miércoles, 29 de febrero de 2012

DETUVIERON AL “PROFETA KROPP”, QUE DECÍA CURAR EL CÁNCER

Afirmaba que "los seres superiores" le pidieron construir una pirámide gigante. Una mujer de 62 años habría muerto por su tratamiento. Varias personas más estarían en grave estado.

El hombre que se hacía llamar "Profeta Kropp" fue detenido el fin de semana por la policía cordobesa por estafas reiteradas y ejercicio ilegal de la medicina ya que habría cobrado para "curar" el cáncer con una "vacuna" de su autoría a base de veneno que contienen las hormigas.

Néstor Corsi, alias "El Profeta Kropp",
minutos antes de ser detenido.
Las detenciones se realizaron con operativos coordinados en los que intervinieron la Policía de Córdoba, Grupo Especial de Rescate (GER), Cuerpo Especial de Policía (CEP), Policía de Seguridad Aeroportuaria, Guardia de Infantería y Policía Judicial.

Se trata de Néstor Constantino Corsi, de 57 años, quien fue detenido en el lugar denominado por él “Pozo de Luz”, un predio de su propiedad en la localidad de San Marcos Sierra, ubicada unos 130 kilómetros al noroeste de la capital cordobesa, donde percibía distintas sumas de dinero para atender "pacientes" pese a no ser médico, reveló un vocero judicial.

Corsi rodeado de policías en el "Pozo de luz".
Además, fueron detenidos en Buenos Aires los hermanos Rodolfo Gustavo y Gerardo Raith, uno de los cuales se habría resistido con un arma durante el allanamiento. Junto a Corsi tenían un laboratorio en el exclusivo sector de Puerto Madero, donde se descubrió que en una mutual elaboraban las supuestas "vacunas" contra el cáncer y otros medicamentos apócrifos que habría comercializado Corsi. Además, en San Marcos Sierra detuvieron también al guía Luis Alberto Kaderial, domiciliado en San Marcos Sierra y sospechado de ser quien se encargaba de llevar la gente al predio donde atendía el "Profeta".

La causa está a cargo de Martín Bertone, fiscal de Instrucción de la ciudad de Cruz del Eje, con jurisdicción en esa zona del noroeste cordobés, donde la investigación se abrió a partir de las denuncias de damnificados y del Colegio de Médicos de la Provincia.

Vacuna no autorizada
Aparentemente, Corsi se habría "especializado" en personas que padecían cáncer, atendiéndolas a cambio de considerables sumas de dinero.

La vacuna no autorizada CNS-629, que
supuestamente venía de Rusia,
se fabricaba en la ciudad de Buenos Aires.
Desde el colegio de Médicos de Córdoba se informó que Corsi sustentaba su filosofía en la vacuna Polivalente-Inmunológica “CNS-629” - no aprobada por la ANMAT -, que él llama “vacuna oncológica”, porque asegura que puede aplicarse en tratamientos agudos contra el cáncer y otra amplia gama de enfermedades. La fórmula es más que curiosa: está compuesta con ácido fórmico y “sales de oro”. Dicho con palabras más simples, veneno de hormigas coloradas y algunos minerales. Otro aspecto llamativo es que la “vacuna” – con una etiqueta escrita en ruso - era distribuida por correo (a pedido) desde un remitente ubicado en Puerto Madero, Buenos Aires.

El “Profeta” atendía en las sierras cordobesas a quienes, vía telefónica, obtenían sus turnos. Diabéticos, enfermos de cáncer, pacientes con HIV y muchos otros llegaban hasta su consultorio y morada, en busca de la sanación de males y todos habrían sido recetados por Corsi sin ser médico. Cuando los policías le preguntaron cómo eran las vacunas, Corsi dijo: “Apretás una hormiga y sale el ácido fórmico, y se necesitan 100 hormigas para una dosis”, afirmó el gurú con sus manos esposadas.

Exterior del predio Pozo de Luz.
Él, también les recetaba dietas desintoxicantes en base a limón, bicarbonato, magnesio, manzana y potasio, que les producían diarrea. Según las explicaciones de Corsi, “así se eliminan los hongos y bacterias que producen el cáncer”. También afirma que la sobredosis de cloruro de magnesio es vital para conservar una buena salud.

Pero ninguna de las promesas del “Profeta” eran gratuitas. Sólo por la primera consulta, el precio era de 450 pesos, y cada re visita y control salía 250. Después, la caja con 10 dosis de vacunas costaba inicialmente 2.200 pesos y la botellita de magnesio, 50 pesos. También había que poner 25 pesos más para hacer la visita guiada al “Pozo de Luz” y, si la persona quería bajar a beber agua del manantial, tenía que colaborar con el equivalente a un par de bolsas de cemento, es decir, unos 80 pesos.

Néstor Corsi recetaba medicamentos
sin ser médico. Nada era gratuito
en "Pozo de Luz".
Los "pacientes" debían pagar sumas entre 2.200, 2500 y 3.000 pesos y luego, para conseguir las sustancias tenían que escribir a una casilla de correo electrónico a nombre de un tal "Alejandro Kiev", quien en realidad no existe. Los hermanos Raith serían quienes habrían inventado el seudónimo “Alejandro Kiev”, el cual figuraba como remitente en los envíos de vacuna a través de correo postal a quienes los habían solicitado previamente por teléfono o por email. En ese domicilio se constató la existencia de una oficina que habría servido para receptar los llamados con los pedidos. En el laboratorio clandestino se encontraron vacunas “CNS 629” y se hallaron etiquetas de las mismas, listas para recortar y pegar en las ampollas. Sin embargo, incluso al momento de su detención, Corsi siguió asegurando que “las ampollas eran traídas desde Rusia”.

En la causa hay testimonios que señalan que no sólo los enfermos de cáncer sino también los acompañantes eran engañados y terminaban accediendo al tratamiento. Ya falleció una mujer de 62 años que padecía cáncer y durante un tiempo hizo el "tratamiento" aconsejado por Corsi. En principio, creyó estar curada, pero luego sufrió un ACV del que nunca terminó de recuperarse según comentó su prima.

Pirámide de 53 metros que nunca construyó
El "profeta Kropp" comenzó a hacerse conocido en territorio cordobés en 2004, cuando anunció la construcción de una pi­rámide faraónica y un centro terapéutico, entre otros emprendimientos.

Corsi/Kropp quería construir una
pirámide de 53 metros.
En el verano de 2004 apareció en San Marcos Sierras un individuo de porte atlético, corpulento, mirada penetrante e inquisidora, con una larga y entrecana barba candado, era Néstor Corsi, “el profeta Kropp”, como se autodenomina, que adquirió un predio de 77.000 metros cuadrados en las afueras de esta localidad serrana.

Corsi tenía un batallón de 129 obreros y empleados que transforman el lugar en un hervidero de movimientos de tierra, camiones que van y vienen y excavaciones formando siete círculos concéntricos.

Al diario La Voz del Interior declaró: “Es un ámbito de fe; este lugar está siendo creado como fuente de fe, para que las personas enfermas puedan alcanzar a tener la llave para salir de su enfermedad”.

Corsi en la entrada al predio de San Marcos
Sierra donde quería construir la pirámide.
Corsi apuesta a la supuesta “energía” del predio elegido en esta localidad. En el lugar comenzó a excavar el “Pozo de luz”, de 14 metros. Sobre él promete erigir 12 altares y una pirámide de tres lados de 53 metros de altura. Si se llegara a realizar, sería el mayor ícono del lugar. También se destaca en el complejo la “Hoguera de predicación”, cuyos fuegos se encienden en las noches de luna llena.

El “Pozo” lo estaba construyendo sobre el cruce del ingreso en la ruta 38, un enorme quincho para información, una inmobiliaria y venta de artículos regionales, con venta de piedras que tienen la cara de “ángeles”, además de un parque.

Los "Siete anillos" construidos por Corsi.
A pocos metros del lugar planea una estación de servicio e instalará un “trencito” que transportará a los creyentes de su prédica al predio central, que ya bautizó “Pozo de luz” donde saldrán aguas subterráneas para purificar a los enfermos. Aseguró haber hallado un “templo milenario” en la profundidad y construyó “siete anillos”. Además, mandó a erigir 12 portales en los que se apoyaría la polémica “Pirámide de luz”.

Corsi tenía todo armado para iniciar una nueva secta, un libro de edición propia se vendía en un quiosco, frente a la plaza del pueblo. Por internet difundía sus videos de su “centro curativo”. Los túneles que excavaba en el predio eran para futuros “ritos de iniciación” y sus adeptos se extendían poco a poco, adquiriendo cabañas construidas por el propio Corsi en los alrededores del “Pozo de luz”.

Rocas halladas en el lugar y que
supuestamente tienen marcadas las
figuras de ángeles.
“El Profeta Kropp” le decía a los visitantes: “Soy profeta desde los 8 años, un profeta sobre hechos innegables. Él está, creo en Dios, rechazo la droga y el alcohol: son consecuencias de la pobreza humana en todos los políticos y gran culpa es de la religión”, y se declaraba autor de 14 libros.

El “Profeta” aseguraba que desde hace tiempo trabaja en “el campo científico”, reconociendo no tener estudios universitarios. “Poseo las vacunas contra el cáncer, el sida, el mal de Parkinson, la neumonía atípica asiática y el antiparasitario oral”, aseguraba, sin un ápice de vacilación en su fija mirada.

El "Profeta Kropp" quería crear un centro
terapéutico con 3.000 camas.

Corsi le dijo a La Voz del Interior que planifica obras que son parte de su proyecto espiritual y curativo por unos nueve millones de dólares estadounidenses donde habría 3.000 camas para atender a los enfermos. Según “el Profeta”, se financiaba la obra a través de una fundación que recibe aportes nacionales e internacionales.

¿De dónde sacaba el dinero? Aparentemente, no venía de ninguna fundación sino de la venta de terrenos con la inmobiliaria llamada precisamente “Pozo de Luz” y, sobre todo, de los aportes o “Acciones de Gracias” de sus seguidores: cada acción equivalía a desembolsar 100 pesos por año. “La pirámide será propiedad de todos los aportantes”, prometía, y afirmaba que ya contaba que 5.111 personas que ya se han asociado a este proyecto y han adquirido una roca, entre ellas, la actriz Betiana Blum que se había comprometido con 400 acciones.

Plano del Proyecto Pozo de Luz.
“Enfocado hacia el bien, no nos interesa el dinero. No hay nada religioso y menos sectario. No aceptamos aportes de políticos: todo es transparente, nada de lavado de dinero”, aseguraba Corsi, el hombre que cobraba entre 2.500 y 3000 pesos por “curar” a los enfermos.

Dijo haber recorrido 26 países en los últimos tres años, como “investigador científico”. Corsi afirmaba a los visitantes que el 21 de diciembre de 2012 vendría el fin del mundo conocido y solamente los 144.000 que estuvieran en el “Pozo de luz” serían protegidos de la devastación que supuestamente anunciaba.

El "Profeta Kropp" haciendo un extraño ritual
ante una pirámide tallada.
Corsi, “el profeta Kropp”, asegura a pie juntillas ser mencionado en los dibujos proféticos de Benjamín Solari Parravicini. Reveló a sus seguidores que él sería “el guía espiritual de una nueva nación” luego del 2012 y que era el “hombre de gris” mencionado en las psicografías de Parravicini.

Paralelo a la detención de Corsi, la Agencia Córdoba Ambiente intimó al intendente Francisco Bagna para que frene las “faraónicas” obras, que manifiestan ser contaminantes ante la carencia de un proyecto ambiental.

2 comentarios:

  1. AYUDEMOSLE...LOS ESTAN ENGAÑANDO LOS DE LA INDUSTRIA FARMACEUTICA,ELLOS LO METIERON PRESO...PORQUE LA VACUNA CONTRA EL CANCER YA ESTA,YA EXISTE,POR ESO NINGUN PACIENTE LO DENUNCIO...LO QUE DIJO LA PRENSA NO FUNDAMENTA EVIDENCIAS,ES SOLO CHUSMERIO BARATO...USTEDES QUE DICEN ESTAR EN CONTACTO CON LA CREACION NO HICIERON UNA INVESTIGACION REAL,SIMPLEMENTE COMPARTIERON LO QUE DIJO CLARIN Y LA VOZ DEL INTERIOR ...VAMOS,AYUDEMOSLE...ESTA PRESO MIENTRAS LA GENTE ESTA MURIENDO DE CANCER

    ResponderEliminar
  2. Hay gente que ya viene hasta oon conocimientos de otras vidas y eso es aun difícil de comprender por eso no precisan de univeridades. Einstein no fue a universidad alguna porque nacio sabiendo lo que después enseñó

    ResponderEliminar