ocultado estos hechos hasta que, gracias a la presión internacional (hay que recordar que en la Fobos 2 colaboraban 14 países) se empezaron a difundir los datos.

Sombra de un extraño
 objeto volador sobre
la superficie de Marte
fotografiado por la
sonda Fobos 2.
La Fobos 2 detectó una extraña sombra en la superficie de Marte. Los dos satélites de Marte producen sombras en su superficie, pero ésta es demasiado estirada para tener este origen, especialmente desde el punto de vista de la Fobos 2, que tomó sus últimas imágenes muy cerca de Fobos, por lo que la sombra de éste debería parecer circular. El Dr. Becklake lo describió como "algo que está entre la sonda y Marte, porque podemos ver la superficie marciana detrás" y apuntó que el objeto fue visto tanto por la cámara óptica como por la infrarroja.

La sonda también fotografió junto al satélite Fobos un extraño objeto de forma aproximadamente cilíndrica de grandes dimensiones (20 km de largo y 1,5 km de diámetro). Ningún objeto natural puede tener esta forma. Sin embargo, la figura recuerda a muchos Ovnis de forma cilíndrica que, según los partidarios de su procedencia extraterrestre, son naves nodriza.

Objeto cilíndrico de al menos 
20 km de largo por 1,5 mts
de díámetro fotografiado
muy cerca del satélite
Fobos por la sonda Fobos 2.
La fotografía del enorme objeto fusiforme cerca del satélite Fobos fue divulgada en 1991 por la coronel Marina Popovich, ex piloto de reserva de la Vostok 6, que fue finalmente tripulada por Valentina Tereshkova, piloto de pruebas (batió 13 records) y, tras su retiro del ejército (su primer marido era el general Pavel Popovich, "el primer hombre que se reunió en órbita con otra nave espacial durante el vuelo de la Vostok 4 en agosto de 1962), reconocida experta en Ovnis. Según ella, la fotografía le fue entregada clandestinamente por Alexei Leonov (cosmonauta de la Vosjod 2 y Apolo-Soyuz) y representa "el primer informe filtrado de una nave nodriza alienígena en el Sistema Solar". Añade que esta fue aparentemente la causa de la desaparición de la Fobos 2 y sugiere que fue posiblemente un flash de radiación proveniente de ese objeto lo le causó las averías que la hicieron perderse en el espacio.

Los partidarios de la existencia de anomalías en la misión Fobos 2 alegan que este objeto podría ser el causante de la sombra mencionada anteriormente.

Una de las imágenes de la Fobos 2, transmitida a la Tierra sólo dos horas antes de que se perdiera comunicación con la sonda, muestra extraños patrones en la superficie de Marte. Estos patrones, de forma aproximadamente rectangular, recuerdan a algunos el trazado de una ciudad cuya extensión es de 60 kilómetros.

Foto de la ciudad marciana que tiene 
una extensión de 60 km fotografiada
por la sonda Fobos 2.
El comentario del Dr. John Beclake del Museo de Ciencias de Londres fue "La estructura similar a una ciudad es particularmente fascinante. Tiene una amplitud de unos 60 km y podría fácilmente confundirse con un área como Los Ángeles (...), las líneas que se ven tienen un largo de unos 4 km y aparecen también un infrarrojo, lo que significa que emiten calor". Sobre su origen, el científico afirmó que "ciertamente no lo sé".

Según los que afirman la existencia de anomalías en la misión Fobos 2, el supuesto objeto cilíndrico cercano al satélite marciano Fobos fue detectado dos días antes de la pérdida de la sonda y días después, surge una explicación brindada por la agencia de prensa oficial soviética TASS, que se expresaba en estos términos: “Un objeto desconocido se acercó a la sonda antes de perderse el contacto con el control de Tierra”.

El fallo de ambas Fobos y la crisis económica que empezaba a minar la URSS cortaron las ambiciones soviéticas en Marte. Aún hubo un intento de alcanzar Marte con las misiones Mars 94 y Mars 96, basadas en el diseño de las Fobos. Finalmente sólo la Mars 94 volaría, aunque con dos años de retraso (por lo que se rebautizaría como Mars 96), pero no llegó a abandonar la órbita terrestre. La siguiente misión, bautizada Mars 98, que incluía un orbitador, lander y un rover planeada para la ventana de lanzamiento de 1998 fue cancelada.

La Mars 96 (llamada también Mars M1 y, pese a no tener relación con el viejo Programa Marsnik, la llamaron Marsnik 96 y constaba de un orbitador, dos sondas de aterrizaje y dos penetradores y era la segunda sonda más pesada jamás enviada al espacio, lo que demuestra lo ambicioso de la misión. La Mars 96, lanzada el 16 de noviembre de 1996, debía haber llegado a Marte diez meses más tarde, el 12 de septiembre de 1997. Sin embargo, un fallo de la cuarta etapa del cohete hizo que no abandonara la órbita terrestre, destruyéndose poco después en la reentrada atmosférica. El hecho de que la sonda llevara plutonio a bordo causó cierta preocupación por posible contaminación radiactiva.

