HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


miércoles, 18 de junio de 2014

EL ÚNICO MONUMENTO AL SOBORNO EN EL MUNDO ESTÁ EN LA ARGENTINA

En Buenos Aires, en el edificio del actual Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en la avenida 9 de Julio 1925, conocido como ex Ministerio de Obras Públicas existe un “monumento a la coima”, como se llama el soborno en la Argentina.

La escultura del Monumento a la
"coima". La estatua tiene la mano
exageradamente aumentada para
que no quepa ninguna duda
sobre su simbolismo.
El cohecho es un delito que consiste en que una autoridad o funcionario público acepta o solicita una dádiva a cambio de realizar u omitir un acto inherente a su cargo (coloquialmente "soborno", en la Argentina "coima" o "mordida").

Caminando por la calle Moreno, de la ciudad de Buenos Aires, al cruzar la calle Bernardo de Yrigoyen, si uno levanta la vista mirando hacia la esquina observará el edificio del ex Ministerio de Obras Públicas, más o menos a la altura del 2º piso, allí ¡está la efigie de la patria más exacta y verdadera! está ahí desde 1934, casi nadie repara en ella, ¡pero está ahí, y es nuestra patria!

Antigua postal del ex
Ministerio de Obras Públicas.
El arquitecto José A. Hortal, que en la década de 1930 era Director Nacional de Arquitectura, le sugirió en 1932 al ministro de Obras Públicas Manuel Alvarado el emplazamiento en el terreno junto a la Plaza Belgrano de un edificio para concentrar las oficinas de su ministerio, dispersas en 10 edificios distintos. El Poder Ejecutivo elevó el proyecto de ley al Congreso el 24 de julio de 1933, y este la aprobó el 26 de noviembre como ley 11.714.

Hortal hizo construir ese edificio para las oficinas del Ministerio de Obras Públicas con el objetivo de reunir en un único edificio todas las oficinas dispersas del entonces del Ministerio de Desarrollo Social, los trabajos de construcción comenzaron en 1933.

Vista aérea, año 1937 del
Ministerio de Obras Públicas.
El arquitecto Alberto Blanco proyectó 27 niveles repartidos en 22 plantas, dos subsuelos, una azotea y una terraza donde se pensó colocar un observatorio panorámico de la ciudad. En 1934, cuando la construcción de la mole de 93 metros de altura estaba muy avanzada, se presentó un problema: se inauguraba la muy ancha Avenida 9 de julio; por lo tanto, el gran edificio quedaba en el medio del llano, lo que generó debates y propuestas de demolición de la obra. 

Para mayo de 1935 estaba terminada la estructura de hormigón armado y el intendente Mariano de Vedia y Mitre insistía en la demolición pero las obras continuaron, siendo inaugurado el edificio en setiembre de 1936. El ex Ministerio de Obras Públicas (MOP) fue el primer rascacielos de Buenos Aires.

Puerta del edificio MOP. A la derecha,
se observa una de las estatuas.
Hortal, antes de finalizar la obra de 30.000 metros cuadrados y harto de los funcionarios que lo incomodaban con sugerencias de coimas para resolver cuestiones referentes a la construcción, antes de dar el final de su obra encargó al escultor italiano Troiano Troiani dos esculturas de gran tamaño que se colocaron en los vértices de la fachada principal del edificio, sobre la avenida 9 de julio, a la altura del segundo piso.

El escultor
Troiano Troiani, nació en 1885 en Buia, Udine, Italia. Se radicó en Argentina en 1914 y se lo considera un escultor argentino. En Buenos Aires ejecutó casi la totalidad de su vasto opus artístico.

Detalle de la escultura de Troiani que
representa a la "coima". En su pecho 

sostiene "la caja". 
La obra de este destacado estatuario comprende figuras grandes y pequeñas, numerosos bajorrelieves, placas funerarias, medallas, retratos, y estatuas que adornan parques, instituciones, edificios públicos y necrópolis en la argentina. Participó en varias exposiciones colectivas y expuso sus obras en muestras individuales.

La estatua que extiende la mano pidiendo
un soborno está realizada en estilo art decó.
Es un escultor figurativo más no académico. Su arte contiene elementos clásicos y modernos. Es clásico por inspiración y la línea de conjunto: moderno por su modelado, estilo depurado y por el ritmo de su osado movimiento. El crítico de arte Dante Mantovani escribió sobre Troiani: "la peculiaridad y diferenciación de su arte residen en la musicalidad de la línea, la expresión heroica, y ese aire de sublimada grandiosidad que se ha dado en llamar monumentalidad".

El gran escultor Troiano
Troiani (1885-1963).
Troiani fue premiado y distinguido reiteradas veces en la Argentina y en el extranjero. En 1957, la Academia de Udine, fundada en 1606, le hizo miembro honorario.

Cuando se radicó en la Argentina uno de sus primeros trabajos fue una serie de esculturas para la Bolsa de Comercio porteña, realizando después una obra similar para el teatro Grand Splendid.

Entre sus numerosas obras están los faroles de la Plaza de los Dos Congresos en Buenos Aires, acerca de los mismos se escribió: sobre el espacio con granza que rodea la gran fuente, desde el este dos altas columnas con 20 reflectores cada una sirven para iluminar el monumento a los Dos Congresos. Los singulares 151 faroles artísticos de 1 y hasta 5 brazos, son piezas de hierro forjado, fundidas en la región de Champagne, Francia, diseñados por Troiano Troiani en 1929. Otras obras son el Centauro, San Francisco, el Arquero divino, esta obra fue  realizada en 1924 y adquirida por la Municipalidad de La Plata en 1970. Se trata de una figura realista, con gran resalte anatómico y geometrización muscular. La cabeza chica hace evidente el carácter monumental de la figura y los músculos tensos en el punto culminante de la acción.

Esculturas de Troiano Troiani en el Museo
Histórico Julio Marc de la ciudad de Rosario.
Las leyendas y las estatuas del frontispicio del edificio del Museo Histórico Julio Marc de la ciudad de Rosario también son creaciones de Troiano Troiani que representó a la "América india", a la "América Colonial" y a la "Historia Patria", dando cuenta de la unión entre lo español y lo indígena creadora de la historia nacional. También hizo la escultura de Fernando III, que corona el frontón de la fachada de la iglesia colonial de San Fernando de Maldonado, son algunas de sus numerosas obras. Troiano Troiani falleció en Buenos Aires en 1963. 

Las dos esculturas dedicadas al cohecho
Las dos esculturas colocadas en 1936 que luce el frente del edificio del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación en sus dos esquinas de la Avenida 9 de julio son ¡el único monumento a “la coima” en el mundo!

La efigie extiende la mano
con la palma hacia arriba.
El edificio posee dos obras ubicadas en cada extremo del lado este, de estilo art decó. La de la esquina de calle Moreno es una mujer que extiende su mano hacia atrás con la palma hacia arriba, mientras que mantiene apretado contra su pecho un pequeño cofre o caja. Simboliza el pago de un soborno o “coima”. 

No cabe ninguna duda que la efigie extiende su mano distraídamente con la palma hacia arriba, mientras que con la otra mano mantiene apretado contra su pecho un elemento rectangular.  La época en que se construyó el edificio se la llamó "la Década infame" por los niveles de corrupción gubernamental. Gobernaba Agustín P. Justo.

Antena del edificio del Ministerio
de Desarrollo social de la Nación.
Como dato curioso, el 24 de setiembre de 1951, bajo la presidencia del general Juan Domingo Perón, se realizó la primera transmisión televisiva de la Argentina, con una antena emisora que se instaló en la azotea del Ministerio de Obras Públicas, y aún sigue en pie. A principios 2010, la misma terraza alojó la antena que transmitió la primera señal de Televisión Digital Terrestre (TDT).

Mucho después, en los años 90´ cuando gobernó Carlos Saúl Menem, a su gestión se la llamó “la segunda Década infame” y fue este presidente, en 1995 quien propuso la demolición del edificio del Ministerio de Salud, considerando que era un estorbo para el tránsito de la Avenida 9 de Julio.

Lado norte del edificio con el
retrato de Eva Perón. Vista desde
la Avenida de Mayo.
Se considera que este monumento es producto de la audacia de un funcionario público honesto y con poder y la visión de un escultor como Troiano Troiani que hizo la mano extendida de la estatua exageradamente aumentada para que no quepa ninguna duda sobre su mensaje y simbolismo.

Vale la pena llegarse hasta esa esquina y comprobar, la verdad de la Patria. Ambas estatuas aún siguen allí. Ese es el monumento a la coima nacional institucionalizada practicada por casi todos los gobiernos argentinos y que al parecer no tienen intención de eliminarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario