HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


martes, 11 de agosto de 2015

EN UN DÍA COMO HOY DE 1942 EN UNA GRAN BATALLA AERONAVAL SON HUNDIDOS EL PORTAAVIONES HMS EAGLE, EL DESTRUCTOR HMS FORESIGHT, LOS CRUCEROS HMS CAIRO Y HMS MANCHESTER Y 15 BUQUES MERCANTES, TODOS BRITÁNICOS.

Esta derrota británica incluye 433 aviones ingleses destruidos y tuvo lugar en el Mar Mediterráneo, el 11 de agosto de 1942 cuando fue hundido el portaaviones con cuatro torpedos y en los dos días siguientes el resto de la flota. En comparación, las fuerzas del Eje solo tuvieron dos submarinos hundidos. Otros tres navíos de guerra italianos fueron averiados. Una derrota de la que jamás veremos una película porque la historia la escribieron los Aliados.

Agosto 11 de 1942, el portaaviones inglés
HMS Eagle hundiéndose en el Mediterráneo.
Otros dos portaaviones británicos, el HMS Indomitable y el Victorious, junto a 10 buques de guerra huyeron del combate seriamente averiados.

La Operación Pedestal se inició el 3 de agosto de 1942 cuando del puerto de Clyde, Escocia, zarparon 44 navíos rumbo a Malta. La dirigía el vicealmirante Neville Syfret bajo la denominación secreta WS.21/S.

Al mediodía del 11 de agosto de 1942 el Convoy Pedestal entró en aguas peligrosas dentro de la rada de los aviones italianos basados en Cerdeña. Justo cuando navegaba entre Mallorca y Argelia, el submarino alemán U-73 localizó al convoy británico, acercándose peligrosamente sin ser detectado por nadie, ni siquiera por los 13 destructores de escolta que hábilmente sorteó.

El Eagle se fue al fondo con 250 marineros.
En el interior del portaaviones HMS Eagle de 22.600 toneladas, la tripulación se encontraba almorzando ese mediodía, mal momento, porque el U-73 desde una distancia de 500 metros disparó cuatro torpedos en menos de 16 segundos. A las 13:15 los torpedos explosionaron en la banda de babor del portaaviones alzando una columna de agua de 50 metros de altura sobre cubierta y tirando algunos marineros al mar. Las brechas en las calderas fueron tan grandes que el agua comenzó a entrar vertiginosamente. De manera rápida el portaaviones inglés se escoró hacia babor mientras decenas de aviones rodaban por la pista cayendo al agua. Las hélices de bronce se alzaron en el aire mientras la cubierta se sumergía hasta desaparecer la torre y la antena hacia el abismo. Se hundió 70 millas al sur de Cabo Salinas, Mallorca.

El portaaviones Eagle fue hundido
con 4 torpedos del submarino U-73.
Murieron ahogados 250 marineros, los restantes 927 se salvaron al ser rescatados por los destructores HMS Lookout, HMS Laforey y el remolcador Jaunty. Sólo 4 Spitfires pudieron escapar al estar en el aire, el resto de los 96 aviones se fueron con el barco. El hundimiento del portaaviones británico HMS Eagle fue un gran golpe nada más comenzar la Operación Pedestal, que presagiaba el negro destino al que se dirigía la flota británica.

Comienza la batalla aeronaval
Sobre las 21:00 horas de aquel 11 de Agosto, tuvieron lugar dos ataques diferentes. El primero lo realizaron 36 bombarderos Junkers Ju 88 y Heinkel He 111 alemanes contra la flota inglesa a la que no encajaron impactos, siendo derribados 4 aparatos. Al mismo tiempo hubo un bombardeo organizado por 12 bombardeos Beaufighter ingleses de Malta contra los aeródromos de Elmas y Decimomannu en donde destruyeron 6 aviones italianos en tierra, entre los que había 5 Savoias S-79 y un Caproni 164. Tampoco el Eje tuvo mucha suerte la noche del 11 al 12, ya que los destructores británicos interceptaron y hundieron al submarino italiano Dagabur en el que murió toda su dotación de 45 hombres. Esa misma noche la Regia Marina con sus buques de superficie recibiría también lo suyo cuando salió al encuentro del convoy, ya que en medio del camino los barcos se toparon con el submarino HMS Unbroken que con dos torpedos dañó a los cruceros Bolzano y Attendolo, lo que provocó que estos y el resto de cruceros regresaran a sus bases en Italia sin participar más en la batalla que se iba a desarrollar.

La Operación Pedestal, otro desastre británico.
Al amanecer del 12 de agosto, 19 Junkers Ju 88 alemanes dieron los buenos días a la flota aliada con un bombardeo que no produjo consecuencias, aunque seis de los aviones germanos fueron derribados. Un segundo intento de bombardeo por parte de la Luftwaffe tuvo más éxito, ya que al producirse el asalto aéreo de 37 Junkers Ju 88 se cobraron la primera víctima entre los transportes, fue el carguero SS Deucalion, hundido tras varios impactos.

El destructor británico HMS Foresight, hundido
el 12 de agosto de 1942 por aviones
Stukas, Messerschmitt y Savoias.
Llegado el mediodía tuvo lugar una épica batalla entre el destructor inglés HMS Ithuriel y el submarino italiano Cobalto cerca de Bizerta, allí el sumergible italiano descendió a 120 metros de profundidad donde fue alcanzado con cargas de profundidad y dañado mortalmente, así que, obligado a salir a la superficie, el destructor arteramente embistió violentamente contra este haciendo que la tripulación cayera por la borda, a continuación marineros armados lo abordaron, pero dos italianos que quedaban a bordo abrieron los lastres, provocando que el Cobalto se hundiera muriendo esos dos mismos italianos y dos de los asaltantes británicos, el resto de la dotación fue hecha prisionera.

Un mercante explota durante la
Operación Pedestal.
Caída la tarde de aquel día, cerca de las 18:35, 71 aviones ítalo-germanos se abalanzaron sobre el Convoy Pedestal con 29 Stukas, 28 Messerschmitt Bf 109 y 14 Savoias S-79. El destructor HMS Foresight fue dañado por un avión italiano y posteriormente hundido con 4 fallecidos a bordo. Luego los Stukas se cebaron sobre el portaaviones HMS Indomitable encajándole varias bombas en la pista de vuelo que atravesaron el casco e incendiaron el navío, quedando fuera de combate y dando media vuelta hacia Inglaterra. También dos aviones italianos del nuevo modelo Reggiane 2001 impactaron con dos bombas de 630 kilogramos al portaaviones HMS Victorious, provocando daños en el castillo y la artillería antiaérea, lo más curioso es que el buque no se defendió de estos aparatos porque la tripulación confundió a los modelos enemigos con Hurricane ingleses debido a su gran parecido. Como la pista del HMS Indomitable estaba muy estropeada y sus aviones en el aire no podían aterrizar, el HMS Victorious tuvo que tirar sus propios aparatos por la borda al mar con el fin de hacer sitio a sus compañeros. A partir de ese momento los portaaviones recibieron órdenes de huir debido al peligro que corrían en aquellas aguas, esto traería nefastas consecuencias para el convoy.

El crucero HMS Cairo en el puerto de
Malta, fue hundido por un torpedo del
submarino italiano Axum.
Sobre las 20:00 horas, a 1.800 metros de distancia, el submarino italiano Axum al mando del teniente Renato Ferrini lanzó cuatro torpedos seguidos que hicieron blanco en cuatro objetivos diferentes causando los siguientes efectos: el primero dañó gravemente al crucero HMS Nigeria que tuvo que retirarse hacia Gibraltar con una escora de 13º de babor y 52 muertos a bordo; el segundo desintegró la popa y hundió al crucero HMS Cairo provocando 24 muertos; el tercero provocó daños en el petrolero estadounidense SS Ohio; y el cuarto averió levemente al carguero SS Brisbane Star.

Mapa de la Operación Pedestal.
Clic para ampliarlo.
Poco después, a las 20:38, una escuadrilla alemana de 39 aviones entre los que había 7 Heinkel He 111 y 30 Junkers Ju 88 hundieron al carguero SS Empire Hope y dañaron a su compañero SS Glenorchy. No había finalizado el ataque aéreo cuando el submarino italiano Alagi lanzó cuatro torpedos contra el convoy, hundiendo al carguero SS Clan Ferguson y dañando seriamente al crucero HMS Kenya. Una de las últimas acciones ese día fue el torpedeamiento por parte del sumergible italiano Bronzo al petrolero SS Wairangi, que se hundió con 11.000 toneladas de gasolina.

El crucero inglés HMS Manchester se hundió
por el ataque de dos lanchas torpederas.
Cercana la 1:00 de la madrugada del 13 de agosto fue el turno de las lanchas torpederas alemanas e italianas MAS. Al convoy se acercaron las lanchas Ms.16 y Ms.22 a 800 metros de distancia y lanzaron dos torpedos cada una que explosionaron en el crucero británico HMS Manchester, de 11.650 toneladas, el cual se hundió con 132 marineros que perecieron ahogados, salvándose 150 al ser recogidos en el agua y varios cientos hechos prisioneros por la Francia de Vichy al nadar hasta la costa de Túnez. No mucho después la lancha Ms.31 remató y hundió al ya herido carguero SS Glenorchy. Los dos cargueros estadounidenses SS Almeria Lykes y SS Santa Elisa también resultaron hundidos por MAS italianas, además de ser dañado el carguero inglés SS Rochester Castle por un torpedeamiento combinado de las lanchas alemanas S.30 y S.36.

El mercante SS Waimarama explota
el 13 de agosto de 1942.
La última parte del viaje de la flota hacia Malta llegó al salir el Sol del 13 de agosto. Sobre las 8:10 de la mañana un grupo de 12 Junkers Ju 88 hicieron saltar por los aires y sumergirse en el fondo del mar al carguero SS Waimarama que llevaba combustible. 

Aviones italianos Savoia S-79 lanzan sus
torpedos contra los mercantes de la flota
británica en la Operación Pedestal.
Una hora más tarde, a las 9:20, una formación de 8 Stukas italianos atacaron al convoy, rebotando accidentalmente uno de los aviones contra el mar e incrustándose en el carguero estadounidense SS Ohio en el que se quedó como premio. 

A las 10:50 otro Stuka alemán se accidentó asombrosamente sin ser destruido contra el SS Ohio de nuevo, recolectando el carguero una colección de dos Stukas sobre la cubierta. Caída la tarde, 14 Stukas hundieron al carguero británico SS Dorset

El Brisbane Star entrando en el
puerto de La Valetta.
Para el 14 de agosto los supervivientes del Convoy Pedestal fueron amarrando en Malta: eran los cargueros SS Brisbane Star, SS Melbourne Star, SS Port Chalmers y SS Rochester Castle. Únicamente quedó en el mar el petrolero estadounidense SS Ohio, que con dos aviones estrellados y muy dañado con varios impactos de artefactos, navegaba a 3 nudos. Cuando el navío estaba a punto de llegar a Malta a las 10:45 de la mañana del día 15, un Stuka le alcanzó con una bomba, pero milagrosamente siguió navegando. Gracias a los destructores HMS Penn y HMS Bramham, pudo entrar triunfal en La Valetta bajo el vitoreo de todo el mundo. Había sobrevivido a una difícil odisea, además de traer en su cubierta como trofeo dos Stukas, uno alemán y otro italiano, hazaña única en esa guerra. Así finalizó la desastrosa Operación Pedestal.

Balance de la Operación Pedestal
Gran Bretaña con la Operación Pedestal sufrió la mayor derrota naval en la Campaña del Mar Mediterráneo desde que se había iniciado la Segunda Guerra Mundial, sin embargo en los periódicos de Londres fue presentada como una victoria. Un total de 37 barcos aliados se fueron a pique. Entre ellos, el portaaviones HMS Eagle, un destructor y dos cruceros. También quince cargueros hundidos (13 británicos y 2 estadounidenses). Dos portaaviones dañados. Seis cruceros averiados. Tres destructores dañados. Un buque de guerra camuflado dañado. Además de 433 aviones británicos destruidos y 2.300 muertos aproximadamente.

El petrolero SS Ohio entra en el puerto
de la isla de Malta.
Solo llegaron a Malta 5 cargueros dañados (4 británicos y 1 estadounidense). Es decir el 30% de los efectivos, los cuales descargaron 32.000 toneladas de las 91.500 previstas, insuficientes, lo que hacía más desastroso el resultado de la batalla.

Italia y Alemania se hacían una vez más con la victoria en el Mar Mediterráneo. Las pérdidas fueron muy bajas, únicamente los dos submarinos Dagabur y Cobalto resultaron hundidos, además de un crucero. Hubo dos cruceros y un destructor dañados. También 250 aviones derribados y 700 muertos en total.

La situación en el norte de África
Lamentablemente, esta gran victoria aeronaval del Eje no fue aprovechada ya que Hitler y Mussolini cancelaron la Operación Hércules que con seguridad conquistaría la isla de Malta, entre julio y agosto. Consistía en un ataque aeronaval a la isla con lanzamiento de miles de paracaidistas. Rommel quedó librado a su suerte en El-Alamein a pocos kilómetros de Alejandría.

El general Rommel quedó librado a 
su suerte cuando se suspendió la
invasión a Malta en 1942.
A principios de agosto de 1942 Winston Churchill y el general Alan Brooke, jefe británico del Estado Mayor general imperial, visitaron El Cairo, el 3 de agosto, de camino a Moscú para encontrarse con Iósif Stalin. Decidieron reemplazar al general Auchinleck (derrotado por Rommel), designando al teniente general William Gott (hasta entonces comandante del XIII Cuerpo) comandante del VIII Ejército y al general Sir Harold Alexander Comandante en Jefe en el Oriente Medio. Persia e Iraq debían separarse del mando de Oriente Medio y constituirse en un mando separado, y se ofreció a Auchinleck el puesto de Comandante en Jefe (que rechazó). Sin embargo, Gott murió de camino a asumir su mando cuando un Messerschmitt interceptó el avión en que volaba y sus disparos alcanzaron a Gott en el corazón. El teniente general Bernard Montgomery fue designado en su lugar el 7 de agosto. En Egipto, Montgomery toma el mando del ejército el 18 de agosto.

Lugar de la batalla de Alam Halfa, en
agosto de 1942, al sureste de El-Alamein.
Al enterarse Rommel que se canceló la invasión de Malta supo que quedaba librado a su suerte, sin combustible ni armamentos. Hubo un segundo intento de Rommel de bordear o romper la posición británica antes que los ingleses recibieran refuerzos, pero fue rechazado en la batalla de Alam Halfa en agosto, donde los británicos perdieron 68 tanques, 67 aviones y tuvieron 1.750 muertos, heridos o prisioneros.

El 14 de agosto 1942 el averiado Melbourne
Star
arriba a La Valetta, Malta.
El haber suspendido la conquista de Malta derivó en que por culpa de la presencia en esa isla de aviones británicos, con barcos de guerra, se lanzaron a hundir los  convoyes que llevaban suministros al norte de África, fracasando la campaña de Egipto y el Afrika Korps terminaría derrotado en octubre de 1942 en la Segunda Batalla de El-Alamein. 

Malta podía haber sido perfectamente conquistada en 1942 por los ítalo-germanos con pérdidas mínimas y hubieran posibilitado a Rommel llegar hasta el Canal de Suez. Tras victorias constantes sobre los cielos y el mar maltés, cancelar la Operación Hércules fue posiblemente uno de los mayores errores de la Segunda Guerra Mundial.

La guerra en el resto del mundo
El 9 de agosto de 1942 los ingleses arrestan a Mahatma Gandhi, Nehru y otros dirigentes indios. Hay grandes tumultos en India. El 10 de agosto se producen disturbios sangrientos en la India.

Campos petrolíferos del Cáucaso
y el avance alemán julio 1942
a febrero de 1943.
En la Unión Soviética el 13 de agosto, mediante una maniobra envolvente el general Friedrich Wilhelm Ernst Paulus hace prisioneros a unos 100.000 soldados soviéticos. Los alemanes toman los campos petrolíferos Krasnodar el 19 de agosto y Maikop (tomada el 20), en el Cáucaso.

El 15 de agosto se produce la Conferencia de Moscú: Churchill, Stalin y Harriman se reúnen para planear y discutir la apertura del segundo frente contra Alemania y sus aliados.

Mientras tanto, en el mes de agosto de 1942, los submarinos alemanes fueron desplegados en los alrededores del Estrecho de Belle Isle, Canadá, para atacar los convoyes que enviaban los materiales para la construcción de las nuevas bases militares de Estados Unidos en Goose Bay, Labrador, y atacar también a los convoyes que se dirigían de Sydney a Groenlandia.  Destacaron en esas operaciones la dupla del U-517 al mando de Paul Hartwig y el U-165 comandado por el Kapitänleutnant Eberhard Hoffmann que infligieron los más grandes daños a los mercantes durante la campaña en el Golfo de San Lorenzo.

El SS Chatham, hundido por el U-517
el 27 de agosto de 1942.
El 27 de agosto, ambos submarinos realizaron un ataque diurno en pareja, sobre el convoy LN-6 que cubría la ruta Quebec Goose Bay y el SG-6, un convoy estadounidense escoltado que se dirigía de Sydney a Groenlandia. Cuando los dos convoyes ingresaban al Estrecho de Belle Isle, Hartwig torpedeó el transporte de tropas SS Chatham un transporte de tropas con 562 soldados a bordo. Afortunadamente sólo perecieron 13 efectivos del Chatham, pues los demás fueron rescatados por las escoltas.

Foto obtenida de un avión guardacostas
canadiense del submarino U-165.
Al día siguiente, en el Estrecho de Belle Isle, la dupla de submarinos atacó nuevamente al convoy SG-6. El U-165 torpedeó al mercante SS Laramie y el U-517 atacó al SS Arlyn. El Laramie, protegido por las escoltas logró escapar muy maltrecho dirigiéndose a Sydney, pero el SS Arlyn fue alcanzado por dos torpedos y enviado al fondo del mar con 9 tripulantes.

La siguiente presa del U-517 fue el mercante canadiense SS Donald Stewart cargado con gasolina de avión y cemento, procedente de Labrador. La carga de esta nave estaba destinada a las pistas de aterrizaje para la aviación estadounidense, en construcción en Goose Bay.

El mercante SS Arlyn hundido
por dos torpedos del U-517.
El U-517 fue avistado por la corveta HMCS Weyburn que trató de embestirlo, pero con habilidad Thurmann logró sumergirse mientras recibía disparos del cañón de 4" y 2 cargas de profundidad, logrando escapar del acecho de la nave canadiense. Horas después un avión Douglas DB-18 "Digby", apareció en escena tratando de localizar al U-517 y al ver su sombra sobre el fondo marino le lanzó cargas de profundidad, pero estallaron al tocar el agua y le hicieron más daño al avión que al submarino.

El Golfo de San Lorenzo, lugar
donde operaban los submarinos
alemanes U-165 y U-517.
A partir de ese momento la aviación canadiense lanzó todo lo que tenía en la zona para encontrar a los elusivos submarinos. A la cacería se les unieron unidades aéreas de entrenamiento de Greenwood y Debert y de la Escuela de Reconocimiento de Summerside y Charlottetown en la Isla Prince Edward. La búsqueda fue infructuosa para los pilotos canadienses, pues los submarinos protegidos por el mal tiempo, en vez de salir del golfo, subieron aguas arriba del San Lorenzo, hasta el oeste de Point-des-Monts donde la distancia entre riberas es de 50 kms., burlando así a los perseguidores.

El destructor británico HMS Eridge se
hunde el 29 de agosto de 1942.
El 17 de agosto de 1942, la compañía ferroviaria canadiense del Pacífico perdió otro de sus transportes de tropas, el buque Princess Marguerite, en ruta desde Port Said a la Isla de Chipre. Con 1000 soldados a bordo fue torpedeado por el U-83. El destructor británico HMS Hero rescató la mayoría de las tropas pero 55 hombres de la tripulación perecieron. El último buque de la Canadian Pacific Railroad perdido fue el Duchess of York. Era parte de un convoy en ruta a Gran Bretaña y fue bombardeado por bombarderos Focke Wulff cuando el convoy se aproximaba a Gibraltar. En llamas el buque tuvo que ser abandonado y un total de 34 personas a bordo murieron.

Movimientos de los buques en la Batalla de
la Isla de Savo, el 9 de agosto de 1942.
El 29 de agosto de 1942 el destructor HMS Eridge fue torpedeado a corta distancia por una lancha MTSM, versión torpedera de la Motoscafo Turismo Modificato, cerca de El Daba. Murieron seis tripulantes. El HMS Eridge de 1050 toneladas fue remolcado a Alejandría, pero al poco tiempo fue declarado como una "pérdida constructiva total" y desmantelado en 1946.

El Vicealmirante Gunichi Mikawa,
comandante de la 8a. Flota y
vencedor de la Batalla de Savo.
En el océano Pacífico, el 9 de agosto de 1942 los japoneses provocaron un desastre aliado en la batalla de la isla de Savo donde una flota de buques de guerra japoneses que incluían cinco cruceros pesados, dos cruceros livianos y un destructor hundieron a 4 cruceros pesados y averiaron un destructor y dos cruceros aliados.

El comandante de la 8° Flota era el Vicealmirante Gunichi Mikawa que resultó vencedor en la Batalla de la Isla de Savo. Los tres cruceros hundidos eran el crucero USS Astoria que, tras recibir incontables impactos que incendiaron el barco, fue abandonado por los supervivientes y hundido tras volcarse con un total de 246 muertos y 202 heridos que fueron rescatados. El USS Vincennes ordenó abandonar el barco a su tripulación hasta que finalmente el crucero se hundió a las 2:50 horas de la noche, 349 marineros fallecieron en él. El tercero fue el crucero USS Quincy hundido por el crucero nipón Aoba provocándole 370 muertos.

Crucero pesado japonés Aoba de 11.700
toneladas que hundió al crucero Quincy.
También hubo un destructor hundido el 9 de agosto, el USS Jarvis. Fue impactado por un torpedo aéreo mientras escoltaba transportes de tropas durante los desembarcos en Guadalcanal. El torpedo abrió un boquete de 50 pies en su cuarto de calderas. Después de reparaciones de emergencia en Lunga Point el buque inició su navegación para Brisbane, Australia. Con una velocidad de solo ocho nudos fue alcanzado por una flotilla de bombarderos en picada japoneses de la 25 flotilla de Rabaul quienes lo encontraron cerca de Cabo Esperanza. Un impacto de uno de sus torpedos causó que el buque se partiera en dos y en minutos se hundiera, llevándose al fondo a su capitán Lt. Cdr. Graham y su tripulación entera de 247 hombres.

En las aguas de la Isla de Savo, buques
norteamericanos rescatan a los sobrevivientes
del crucero australiano Camberra
hundido el 9 de agosto.
Los australianos perdieron al crucero Camberra dejando un saldo de 1.394 estadounidenses y 85 australianos muertos en la acción y 709 heridos. Muchos de los sobrevivientes cubiertos de sangre y petróleo fueron devorados por los tiburones. Los sobrevivientes del Canberra fueron rescatados por los destructores USS Patterson y USS Blue, quien fue asimismo hundido con la pérdida de todos a bordo más tarde el 23 de agosto. Cuando se enteró del hundimiento, Churchill requirió que el crucero británico HMS Shropshire fuera a reemplazarlo. La victoria japonesa en la Batalla de la Isla de Savo había dejado en muy mala situación a los marines norteamericanos en Guadalcanal. Asustada por la inseguridad de aquellas aguas, la flota aliada abandonó Guadalcanal, dejando a los soldados estadounidenses solos en la isla. Con pocas provisiones, sin aviones y apenas sin combustible.

Foto de la batalla de la Isla de Savo el 9 de
agosto de 1942, donde Japón resultó triunfante.
Las pérdidas japonesas fueron de solo 58 muertos y 70 heridos. La catástrofe en la Isla de Savo fue una desmoralizante derrota para los Aliados y la peor derrota de la Armada Americana.

El 25 de agosto de 1942 los japoneses ocupan Nauru, en las islas Gilbert. Al día siguiente, ocupan la isla de Ocean, al nordeste de las Salomón.

El submarino japonés I-26 que averió
al portaaviones USS Saratoga.
El primer portaaviones de la US Navy puesto fuera de combate fue el USS Saratoga que fue torpedeado el 31 de agosto por el submarino japonés I-26. El portaaviones tuvo que ser reparado durante muchos meses.

El mes de agosto de 1942 termina con la cifra en el océano Atlántico de 106 barcos mercantes aliados hundidos por submarinos, totalizando 544.000 toneladas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario