HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


martes, 28 de agosto de 2012

UN MODERNO ROBINSON CRUSOE

Desde 1993 vive solo en una isla del océano Pacífico. Se considera el hombre más afortunado del mundo.

David Glasheen, en su casa en la isla.
Un hombre que vive solo como Robinson Crusoe desde hace casi 20 años podría ser expulsado de su isla. David Glasheen era un próspero hombre de negocios, en Australia.

En 1987 perdió casi 10 millones de dólares australianos (7,5 millones de euros) por la crisis bursátil. En 1993 se trasladó a vivir en la minúscula isla de Reducción, frente a la costa noreste de Australia.

Ahora, casi 20 años después, la justicia ha reparado en que Glasheen, que solamente vive acompañado de su perro, es un intruso en la isla. Además, no paga impuestos y eso para el fisco es algo inconcebible.

Como el personaje de Daniel Defoe,
vive solo con su perro.
Como el personaje de la novela de Daniel Defoe, se alimenta de cangrejos y cocos, y disfruta del tiempo con su perro Quasi. Pero está adaptado al siglo XXI y se conecta a Internet con paneles de energía solar.

Actualmente, el gobierno de Queensland está tratando de desalojar al náufrago voluntario, de sesenta años, después de que fracasó la construcción de un centro turístico en la isla de casi dos hectáreas.

Ubicación de la isla donde habita
el sexagenario Glasheen.
David había accedido a ocupar la isla, luego de firmar un contrato de arrendamiento que lo obligaba a encarar el emprendimiento turístico que nunca hizo. Pero el Tribunal Supremo de Queensland dictaminó recientemente que la tierra debe ser embargada, y que él es un "intruso" en la isla.

Glasheen es actualmente un sexagenario originario de Sidney, y al vivir una vida solitaria, aprendió a ser autosuficientes y cultiva de hortalizas y verduras. También pesca y aprendió a elaborar su propia cerveza. Afirma: ‘Pronto aprenden en la selva para sobrevivir. Si no lo hacen se muere rápidamente”.

Pero se encuentra solo en el amor. El uso de conexión a Internet por medio de la energía solar no le ha servido para concertar citas ni encontrar a su “media naranja” que quiera ir a vivir con él y compartir su experiencia, y salvo una, ninguna mujer ha aceptado mudarse a vivir en su isla.

Glasheen está a punto de cumplir 20 años
en la isla. Su perro Quasi le hace compañía.

Una vez, una amiga se trasladó inicialmente a la isla, ubicada a 1.500 kilómetros de la capital de Queensland, Brisbane, pero no le gustó la vida aislada, sin nada de las comodidades que rodean a una mujer occidental (lavarropas, lavaplatos, teléfono celular, refrigerador, secador para el cabello) y a los pocos días ella se volvió a su ciudad. “Mi única esperanza es que una sirena aparezca en la playa.”, dice David en broma.

Ocasionalmente Glasheen es visitado por navegantes y kayakistas y grupos de agricultores orgánicos. “He aprendido mucho. Empecé a valorar lo que es realmente importante. Confianza, honestidad, respeto, las cosas simples”, explica a los medios periodísticos que fueron a visitarlo.

Ante su inminente desalojo declaró: "Es un lugar fabuloso. Soy un tipo afortunado de estar aquí. Empecé a valorar lo que realmente importa y que se pueden hacer cosas con muy poco".

Al preguntarle qué hará si se ve obligado a abandonar su hogar en la isla, dijo: “No tengo ni idea. Yo vivo en este momento. Mañana podría estar muerto.”

1 comentario: