HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


sábado, 27 de octubre de 2012

CIELOS TÓXICOS, UNA PELÍCULA QUE ADVIERTE DEL PELIGRO DE LOS CHEMTRAILS

La verdadera naturaleza de los chemtrails (estelas químicas), es conocida por sólo unos pocos individuos, militares, corporaciones farmacéuticas, sociedades secretas y políticos, y su objetivo final es causar daños a la población.

Los chemtrails aparecieron en los cielos
norteamericanos desde mediados de la
década de 1980. Ahora rocían a todas
las grandes ciudades del mundo.
También hay cineastas que quieren alertar a la población sobre lo que le están arrojando desde aviones sin identificación. Tal es el caso de esta película Toxic Skies (Cielos tóxicos) canadiense de 86 minutos filmada y guionada en 2008 por  Andrew C. Erin.

Es una película de ficción que tiene como protagonista a Anne Heche, en el papel de la doctora Tess Martin, especialista de la OMS en detectar virus extraños. La profesional se desplaza hasta la ciudad de Spokane, en el estado de Washington. Allí están ingresando pacientes con síntomas desconocidos hasta el momento y, la enfermedad es rápida y mortal. El virus es epidémico y la doctora busca frenéticamente el foco.

Jack Bowen (James Tupper), es un periodista que trabaja para salvaguardar la seguridad del país, la sigue con el fin de averiguar lo que ocurre. En la trama se entremezclan los intereses económicos del gobierno, los laboratorios y el ejército, por lo que las esperanzas de encontrar la solución, son casi inexistentes.

La película canadiense
Cielos tóxicos, no se
consigue fácilmente.
En la misma se descubre que durante años han estado rociando a las ciudades sin que los habitantes siquiera sospechen algo, con productos tóxicos a fin de aumentar los beneficios económicos de ciertos grupos de poder.

La doctora consigue evadir las medidas de seguridad gubernamentales y se propone dos objetivos: encontrar el remedio para el virus y dar a conocer a todo el mundo la conspiración mortal.

Lo que descubre: unos importantes laboratorios farmacéuticos disponen de la vacuna contra la enfermedad que ellos mismos han provocado mediante acuerdos políticos y militares que determinan la dispersión del tóxico mediante aviones fumigadores.

La película plantea la posibilidad que, el aumento de las enfermedades respiratorias y derivados, tuvieran su origen en el uso indiscriminado de agentes patógenos, utilizados en los tanques de aviones de pasajeros para enfermar a las poblaciones. 

Una escena de Cielos tóxicos,
filmada en Canadá en 2008.
Denuncia también que las líneas o estelas que se dibujan en el cielo (chemtrails), forman parte de un experimento entre el ejército y las corporaciones farmacéuticas.

Esta es la idea que se desarrolla en esta película canadiense, primera película en tratar el tema de los chemtrails. Aborda abiertamente el uso del poder y las manipulaciones de las multinacionales farmacéuticas con los gobiernos y los militares. Por algo será que no se consigue para verla ni siquiera en los videoclubes.

Una cosa queda clara, entre los militares norteamericanos y las corporaciones farmacéuticas algo están planeando para destruir nuestro sistema inmunológico, tanto en la película, como en la vida real.

Algunos diálogos imperdibles:

- "Están envenenando la comida, el aire y el agua. Pero si nos mantenemos centrados y comprometidos podemos hacer algo. Tenemos que alertar a la gente, mandar folletos, esparcir la información. No es coincidencia que cada vez haya más y más enfermos". 

James Tupper hace
el personaje de
Jack Bowen.
- "Estoy en una pequeña organización que trabaja para proteger a los ciudadanos americanos. Sé que suena como sacado de una novela policiaca, pero alguien tiene que enfrentarse a las empresas que ponen en peligro la vida de los demás. Hay enfermedades que han aumentado desde los`90. Diabetes, asma, alzhéimer, cáncer, autismo, la lista es infinita. En todo momento hay alrededor de 4.000 aviones sobrevolando los EEUU. Llevamos años recopilando información, trazando las rutas de los aviones, observando cómo la gente que está bajo esas rutas enferma más y más. Hay algo en el combustible que hace que la gente enferme". 

Véala gratis aquí, antes que desaparezca de Internet:

Cielos tóxicos

 

También puede verla gratuitamente haciendo clic aquí.

4 comentarios:

  1. La pregunta es : ¿Vamos a Seguir permitiendo esto? E Ignorar que nada esta sucediendo? ...Entonces sigamos siguiendo "Ordenes" como borregos, Y Aplicandonos "quiza" el peor remedio , "Accion,Reaccion,Solucion" por parte de la Elite ! Pasen a " vacunarse" contra la Gripe porcina ,y otras Enfermedades "Sembradas"por supuesto y creadas por ellos mismos..

    ResponderEliminar
  2. No hay nada que hacer ya.. Todo se empezará a ir a pique a mediados de 2015

    ResponderEliminar
  3. Pues estamos a finales de 2016 y aquí seguimos.

    ResponderEliminar
  4. Una pelicula que habla -aunque en lenguaje de ciència ficción- de una más que probable conspiracion entre los estamentos del estado, militares e industria farmacéutica sobre un tema que no se puede hablar. Valiente planteamiento que ya se encargarán de desprestigiar los desinformadores de turno con insuflas de pseudo-cientificos. Nos lo están diciendo y no nos damos cuenta de lo que puede representar la manipulación climática deliberada en el planeta y en nuestra salud. Lástima de la apología a vacunarse del final.

    ResponderEliminar