La Mars 96, otra misión fallida.
La mañana del domingo 17 de noviembre de 1996 la sonda fue detectada reentrando en la atmósfera terrestre cerca de la Isla de Pascua y se desactivó la alarma. Los rusos el lunes 18 anunciaron que la sonda se había separado de la etapa y que el objeto seguido por los estadounidenses era en realidad la etapa (y no la sonda). La Mars 96 había reingresado en la atmósfera terrestre en algún lugar situado entre el Pacífico Oriental, Suramérica y el Atlántico Sur, sin que pudieran precisar más.

A partir de allí se estimó que la sonda había caído en una franja de 300 x 80 kilómetros entre Chile, Bolivia y el Océano Pacífico. Rusia no ofreció ayuda a las naciones cercanas, asegurando que aunque estaban "adyacentes" al lugar donde había caído la sonda "no hay peligro de contaminación radiactiva". Por su parte, Estados Unidos tampoco ofreció ayuda ni envió ningún equipo en busca de posibles fugas radiactivas.

El gobierno de Chile, creyendo que el plutonio había caído en el mar, no hizo caso a los testigos que hablaban de restos sobrevolando tierra firme. Entre ellos había observadores fiables como John VanderBrink, especialista en electrónica del Observatorio Europeo del Sur. Luis Barrera, director del Instituto de Astronomía de la Universidad Católica del Norte, comenzó a recopilar testimonios y concluyó en diciembre que, en efecto, la sonda se desintegró en el mar. Sin embargo, teniendo en cuenta que el plutonio iba a bordo de las sondas de aterrizaje y penetradores (que estaban diseñados para sobrevivir a una reentrada y, en el caso de los penetradores, incluso a una colisión contra la superficie), cabía la posibilidad de que estos hubieran llegado más o menos intactos al suelo.

En otras ocasiones en las que material radiactivo había caído desde el espacio (como en el caso del Kosmos 954, un satélite de la Unión Soviética que cayó en el noroeste de Canadá, en 1978 esparciendo al menos una docena de restos radioactivos.) se había emprendido un extenso programa de búsqueda. En este caso, sin embargo, rusos y americanos decidieron no hacer nada. Rusia encargó una comisión para establecer lo sucedido, encabezada por el profesor Utkin. Sin embargo, a pesar de ya saber qué era lo que había fallado, la comisión fue incapaz de encontrar la causa de dicho fallo.

El fracaso de las Fobos, la Mars 96 y la estadounidense Mars Observer, hizo que ninguna misión tuviera éxito en el planeta durante casi 20 años, entre las Viking y la Mars Pathfinder.

Hasta el año 2001 Rusia no inició el desarrollo de una nueva sonda hacia Marte. Esta se llamó Fobos-Grunt (Fobos-Suelo), su despegue el 8 de noviembre de 2011 fue un fracaso y la nave quedó orbitando la Tierra. Cayó al Océano Pacífico el 15 de enero de 2012, también con combustible contaminante.

Otros fracasos espaciales en el estudio de Marte
La sonda norteamericana Mariner 3 lanzada el 5 de noviembre de 1964. Después de despegar desde la Tierra, un escudo protector no pudo ser expulsado. Esto mantuvo todos los sensores cubiertos. El peso extra del escudo impidió que la nave espacial alcanzara su trayectoria a Marte.

La Mariner 3, un fracaso estadounidense.
La Mariner 8 lanzada el 8 de mayo de 1971 no logró llegar a órbita. El propulsor al cual Mariner estaba sujeto falló, haciendo que la nave espacial cayera a la atmósfera de la Tierra, aproximadamente a 650 kilómetros al norte de de Puerto Rico.

La Mariner 8, fue otro
desastre espacial.
El 21 de agosto de 1993 la misión Mars Observer de los Estados Unidos pierde todo contacto con la nave al momento de entrar en órbita. Nunca se pudieron establecer las causas de esta pérdida de contacto. Fracaso al que seguirá el de la misión rusa Mars 96 cuatro años más tarde.

La Mars Observer con la
cual se perdió todo contacto.
La primera sonda orbital japonesa al planeta, llamada Nozomi (Esperanza), lanzada el 4 de julio de 1998, sobrevoló Marte el 14 de diciembre de 2003, pero varios fallos condujeron al fracaso de la misión.

Dos años más tarde, en 1999, Estados Unidos envía y pierde a la Mars Climate Orbiter (Orbitador climático de Marte), según la versión oficial ampliamente criticada, fue perdida por el uso de unidades de medición anglosajonas en lugar de unidades métricas decimales, lo que provocó un grave error según los directivos de la misión.

Descripción de la desaparecida
sonda orbital Mars Climate Orbiter.
La Mars Polar Lander (Topógrafo Polar de Marte), estaba lista para amartizar en la región del polo sur de Marte en diciembre de 1999, tres meses después de la pérdida de la Mars Climate Orbiter. El suceso representa uno de los más duros reveses del programa de exploración espacial de la NASA. La falta de respuestas de la sonda lleva a darla por definitivamente perdida un mes más tarde. El 3 de diciembre de 1999 se perdió el contacto con la nave. No se ha vuelto a saber de la nave espacial, y se desconoce la razón de esta pérdida de señal.

Paradójicamente, el viaje hacia Marte de esta sonda no tripulada, fue promocionado hasta el hartazgo por la agencia espacial estadounidense durante sus 11 meses de duración. La razón: iba a ser el primer artefacto en posarse sobre el planeta rojo en más de veinte años, tras el fin del programa Viking. La sorpresa fue mayúscula cuando, en el momento de iniciar el descenso, el Mars Polar Lander dejó de transmitir y desapareció, sin más. Fue objeto de un intento de rastreo fotográfico llevado a cabo por la nave Mars Global Surveyor. A principios del año 2005 se pensó que se habían encontrado los restos de la Mars Polar Lander. Desafortunadamente, exámenes más detallados de las imágenes demostraron que ese objeto no era el caso y la Mars Polar Lander sigue desaparecida. Estos fallidos intentos de llegar a Marte representaron un duro y doble golpe para el programa de exploración de Marte de Estados Unidos.

Lanzamiento de la Mars Polar
Lander y de las sondas
Deep Space 2.
La sonda Deep Space 2 (Espacio Profundo 2) iba a realizar micro sondeos electrónicos de Marte. Esta sonda estaba formada por dos micro-sondas montadas junto al aterrizador Mars Polar Lander. Después de 11 meses de viaje, las dos micro-sondas en sus escudos térmicos fueron liberadas 18 segundos después de la liberación del Mars Polar Lander. Luego de la liberación de las 2 sondas, entraron en la atmósfera marciana a una velocidad de 160 a 200 m/s. No se recibieron señales de las Deep Space 2 tras el impacto. Las causas del fracaso no se conocen pero podría ser que el transmisor de las Deep Space 2 no haya resistido el impacto o que sus baterías hayan perdido electricidad antes del lanzamiento. Una de las piezas de información más importantes que estas dos sondas debían obtener era determinar si bajo la superficie de Marte hay agua. Desafortunadamente, el 3 de diciembre de 1999, se perdió el contacto con las mismas.

En 2003, Gran Bretaña en colaboración con la Agencia Espacial Europea envía a la Mars Express que permanece en órbita y al Beagle 2 que desciende a la superficie pero no vuelve a emitir señales de vida desde entonces. El aterrizador Beagle 2 viajaba integrado en la estructura de la nave Mars Express.


Beagle 2, un desastre
anglo-europeo.
El Beagle 2 no tenía medios de propulsión propios y era transportada conjuntamente con el Orbitador Mars Express. Además no era capaz de emitir señales de radio hasta que una vez aterrizado abriese los paneles solares.

Justo antes de la liberación de esta sonda, el orbitador conectó las dos baterías y les suministró energía y una serie de comandos sobre la trayectoria de entrada atmosférica. En adelante, Beagle 2 sería totalmente autónoma y por tanto cuidar de sí mismo en cuanto a estabilidad, energía, control térmico y secuencia de entrada sin capacidad de ninguna comunicación con la Tierra. La sonda desapareció y tampoco se ha encontrado el lugar donde la sonda aterrizó. Se desconocen las razones de su desaparición.

Misiones a Marte canceladas
Programa Voyager (Marte) de los años 1970 se planeaban 2 orbitadores y 2 landers que se lanzarían en un solo cohete Saturno V.

Mars Aerostat – Misión Ruso-Francesa, para ser lanzada en la ventana de lanzamiento de 1992, pospuesta en 1994 y cancelada en 1996.

Mars Surveyor 2001 Lander, para octubre de 2001. La cancelación ocurrió debido a las fallas en el  Mars Climate Orbiter y el Mars Polar Lander a finales de 1999. Iba a ser una misión conjunta con la sonda Odyssey (Odisea) que entró en órbita en Marte el 24 de octubre de 2001. Otros problemas para cancelar la misión fueron los costos y problemas técnicos; la cancelación dio lugar a mejorar los que se usaron en la exitosa misión  Mars Exploration Rover de 2004 (Spirit y Opportunity). Varios componentes para el Surveyor Lander como la cámara MARDI fueron usados en la sonda Phoenix, lanzada en 2007.

NetLander Mision 2007 a 2009, misión Holandesa.

Mars Telecommunications Orbiter, septiembre de 2009 misión principal para telecomunicación.


Wright Flyer, una misión usando un planeador propuesta para diciembre de 2003 para conmemorar el centenario del vuelo de los hermanos Wright también fue cancelada.


En síntesis, todavía hay muchísimo por conocer acerca del planeta Marte pero algo o alguien no quiere que metamos nuestras narices en el Planeta Rojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada